miércoles, 11 de febrero de 2015

Poetas, de potas.

Para escribir poesía no hay que estar triste, ni nostálgico, ni preso de la más insoportable angustia ni del embelesamiento amoroso más empalagoso...
Para ser poeta lo único que se tiene que ser es irreverente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario