jueves, 19 de febrero de 2015

Lo único que nos queda

Todo ha pasado y tras un abrazo, el espíritu se serenó.
Toca barrer los recuerdos y convertirlos en tesoro.
Lo que la vida te ha enseñado hoy, casi nadie tiene la suerte de aprenderlo nunca.
El peor día de tu vida es el mejor de tu madurez,
y la vida son dos días, uno de ciego y otro de tener que ver,
hoy te tocó ver y lo que has visto, mañana no lo podrás olvidar,
porque eres grande y tienes una estrella que no te la crees ni tú.
Es hora de que te la empieces a creer.
La suerte está de tu parte, y esta vez, sólo te queda la fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario