lunes, 23 de febrero de 2015

Bicho bola

Me hago bicho bola y ruedo por las calles encharcadas
EL aguita está sucia pero yo siempre quise ser una escarabaja
También quise ser luciérnaga y vaya si lo conseguí, lo que pasa es que las luciérnagas son más descaradas, brillan mucho, las escarabajas me dan una gran ventaja, como son tan oscuritas, pasan muy desapercibidas.
He de reconocer que me confundí, que me hice luciérnaga sin quererlo y que la mutación a escarabaja está siendo muy dura. Aún así, soy una crisálida muy fuerte que no teme quitarse plomillos y desaparecer en la inmensidad oscura del mundo.
Es algo así como si fuera un ángel invisible que acumula la mierda de los demás y con ella, crea vida.
Algo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario