sábado, 26 de noviembre de 2016

Nana

Despierta niña, los avatares defienden desiertos
¿No ves cuántos buitres emigran?
Ata a la vaca de Rómulo y Remo y déjala a otrxs, has de marchar a la tierra de la Diosa Itsar
A surcar las arenas de la sagrada lucha
A sanar confines de horizontes de basura electrónica
No pienses en tus sábanas, ahora te cubre el cielo de Mayo
Portadora de mensajes, engrasa tus alas oxidadas y da sentido a la palabra resilencia
Es en ti donde reside la fuerza, es la potencia contenida la que pide su espacio, es el verbo que quiere ser carne, piel, uñas, saliva. Es el huracán en tu pecho que ha estallado, es la lava de tu sangre que limpia la de otrxs, es haber buscado mucho y hallar la piedra de cuarzo
Es ponte en pie y saluda el día
Confía en las demás y organiza la vida, eres la pura política de lo sensual con-sentido y sabes cómo se hace
Necesitas ayuda, amor, respeto, guía, calma, otras manos y otros cabellos, otros ojos que no se pierdan, una oreja ancha y larga, una curiosidad infantil más cercana a la magia que a la razón, un instinto de loba y manada, de perra y jauría, de crisálida y mariposa.
Los cantos de ancestros y ancestras están avisando del correr de los tiempos;  debajo de las faldas de las montañas se escucha el eco del mundo consumido. Salvia y pájaros van de árbol a árbol susurrando la melodía de lo contemporáneo y el viento se arremolina en las esquinas de ciudades asalvajadas
Droga, sexo, adicciónes y egos vagan y divagan totalmente perdidos a la luz de farolas apedreadas
Ausencias prolongadas de toxicidad crónica, se deslizan en las sombras de cajeros
Vuelta y media de giro mental, en los bancos de parques una noche de invierno
Una verborrea apática y otro coche de la policía
Allí tendrás que estar, con ello tendrás que convivir, sin perder un átomo de sensibilidad, sin perder una gota de pureza, sin perder un tiento de tu esperanza.
Confía: no todo está echo: Quedamos lxs niñxs



No hay comentarios:

Publicar un comentario