domingo, 29 de noviembre de 2015

La máscara

Mis raíces son aéreas y los nenúfares rozan la cintura
Es jugosa cómo la flor se abre ante lo que mañana se cerrará
Cómo descubres en el último momento y la máscara se despega de la cara
Hay a quién se le queda pegada y pasa su trayecto a desconchones cada vez más patéticos.
Al menos tienes de sobra
Dispones de todas las veces que necesites
Serás capaz de quitártela cada vez que sea necesario
Otras personas te ayudarán en su despegue
Sentirás sus dedos hundiéndose en tus pómulos y la caricia de su mano retirándote el cabello te parecerá lo único a tener en cuenta.
Mirarás sus ojos y los tuyos se llenarán de lágrimas...


Que pena que lo limpio dure tan poco
Que se pise tan rápido el fregado, eso pensarás cuando poco a poco, te vuelvas a poner esa máscara que no te deja respirar, ni hablar, que solo te permite gemir y gemir, tragar sin digerir las miserias humanas, las conversaciones banales, la ausencia de honestidad y las puestas en escena.
Querrás abdicar de la humanidad
Ladrar, aullar, arañar, correr y hacerte bicho bola
Dejarás de hablar
Te acusarán de aislamiento
Extrañeza
Locura
Intentarán recluirte, domesticarte, ignorarte y acobardarte. Hacerte inútil, fácil, previsible, controlable. Te marcarán como a los cerdos
Y la máscara, que en un principio sólo era un escondite, se convertirá en tu primera piel perdiendo para siempre las raíces y nenúfares que rozan tu cintura



lunes, 23 de noviembre de 2015

Meterme la mano

Metes las manos en el coño sin darte cuenta que en el coño tengo el sexto sentido.
Si lo sabes: antes... después... Nunca durante. Cuando tengas tus manos en mi coño quiero que sepas que puedo tragarte con una contracción.
Cuando metas tus dedos y te humedezcas con lo que segrego, quiero que seas consciente de que como pares el río, habrá inundaciones y no cesarán hasta haberse desahogado destruyendo tras de si a todo aquello que no pudo, supo o quiso dejarse llevar.
Las aguas están movidas, se acerca la luna llena y el coño que tanto quieres, está a punto de desbordarse. Además, no para de llover.
Prepárate porque tengo curvas y esta vez no pienso tener clemencia.



La vida es demasiado puta para darse por vencida

Cerramos las ventanas a cal y bronca y hoy no hay tanque que las derribe.
Eclosiones de sentimientos y es que la impaciencia no pudo dar pie a la templanza; las jarras se rompieron y las emociones están desperdigadas por el suelo.
El barro pudo más que la marea, pusimos demasiada tierra y piedras de por medio y hoy vivimos en un lodazal.
Lo dicho dejó ese poso de mesas con las patas bocarriba y estanterías inclinadas. El Cristo ya no cuelga de la pared y el rosario de flores secas fue robado sin miramiento.
En el colegio ya no quedan niños, decidieron marchar con Luci más allá de nuestra ilusión, tampoco el viento se quedó, si la rabia, la frialdad, el desorden, la desidía y la indiferencia, que hoy, muy amablemente, esperan en la que nunca fue nuestra cama, a que decida mandarlo todo al carajo y descansar en paz
Sin embargo... los acordes de una guitarra interpretando a BOb Marley llegan desde la habitación contigua; la vida es demasiado puta para darse por vencida.

lunes, 16 de noviembre de 2015

NO se dejaron cortar las alas

Cuando la fortaleza abandona el nido de la seguridad y se lanza en emigración al País de Nunca Jamás, las golondrinas velan su partida en la copa de los árboles centenarios
Protegiendo las montañas el transitar de las nuevas almas en vuelo, animan la acción del ascenso a lo imposible
La muerte acecha al final del camino: La última parada de la utopía se esconde después de las nubes.
Y los pájaros que aún nacidos con este saber, vuelan al País de Nunca Jamás, es que... no se dejaron cortar las alas.

Dar, recibir, bendecir.

