domingo, 27 de marzo de 2016

Se convirtió en estatua

Pecado mortal el soñar con el amar
Pecado carnal el querer saciar
Pecado existencial mostrar la única necesidad vital
Agazapadas las dudas detrás de la celosía del convento
La penitencia es no tener piedad; Piedra por fuera y por dentro; Impertérrita frente al sagrario de vidas ajenas y propias
El agua bendita no limpiará el polvo del tiempo en tu piel
No quieres volver a pecar porque no quieres:
Volverte a enamorar
Volverte a dar
Volverte a sincerar
Volver a pecar
Y así... De mármol y cincel tu calvario

No hay comentarios:

Publicar un comentario