miércoles, 10 de mayo de 2017

El cielo y tú

Intente mirar por telescopios espaciales
Trazar rutas celestiales
Saber las lunas que tiene Saturno y variar con ellas
Pero me cansé
Me quede exhausta a la vera la mitología
Nuestro amor venusiano acabó en tragedia
Orión no pudo soportar la mordedura de la Luna en Escorpio
y con su cinturón, se ahogó
Hubiera preferido ser como Stephen Hawking y navegar años luz
No rendirme ante los agujeros negros de la vida como Albert Stein
Ponerme el traje espacial de Neil Armstrong y convencer a la luna de que despistará al escorpión que nos amenazaba chocándose las pinzas encima de un risco
No fui capaz
Me cansé
Poco a poco, polvo de estrellas fueron los recuerdos
Cristalitos transfigurados con los que me cortaba las yemas de los dedos
La telita que cubre el corazón
El hueco de la muela de juicio
Ya no quisé mirar más al cielo
Ni pedí deseos a las estrellas fugaces
Si entendí lo trágico del amor imposible
Los destinos inquebrantables
y las heroínas torturadas
Y me fundí con la tragedia griega
haciendo de nuestro amor, una nueva constelación




No hay comentarios:

Publicar un comentario