martes, 23 de septiembre de 2014

Y te deseo, porque deseo lo bello.

Si no te hubiera conocido, estoy segura, sería peor persona.
Tú me enseñas lo que es la ternura.
Eso que a mi tanto me cuesta dar.
Me muestras que la calma es un placer
Que la comprensión y la escucha, es un arte que sólo unos cuantos elegidos pueden practicar.
Si no te hubiera conocido, me habría reído la mitad de lo que lo he hecho.
Eres como las plantas que amparan mi ser.
Que me tranquilizan cuando todo ha perdido cualquier color.
Y eso, siendo sinestésica, es como decir que eres un salvador.



No hay comentarios:

Publicar un comentario