miércoles, 5 de marzo de 2014

Ni si quiera ratas

El ser humano anikila y tortura a su propia especie.
Ni los perros ni los cerdos hacen esto.
Ni esos insultos os merecéis.
Estáis al servicio de cualquier cosa, bajo cualquier moral y emborrachados de necedad y odio.
Me dais pena, asko y vergüenza.
Seguid apaleando al personal y defendiendo hoteles de cinco estrellas y museos de lujo y especulación, quizá llegue un día, que apaleis a vuestro propix hijx.
Quizá ya lo habéis hecho.
Necixs, estáis cavando vuestra propia tumba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario