lunes, 15 de septiembre de 2014

Mentes maravillosas

La mente es la más frágil de las joyas.
El diamante que con una sola mirada se puede romper.
Veo a mi alrededor como mentes maravillosas acaban eclipsadas por la oscuridad y el sol que las iluminaba, se pierde entre nubes de fantasía.
Como la intuición tan necesaria, acaba siendo un completo estorbo y como aquello que mantenía la chispa en el corazón, quema toda esperanza.
En un mes, dos personas que me llaman hermana, me vienen con ojos desorbitados pidiendo una ayuda que sólo ellos pueden darse.
Sin embargo, mis abrazos están para sus miedos, y mis manos, para arreglar su pelo.
Ahora entiendo que no hay que entender.



No hay comentarios:

Publicar un comentario