martes, 13 de octubre de 2015

Seres de alforjas rotas

Un nuevo folio en blanco detrás de los surcos de pieles de papiro.
Millares de enigmas se esconden en las arrugas de espaldas cargadas.
Las bolsas de plástico azul convertidas en alforjas rotas.
Sin un vaso de vino, sin un poco de polvo, sin algo que condimente la sustancia del vivir, estas pieles, libros de experiencias inverosímiles, canciones prohibidas, noches sin luna, días con demasiado sol, no encuentran la quietud que el mar, enfrente de ellos, les ruge despiadadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario