viernes, 6 de junio de 2014

SIempre lo mismo aunque a veces no lo vea

Es inevitable que se acerque la luna y que mis dedos acompañen su avance.
Además, sopla viento sur. Fuerte y cálido, demasiado cálido, demasiado fuerte.
El castillo de Naipes carece de ases, no de reyes y reinas que quieren dominar, pero da igual, el viento lxs derrumba a todxs. Porque todxs son iguales aunque vistan diferentes ropajes.
Estoy aburrida y askeada de tanto juego de tronos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario