martes, 14 de junio de 2016

Porompompero

Stone age en tiempos de cambio climático
Tu cuello a la Nerfertiti y los dedos se deslizan
El tacto se cristaliza para romperse segundos después y desgarrar la yema de esos dedos que segundos antes, habías deseado meterme
Plantas cubren de belleza lo putrefacto de la familia y te da por nadar contracorriente
Hablar sale demasiado caro para practicarlo con tranquilidad
Y bailar poronpompero, la solución
Ya estás en bata de casa, te has quitado los zapatos y lo único que te queda es comprender, y te duele la cabeza y el corazón, y se te seca la boca, se te cae el moco con sangre, se te pasa el arroz delante de las narices. Se quema el recuerdo porque nada es como era; las tostadas irrecuperables y sin embargo... bailas, bailas como si sólo tú pudieras sentir las estrellas, con el firmamento cobijado en el pecho y los acordes de la guitarra, gotas de agua y sal por tu cuerpo. El palo de lluvia es el mar que riega tus ojos, y en el centro de ellos, claveles y desencantos.

¿Por qué nos pides tanto?

domingo, 5 de junio de 2016

A golpes de abanico

Nunca volveré
En el momento que me fui, dejó de ser una posibilidad
Un abanico es experto en cambiar los aires
La decepción lo agita voluptuosamente
A ninguno
Desaparecí en el momento que no supisteis por donde os daba el aire

 

Extremo-duro

Te crees que podrás anular el círculo anular que nos colocamos colocados de amor, drogas, sol y luna en el paraíso, y creído en tu prepotencia, mirarás al cielo y esa estrellita pequeñita y firme empezará a tiritar.

Patrones repetitivos

La obsesión es el big-bang de un amor frustrado

Mancha opaca

Tienes todo y de repente... nada: agujero negro
Tu cuerpo no sabe vivir sin caricias
¿Entiendes ahora un poco mejor a tu madre?
Te culpas de no querer la infancia
De no amar el plato de sopa y letras que tu sobrino egoísta de 12 años pone ante ti: Tu egoísmo frente al suyo y las paredes de tu alma desconchadas
¿Crees que habrá atardecer tan cálido cómo para iluminar tu oscuridad?
Tírate al pozo sin fondo y conviértete por fin en esa mancha opaca que tanto anhelas y por favor... no te amargues más, los alcauciles están muy buenos y tiernos si son pequeños pero además de pinchar, tienen el tallo demasiado amargo

Cuando el tú desaparece

El mundo se va al carajo
En la sala de urgencias ya no cabe nadie más
No hay vacuna para tanto mal
Barcas entre atardeceres tan bellos que duele pensar que tal adjetivo exista
Hay tanto cadáver alrededor que las mantas sobran
Tenemos el alma congelada, los ojos secos, el corazón plastificado
Cargamos la cruz del desconsuelo con una sonrisa de pintalabios Loreal y sonreímos en fiestas de canapés y gin tonics mientras otrxs, entre zarzas fronterizas, cuentan tiros, violaciones y estrellas
Somos tan parte de esas barcas que nos ahogamos con ellxs y ni siquiera nos damos cuenta
Dime tú, capitalismo de ser y estar ¿Cómo puedo mirarme al espejo y no querer matarme?