domingo, 5 de junio de 2016

Cuando el tú desaparece

El mundo se va al carajo
En la sala de urgencias ya no cabe nadie más
No hay vacuna para tanto mal
Barcas entre atardeceres tan bellos que duele pensar que tal adjetivo exista
Hay tanto cadáver alrededor que las mantas sobran
Tenemos el alma congelada, los ojos secos, el corazón plastificado
Cargamos la cruz del desconsuelo con una sonrisa de pintalabios Loreal y sonreímos en fiestas de canapés y gin tonics mientras otrxs, entre zarzas fronterizas, cuentan tiros, violaciones y estrellas
Somos tan parte de esas barcas que nos ahogamos con ellxs y ni siquiera nos damos cuenta
Dime tú, capitalismo de ser y estar ¿Cómo puedo mirarme al espejo y no querer matarme?


No hay comentarios:

Publicar un comentario