viernes, 7 de noviembre de 2014

En otra vida

Los agujeros negros de los ojos apagados por el desastre de la desidia.
Y esas manos que ya no agarran ningún sueño...
Sentados en un escalón sin ver pasar ni siquiera sus sombras.
Pidiendo aquellos céntimos de esperanza que ellxs mismxs rechazaron por una cuchara de plata.
Con una lata de cerveza bebiendo el tiempo hasta la siguiente toma.
Un día tras otro, una noche tras otra, arropadxs bajo la manta de la suciedad y el ansía, los escucho gemir debajo de mi balcón, y pienso que en otra vida, yo fui una de ellxs.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario