domingo, 14 de septiembre de 2014

A veces

A veces solo queda agradecer.
A veces sólo queda hacer.
Especialmente ahora que el miedo es el único mandamiento y la soledad y el ego, confluyen en pasarelas absurdas de tecnología y vicio.
A veces solo queda ir al río
Lavarte allí
Cagar allí
Limpiarte en su correr
Mirar al cielo
Descubrir tus raíces en las nubes
Suspirar al diente de león y desear seguir caminando.
A veces sueño feo y necesito de brujas que me curen con sus conjuros.
A veces, conjugar el mundo, la realidad y mis sentimientos, se me hace tan complicado, que solo con un abrazo soy capaz de levantarme.
A veces el amor se vuelve una  palabra tan grande, tan ajena, tan abstracta, que creo que jamás he sabido lo que es.
A veces, me pierdo en mi misma y sólo con tus ojos soy capaz de reencontrar mi camino.


No hay comentarios:

Publicar un comentario