sábado, 17 de octubre de 2015

Gasolina y cerillas

Perdona si hoy no te pillo la palabra
Puede ser que tampoco te coja
Hoy no estoy más que para quién clava los nudillos en mi puerta y la abre sin pedir permiso
Y es que estoy profunda
Y es que llevo una semana profunda
Y es que no pillo palabras sino metáforas y no abro puertas más que por la fuerza.
Estoy confundida, muy confusa; me falta paciencia.
Endulzo las noches con elixir de gasolina y cerillas.
Y perdona, hoy me queman hasta las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario