martes, 13 de diciembre de 2016

En una playa por la noche

En una playa me sujetaste, intenté dejar en tus brazos rodeándome apretados, los infiernos que coleccioné sosegadamente, intenté mirar y entrar dentro de los tuyos coleccionables, atravesar la punta del cuchillo que te desgarró desde muy pequeño. Acordarme de los ojos de tu hermano yonki, palidecer en el rostro de tu madre mora, oscurecerme con el color de la piel de tu hermanastro, ser tan sexi como tus hermanas guiris y tan valiente como tu padre gitano. Intenté que me quisieras como tú eres y casi olvido quién soy.
Sin embargo... soy indomesticada, soberbia y cruel y siempre guardé para mi la palabra dignidad. Soy una persona realista, hija de una madre carnicera, pescadera, hostelera, luchadora. De un padre ausente, un hermano con más huevos que cabeza y un par de hermanas con el odio y el amor como lema de vida. Soy tía y hermana de muchas y no me gustan los escándalos si no son por una causa justa. Tampoco me gusta especialmente el género humano a excepción de las niñas y los niños y siento una tremenda curiosidad por las constelaciones celestiales y terrenales. Me decanto por una vida con encanto y practico el misticismo. Monto saraos y enciendo hogueras si me da por soplar. De los escollos saco fallas y bailo lo que me echen hasta que cierren el antro. No le pongo cara de asco a ningún vicio y entiendo que la adrenalina puede igual que la luna llena. Comprendo enigmas sin materia aparente y extraigo de la materia, sentimientos. La alquimia me gusta tanto como las plantas y llevo la elegancia y la tristeza como baluartes de mi hacer, y la humildad, concentración y belleza como formación continúa. Intento hacer de la hospitalidad una política, y de la sinceridad, un valor. Soy sensible por extrema naturaleza y autodestructiva consecuentemente. Me encantan lxs locxs y todxs mis hermanxs lo están. Soy de manada, acompaño a lxs míxs a potar el dolor cuando lo necesitan, unto ironía si la cosa se pone tensa y si me infectan los riñones o el hígado, me encierro en mi casa a comer sopas e investigar sobre los Anunnakis. Soy una niña con cara de vieja, un corazón de vieja en un cuerpo de treintañera, una bruja sin escoba.
Y tú... Estás demasiado dormido para tomarme en serio


Sanación

Olía otra vez a hembra, estaba recuperándome
Sanándome
Soltando  las culpas tóxicas y dejándome hacer
Llenando mi cabeza y dándome oportunidades
Volviendo a reencarnarme en mi piel
Por primera vez en muchos años, tenía las uñas limpias.




Amor romántico

Todo lo que yo podría hacer a tu lado no es lo mismo que todo lo que podríamos hacer juntxs

domingo, 11 de diciembre de 2016

Las estrellas tienen las respuestas

Estoy mirando a las estrellas
Atraída por la gravedad del destino
Contando con los dedos lo palpitante de sus brillos
Y no me salen las cuentas
Nadie me enseñó a contar el infinito de la luz
Ni a vertebrar el giro de planetas y sus lunas
Ni a plantar pimientos en Marte
Me enseñaron a decir si cuando quiero decir no
A estarme quieta cuando quiero moverme
A sentarme cuando quiero estar de pie
A dar un beso cuando quiero escupir
A arrastrarme cuando quiero volar
Nunca nadie me presentó formalmente a las estrellas
Tuve que acudir a lo ancestral para resolver una ecuación vital de vital importancia
Pasé días enteros en google, rebusqué en libros y planisferios, inventé cúpulas geodésicas y puntos estratégicos de visión nocturna
Investigué en mitos y leyendas, estudié arquetipos y cartas del tarot, creí  en la existencia de Pandora y confundí a Prometeo contigo
Entonces... Me di cuenta que estaba perdiendo el hilo de las cosas
Que Ariadna no ayudó a Teseo a salir del laberinto y Teseo se transformó en Minotauro y el Ave Fenix, aunque resucitó, padeció todas sus vidas posteriores quemaduras de primer grado

"El cielo está desestrellado, quién lo estrellará, el estrellador que lo estrellee, mi lealtad siempre tendrá."

Penélope

La belleza corre y carga con el infinito de la existencia
Es la ternura su más fiel compañera
Y en el umbral del dolor, cumbre borrascosa si te decides a mirarla a la cara
No puedes olvidar a lo que sabe la verdad
Eso es lo que te está matando
Y es su impotencia
Y lo sabes
Porque es miedo y lo has sentido tantas veces que ya forma parte de ti
Te cortas las uñas pero siempre vuelven a crecer
El miedo en tu pecho
Como tu cuello de cisne quebrado; cuello hasta el cielo se enreda con tanta estrella
Constelaciones de fracasos teje la Penélope de Buero; la espera no supone ilusión sino soledad y tristeza
Destejer los recuerdos por el día, y a la noche, mezclarlos y confundirlos con amor
¿Podrá la guerra con la emoción y el héroe con lo intelectual?
La rueca sigue girando y sus colores se transforman en arcoiris efímeros
Vendrán las tormentas de los Dioses enfadados a descargar sobre nosotrxs el precio de una fantasía demasiado mitológica
El oráculo marca la rueda de la fortuna: sola en la incertidumbre encontrarás la respuesta que da el sentido.
Vuelve el miedo
El para qué
EL hasta cuándo
El seré capaz
EL por qué
La rueca sigue girando impulsada por un destino
La mano de Atenea intenta enhebrar las briznas del pasado y se pincha continuamente, las gotitas de sangre salpican el sudario del presente
-La letra con sangre entra- se escuchaba decir en las cocinas del palacio mientras que Penélope, cada más sola y frustrada, devaluaba el sentido de la vida.
¿Y la belleza?




jueves, 8 de diciembre de 2016

Resistir

Miedo alojado en el riñón e ira en el hígado.
No habrá suficientes tóxicos para calmar nuestra ansiedad
No hay palabras exactas y me agobio, el tiempo es elástico, el tiempo devora la alegría y la tristeza. Hay que aguantar me dices, yo vomito mientras tanto en la alfombra morada llena de ácaros de mi cuarto, rodeada por fauna infecciosa y plantas purificantes, las noches que jamás pasaremos.

Todo lo que no śé

Sé cómo son de calientes los volcanes de la pulsión y de salvajes las mareas vivas con la luna llena, como la sal escuece en las cicatrices vitales, la pinocha se hinca cuando vas descalza por la vida y las piedras del camino, amoratan el paso si no prestas cuidada atención y sin embargo... no conozco cómo parar el sentido de las agujas del reloj.