miércoles, 5 de noviembre de 2014

Entendido: Cambio y corto.

Yo nunca te podré olvidar.
Ni a ti, ni a cualquiera que me haya metido los dedos tan profundo como para agujerear mi corazón.
Ya no recuerdo tu olor, bueno, ahora que lo pienso, algo recuerdo,
pero mi cuarto, que ya no es rojo sino blanco, que ya no rinde homenaje al caos, ni a nada que me distorsione y me convierta en una sonámbula de alternes sin alternativas, no desea que tú estés aquí.
Ahora sé con qué estoy a gusto y soy feliz y tranquila, y por mucho que me haya dolido, por mucho que jamás logre limpiar de mi alma la frustración, y por mucho que ahora me cueste, entiendo que hay personas con las que la única relación que puedes tener es platónica.

Y que hay otras... que se merecen tu vida entera.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario