lunes, 29 de septiembre de 2014

Vosotros y yo.

Siempre tendrás esa atracción, y yo, siempre seré esa rata con complejo de pájara que nunca acierta con los pronombres personales.
 

El tacto a lo sensible

Sobran las palabras
 

...

Sigo al otro lado
Todavía me quedan cartuchos
Veo cohetes y sé que guardo la mecha que los puede detonar.
Sé que a lo largo del tiempo, los reventaré todos y llenaré de fuego los mares de plástico.
También, que por pequeña que sea, será lo más grande que haré.
 

martes, 23 de septiembre de 2014

Y te deseo, porque deseo lo bello.

Si no te hubiera conocido, estoy segura, sería peor persona.
Tú me enseñas lo que es la ternura.
Eso que a mi tanto me cuesta dar.
Me muestras que la calma es un placer
Que la comprensión y la escucha, es un arte que sólo unos cuantos elegidos pueden practicar.
Si no te hubiera conocido, me habría reído la mitad de lo que lo he hecho.
Eres como las plantas que amparan mi ser.
Que me tranquilizan cuando todo ha perdido cualquier color.
Y eso, siendo sinestésica, es como decir que eres un salvador.



lunes, 22 de septiembre de 2014

Contagio: te amaré siempre

Contagio los efectos palpables de la locura.
Del desfase
Del cansancio
De las botellas vacías al lado de una manta en el suelo.
Los convierto en verrugas sexuales y ensayos sobre la libertad, el deseo, el amor, lo cotidiano y las utopías, y casi sin creerme, y sin tener ganas de hacerlo, me convenzo a mi misma sobre lo que sólo sabré cuando se apague la luz.


La foto es lo más importante

Nos llaman del El País, un periodista de ramalazo considerable quiere hacernos una entrevista.
Para un suplemento de moda.
- Lo más importante es la fotografía.-
Nos tenemos que poner trapos de marca y hablar de nuestro trabajo de Esnobs.
Hablar de transformación social disfrazadas de Louise Vuitton, maquilladas a lo Presley y peinadas como Cayetana Saenz de Santa María.
La tirada del suplemento será local y regional. Bizkaia nos conocerá como las Hipster de la semana.
 Y qué puedo decir... que yo no hago moda sino cultura con minúsculas, que me compro la ropa en Emaus y que estoy harta de tanto espectáculo estúpido.
No soy una mona vestida de seda a disposición de cuatro emperadores y un circo de anorexia, botox y flashes disparando.
Me la pelan las últimas tendencias: en trapos manchados de sangre,  en maquillaje de animales muertos, en cabellos Pantene-antiedad.
Defenderé la poca dignidad que me queda.
Quiero seguir siendo disidente: de verso, pensamiento y acción. Y esto, ya es lo único que me queda.





jueves, 18 de septiembre de 2014

Plantas y vida

Voy a regar las plantas a ver si cuidando de la vida, consigo sentir qué carajo es.

Naces, te matan y renaces

Empiezan los acordes de tu existencia y con la primera bocanada de aire, largas a llorar.
Qué jodido es venir a este puto mundo.
Lo he intentado.
He querido ser políticamente correcta, formal, pero cuando entendía que para esto tenía que meterme en formol y petarme las tetas de plástico, pues pasé del tema y de todo.
Ahora, aunque cansada y con la cara algo deshecha y llena de marcas, con el alma llena de costras e infecciones, he conseguido no querer ser más que un soplo de viento que a la deriva, no tiene miedo ni de morir, ni de seguir viviendo.

Nunca quise ser poeta

Estoy hasta el coño de escribir, por qué me tocó ser poeta y no cantante.
Los cantes alegran el alma mientras que los poemas, ahondan en las miserias.
Las canciones liberan la garganta, estos escritos, me la cierran.
Tampoco me gustaría ser cantautora.
Me lo pasaría mucho mejor siendo cantante de reggaeton.
Dale más que quiero mover el culo hasta caerme de placer.
Dame más.
O bailarina y mover las caderas y las tetas hasta saciar mis ganas de venganza.
Dame más.
Pero que va, soy poeta, y además una poeta que sin reconocimiento ni futuro, dedica su vida a plasmar incoherencias de existencia.
Qué aburrimiento.
¡Por qué no me tocó ser cantante de heavy y agitar la cabeza hasta perderla!
Qué va, poeta, una poeta que se desarregla con el otoño, que engorda con las penas ajenas, que siente la violencia como propia y que sólo sabe llorar cuando no queda más que los restos de lo que pudo haber sido y nunca fue.
Yo no sé cómo son lxs poetas, lo que si intuyo es que tienen más días grises que aceitunas un olivo.
Y es que, las alegrías se cantan y los poemas, pues se sufren.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Contradicciones

Quisiera escribir con rabia como lo hacía antes.
Pero yo no soy la que era ni la que seré.
Sigo percibiendo el mundo como una ruleta rusa pero me he cansado de sostener la pistola.
Esta vez, cargo flores de orquídeas y mareas vivas.
No es tan fácil transcender de la ira y convertirte en una comeflores.
-Hazte la cresta otra vez prima- Lo haré, pero no utilizaré gomina sino jabón de lagarto y no me raparé al cero sin saber muy bien lo que hago.
La luna llena sigue a la vera de mi destino, arropada bajo el deseo pero esta vez, soy yo la que dirige las estrellas fugaces. He entendido que jamás podré explicar con el lenguaje de los humanos lo que mi animalidad me dice. Y que además, no hay frustración sino el alivio de no tener que dar más explicaciones a lo que de por si no se explica sino que se siente.
A pesar, de que en este mismo instante, eso es precisamente lo que intento hacer.

Mentes maravillosas

La mente es la más frágil de las joyas.
El diamante que con una sola mirada se puede romper.
Veo a mi alrededor como mentes maravillosas acaban eclipsadas por la oscuridad y el sol que las iluminaba, se pierde entre nubes de fantasía.
Como la intuición tan necesaria, acaba siendo un completo estorbo y como aquello que mantenía la chispa en el corazón, quema toda esperanza.
En un mes, dos personas que me llaman hermana, me vienen con ojos desorbitados pidiendo una ayuda que sólo ellos pueden darse.
Sin embargo, mis abrazos están para sus miedos, y mis manos, para arreglar su pelo.
Ahora entiendo que no hay que entender.



domingo, 14 de septiembre de 2014

De piratas y princesas.

Tú sueñas que nos encontramos un fardo y yo, que matas a tus padres.
Los dos soñamos que nos besamos.
Yo sueño que me huele el aliento a cebolla y tú, que vienen los maderos.
Los dos soñamos con la cárcel.
Tú sueñas que estamos en un chiringuito y yo, en una casa entre los olivos
Los dos soñamos con la misma luna llena.
Tú sueñas con el viento de levante y yo, con la lluvia del Norte.
Los dos soñamos que nos volvemos locos.
Y... nos despertamos... Tú en un mar y yo, en otro, y los dos... echando de menos un sueño.



Tengo/No tengo

Tengo el pelo largo, un espejo que abomba la figura y platonismos varios.
Por otro lado, no tengo ni casa, ni perro, ni coche ni intenciones de tenerlos.
Del pelo y el espejo puedo pasar... Ahora lo de los platonismos... de eso si que no:
¡Hasta la Utopía siempre!

A veces

A veces solo queda agradecer.
A veces sólo queda hacer.
Especialmente ahora que el miedo es el único mandamiento y la soledad y el ego, confluyen en pasarelas absurdas de tecnología y vicio.
A veces solo queda ir al río
Lavarte allí
Cagar allí
Limpiarte en su correr
Mirar al cielo
Descubrir tus raíces en las nubes
Suspirar al diente de león y desear seguir caminando.
A veces sueño feo y necesito de brujas que me curen con sus conjuros.
A veces, conjugar el mundo, la realidad y mis sentimientos, se me hace tan complicado, que solo con un abrazo soy capaz de levantarme.
A veces el amor se vuelve una  palabra tan grande, tan ajena, tan abstracta, que creo que jamás he sabido lo que es.
A veces, me pierdo en mi misma y sólo con tus ojos soy capaz de reencontrar mi camino.


jueves, 11 de septiembre de 2014

Cuando te queda otra pero te destruye

Una chica con ojos como platos del color de la paz, me ha dicho que me enseñará las técnicas para convertir mi experiencia vital en bálsamo de tigre y así solucionar mis graves problemas de espalda y cuello.
Vale.
Acepto.
Apostaré  y dejaré que la chica con los ojos de la paz, me unte con su sabiduría.

Decisión

Puedo escribir lo que quiera pero decidir... eso se me escapa
Si hubiera sido maga, quién sabe.. Quizá convirtiera los bosques despeluchados en montes de árboles centenarios, la selva en amante de la humanidad
Me dicen, otra vez, que salga de la oscuridad
Lo sé, esta vez...
Estoy muy oscura
Visto de negro
No puedo mover el cuello
El brazo derecho no obedece
El aliento me falta
Duermo quince horas
Quizá es que llega el otoño y las flores secas son barridas por los vientos del sur
O la duda, harta de tan acalorada discusión, ha decido terminar con su hastío. Y eso deviene inevitablemente en una decisión. En varias: tajantes, inflexibles, propias de una persona que está a punto de cruzar al otro lado:
De ser la rata que le pronostica el horóscopo chino y navegar en las aguas pestilentes de un río seco
De limarme las uñas en la podredumbre del capitalismo y sonreír con el diente de oro que muerde a los niños y niñas infectándoles de aburrimiento y egocentrismo.
Pero aún... guardo el último truco debajo del corazón, y si este no funciona, me lo arranco.


martes, 9 de septiembre de 2014

Día a día

Mientras que el mundo se llena de plagas, guerras y virus, nosotros lloramos porque no podemos amar.
Escribo poemas como medicina, fumo porros para olvidar y aún así, recuerdo y enfermo día a día porque el mundo, pierde y gana su sentido y yo, me siento a describir la agonía entre nubes de humo y agua de lágrimas.

Katalina hace lo que tiene que hacer.

Escucho flamenco y escucho el rozar de las olas.
Recuerdo el atardecer de Bolonia y recuerdo que los reflejos se vuelven más bellos cuando el sol decide caer.
Veo la luna en el cielo y pienso que se nos ha hecho de noche y que sin darnos cuenta, Katalina matará el tiempo y extenderá la distancia al confín del recuerdo dejándonos presos por siempre de la nostalgía.

Qué difícil es

Qué difícil es cuando la vida te tira para un lado y tus rodillas están dolidas.
Cuando sabes que es la única manera pero tus articulaciones no responden.
Cuando has perdido tantas veces el corazón, que te conviertes en vagabunda y te cubres con el abrigo de la frialdad.
Qué difícil cuando el presente se pierde entre anhelos.
Cuando agarrar el momento se convierte en humo y soñar con el pasado, en presente.
Cuando sabes que tu obsesión no tiene límites y que las letras son tu única salida
Qué difícil es, cuando... ya no sabes acentuar qué es lo importante y qué lo que te mata. 





Aterrizaje forzoso

Me ha dado torticolis y fiebre y mocos y me he quedado ronca.
He regresado a la civilización.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Poliamor

Hablan de poliamor y yo me siento poliamorfa. 
Me dicen que es anarquista, atrevido, sano y verdadero.
Yo creo que en este mundo, ya no queda nada con tales calificativos juntos. Sin embargo, la idea del poliamor me gusta.
O quizá lo que me gusta es no perder nada y ganar siempre.
Eso no se llama poliamor, se llama polifake
Y básicamente... es que eres una cabrona que te importan un carajo los sentimientos de los demás.
No me gusta tanto esa idea, pero... lo del poliamor es una buena máscara. 




Ayer en Somera o Gomorra

Tengo un atractivo inmortal para los desheredados
Todos me piden un cigarro
Que se lo lie
Que les de una moneda
Y que escuche sus canciones.
Ninguno tiene la dentadura completa
Ni la ropa limpia
Ni los pelos recortados
Que todos pierden la camiseta a primeras de cambio y de repente, pónsela mujer que va a pasar frío.
Les doy el pintxo de la media noche, con mucha mahonesa y huevo para que sus comisuras se pongan aún más blancas y lloro, otra vez.
Pienso que quizá sea la luna lo que nos atrae, o la pena conjunta que arrastramos como el tesoro de nuestra sabiduría. Que en mi mirada se ve dolor por la injusticia que implacable, siempre da de cara sin mirar a quién y que ahora, ellos son su moribundo rostro.
No me hables de tus piernas ulcerosas, ni de tu taxi, ni de tus ganas de comer, háblame de lo que te hizo así, y no tengas miedo de besar mi mano, porque sin duda alguna, yo también besaré la tuya.


miércoles, 3 de septiembre de 2014

Pajarrakos

He pasado por presos y negros temiendo quedar embarazada de tan temibles destinos.
Sé que soy presa de la vida y que siempre a mi lado se posarán pájaros de mal agüero que inocentes,  serán perseguidos por lo brutal de sus sinos.
También sé que colibris vendrán con sus picos a insuflarme las ganas de volar, y que con la bandada de bandidos, los horizontes pasarán y nuestros huevos caerán allá donde sólo la humildad es capaz de llegar.
Que mi cuerpo ha sido rozado por la muerte y el hastío y que detrás de mi mirada, alas rotas y paisajes tenebrosos.
Que el brillar de la rabia de las ganas agotadas, la desesperación de un viaje sin retorno y las manos que sólo agarran la desilusión, han marcado mi identidad.
Y que de todo esto, por mucho que emigre, jamás me podré quitar.
Pero también sé, de luces que no quieren dejar de brillar, de picos que por mucho que se los ate, siempre encontrarán la forma de gritar, de que el dolor es a la alegría, lo que la felicidad a la tristeza y de que la paz está allá, donde está toda guerra.
Y de que por todo esto, nada ni nadie podrá hacerme olvidar, que en el mundo, a mi me toco volar con   pájaros que hartos de basureros, deciden dejarse llevar por el viento de la naturalidad.








Pacto

Me comprometo a ponerme la compresa y a decirle al mundo que por fin sangro todas sus penas.
Y que como yo, todas sangramos lo que el delirio no es capaz de sudar.

Entender, aceptar y llorar por no saber.

Cuando entiendes que el cariño es infinito, las posibilidades se vuelven eternas.
Cuando sabes lo que eres, ya no hace falta decirlo.
Cuando sientes que la culpa no existe, las víctimas son verdugos y los verdugos, víctimas.
Cuando ves que siempre llueve a gusto de todos, vender paraguas se vuelve secundario.
Cuando compruebas que el caos es el orden, el firmamento se torna la respuesta.
Cuando en tus ojos veo que jamás podré vivir con nadie tan feliz, me quedo ciega, y lloro, porque todavía... soy incapaz de aceptar que no estoy sola en el mundo.