Si tú me das, es porque tú te dejas, si tú te dejas y yo me dejo lo que nos damos, hace que toda la parafernalia valga la pena

La esencia de una estación de autobuses

Otra vez se perdieron los ceniceros
como tú decías, somos como cenizas:
o se nos puede soplar o se nos puede abonar
Soplaron los vientos del sur y otra vez el levante en nuestro corazón
Hay dolor hermano, algo hicimos mal en otras dimensiones
Y ese secreto, hace acercarnos donde destrozar y trocear la madera que arrancamos de los árboles este verano se convierte en un:
K Arda Todo
Causa natural que quedásemos tirados en el suelo de una estación de autobuses y que a  los gritos los barriera la frialdad.
Consecuencia lógica por haber quemado todos los cartuchos de la consideración y el respeto
Dinamita que sabíamos certera y potente: alquimia existencial llevada a lo sexual
Tanta fusión... que la cama es tan inalcanzable como Venus y la luna, tan distante y melancólica como la enfermedad, se mueve por las sombras de nuestros deseos.
Y entre medias de todo: La Droga.



jueves, 12 de noviembre de 2015

El destino

Pumpumpum, droga y amor llaman a la puerta. Van de la mano, no tienen miedo a perder, lo han perdido todo; una vela que arda el dolor y empecemos la función. Risas y llantos, en la cama nos beberemos nuestros flujos y la saliva se deslizará de tu boca a la mía, de tu coño a mi boca y de tu boca a mi polla. Rozaremos las heridas de nuestros brazos, atascaremos la respiración y la puerta. No saldremos de aquí más que para buscar más. Volveremos rápido a enrollarnos, mataremos al tiempo y al miedo entre nuestras piernas. Te hundiré tan profundo, que no podremos aburrirnos jamás. Moriremos antes.
Me deslizaré por tu pasado haciéndotelo olvidar, sofocándote en un presente e incinerando cualquier duda de futuro. Te haré al ahora y te sujetaré para que no te bajes de él. Porque te quiero plena y desorbitada y te voy a joder de tal forma, que no te quedará más escapatoria que gemir y pedir más.

Conversación a tres o a cientos.

Dijo el cuerpo: Esto es inaguantable
Dijo el espíritu: Esto es inaguantable
Dijo el destino: Esto es lo que os toca.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Amantes

Reos del sufrir, caminan en el tránsito de un destino escrito en su contra
Pensando encontrarse al filo del barranco, no perciben la plena caída del momento y siguen llamándose a gritos, intentando cogerse las manos sin sentir que cada vez están más distantes y que ya los buitres, vuelan sobre la tierra que los acogerá.
Ley de gravedad: luchar contra ella es tarea sólo de conscientes.
 

domingo, 1 de noviembre de 2015

Una Más

Escribir, existir,reproducir, marchar; otra vez volver a empezar.
Construir castillos en los que reinar para luego abdicar
Apóstata de lo conseguido, busco más
Siempre más...
Soy insaciable
Incombustible
No tengo suelas en los pies ni guantes en las manos
No soporto los calcetines que arrugan mis ideas
Ni los camisones que escoden mi lujuria
No quiero un para después, ni un tiempo pasado fue mejor
Deseo un presente creativo y bestia
No soy una animal de compañía, ni una muñeca de porcelana, ni un balón al que patear.
Soy una rata con las uñas sucias y la calle en las patas.
Con los dientes marrones y el pelo encrespado
Con el paso ágil y la intuición alerta
Sobrevivo a pesar de todo y de todxs, en los subterfugios de los condicionantes, del tiempo y la máscara, y lo hago con una elegancia cada vez más real y consecuente.
Ya no me remuevo en las sillas
Ni me tiembla el pulso
Ni tartamudeo o utilizo coletillas patéticas
Ahora puedo acariciarme el rostro y sentir belleza
Limar cada una de las asperezas que la desconfianza y desilusión levantaron en mi cara
No me asustan mis arrugas palpables, ni mis ojos hinchados, ni la fuerza de gravedad y su caída al vacío, esta vez no, y es que...
Estoy empezando a quererme tal y como soy
Que no es más... que una Más.