miércoles, 21 de octubre de 2015

Entretrés.

¿No crees que es demasiado daño para tan poco tiempo?
¿Qué está siendo demasiado chocante?
Tú no eres yo, y yo no soy tú y nos creemos todo lo contrario
La distancia no ayudará
Es el tiempo y la casualidad
Estoy deseando que llegue esa casualidad que pinte la existencia de un pastel imposible y suene la melodía del tiempo como aquel viejo tocadiscos que me ponías cuando desayunábamos juntos.
Pero ya hace tiempo de la vendimia, nos hemos bebido la uvas de la ira, comido el queso de las ratas y ahora, tenemos una resaca espantosa.
Y yo me tiro por cualquier rincón
Y me levanta cualquier persona y tú mientras tanto, tirado en el suelo de tu salón, piensas que la vida es una mierda.
Eso nos une, lo sabes, y me huyes, porque realmente, tú soy yo y yo soy tú, y volvemos a la espiral del principio, y mirarnos de frente es vernos sin contemplaciones y eso, pues es muy chocante y hace mucho daño.
Sólo el tiempo y la casualidad tienen la respuesta.
Los tres lo sabemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario