jueves, 19 de febrero de 2015

Duro

La luz vibrante del sol que hoy habla de la oscuridad de una noche de colores.
Tu ibas como siempre, a lo loco, a gustiko, sin darte mucha cuenta de que la vida tiene la tremenda capacidad de girar sobre si misma a la velocidad de la luz y 360º dejándote con el culo al aire y un amigo menos en tan sólo una décima certera de segundo, pero tú ibas a 1000... Siempre te han gustado las carreras veloces contra el mundo. Eres un Kamikaze.
¿Qué soy?  ¿Un cabrón hijo de puta o un hijo de puta buena gente? Eres un hijo de puta buena gente que por no fijarse por dónde va se convierte en un cabrón hijo de puta.
Ahora toca limpiar la mierda de las juntas con un cepillo de dientes y darte cuenta de quién eres.




No hay comentarios:

Publicar un comentario