martes, 14 de junio de 2016

Porompompero

Stone age en tiempos de cambio climático
Tu cuello a la Nerfertiti y los dedos se deslizan
El tacto se cristaliza para romperse segundos después y desgarrar la yema de esos dedos que segundos antes, habías deseado meterme
Plantas cubren de belleza lo putrefacto de la familia y te da por nadar contracorriente
Hablar sale demasiado caro para practicarlo con tranquilidad
Y bailar poronpompero, la solución
Ya estás en bata de casa, te has quitado los zapatos y lo único que te queda es comprender, y te duele la cabeza y el corazón, y se te seca la boca, se te cae el moco con sangre, se te pasa el arroz delante de las narices. Se quema el recuerdo porque nada es como era; las tostadas irrecuperables y sin embargo... bailas, bailas como si sólo tú pudieras sentir las estrellas, con el firmamento cobijado en el pecho y los acordes de la guitarra, gotas de agua y sal por tu cuerpo. El palo de lluvia es el mar que riega tus ojos, y en el centro de ellos, claveles y desencantos.

¿Por qué nos pides tanto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario