lunes, 31 de marzo de 2014

Los ángeles también lloran


A veces se me olvida quién soy
Qué hago aquí
Por qué sigo viva
A veces encuentro entre botones descosidos, la costura de mi voz...
Empiezo a entender...
qué hago aquí
por qué sigo viva.
A veces decido desaparecer de todxs y lanzarme al camino del destino, ciega de confianza y borracha de sueños.
Lo que duela, que duela lo que tenga que doler pero que responda a lo que deseo ser.
No dejaré que nadie me diga lo que tengo que hacer...
para eso están todas las preguntas que yo misma he de responder.
No consentiré el desaliento de lxs que miedosxs y especuladorxs, creen tener la precaución y la sensatez en la punta de sus lenguas cobardes y prepotentes.
Con mis ojos, lagunas del sentir de mi alma, desvelo el manto de hipocresía y convencionalismo y enmudezco al miedo.
Cada vez soy más radical porque cada vez estoy más enraizada a la tierra que me parió.
A veces, tengo claro que soy el aire que transporta las semillas que frutos elegantes y sabios ha de difundir.
A veces, hasta decido cuidarme y tratarme con amor, ser brisa y rozar la piel de cualquiera que me regale su sincera sonrisa. 
A veces, hasta consiento el abuso, la amenaza y la tortura si veo que pronto se cambiará, pero a veces... todo me sabe mal, todo está mal, todo es mal.
Entonces... pierdo  los papeles otra vez
Y ardo con el fuego del rencor y la impotencia.
Me pierdo en la noche y me acuesto con flores sin semillas ni amor.
Me violo y me maltratato y prendo en ira y destrucción el pasado de mis pasos, fusilando a mi fe y a cualquiera que pretenda acercarse a mi ser.
Muerdo y araño, desgarro las máscaras y meto hasta el fondo la abuja y todo se llena de pus y chupo, chupo hasta que toso y babeo, hasta que se me caen los dientes y la verguenza, hasta que pierdo el sentido de mi sentir y todo es una gran bola de delirio y terquedad.
Entonces... entiendo que los ángeles también lloran y todo vuelve a empezar.

sábado, 29 de marzo de 2014

Me da igual lo que seas, se te nota en la cara que eres buena gente

Y rompiendo barreras y muros donde ni la edad, ni la cultura, ni la raza, ni el sexo, son capaces de censurar el sentimiento tan hondo de nuestro amor.
Lxs niñxs nos ayudan, mucho hierro, mucha cuerda... pero ellxs saben cómo cargar una furgoneta. Son gitanxs, orgullosxs de serlo y de parecerlo. Tienen muchos mercadillos a sus espaldas.
Las lágrimas me vuelven a caer porque los regalos de la vida me superan con creces y el limonero de histeria tiene muchas hojas nuevas y pequeñitas y a mi me duele el corazón de tanto amor y tanta intensidad y quisiera volar y tejer alas para todxs lxs que se cruzan en el paso de cebra de mi alma. Ellxs vienen a mis brazos llenos de heridas y duendes y hadas me ofrecen su magia para que lxs cure, y ellxs, con sus boquitas de dientes de leche, se agarran a mis pantalones caídos y a mi se vuelve a caer el alma y que me duele el corazón no es ninguna metáfora y es que de tanto amor y llorar, a una se le oxidan las cerraduras y todo el rato, mi órgano motor, abierto a los vientos de esos ojos de esa niña que es una futura poesía hundida en el universo de la sensibilidad de un mundo de parásitos egocéntricos...
Ven cariño a mi vera que me tienes que enseñar tanto... que te tengo que dar esa clase que te he prometido porque tú hoy me has vuelto a mostrar qué significa vivir y okupar el cielo con las estrellas como guardianas de nuestra casa de fantasía. La poesía está en ti, crece con ella, no consientas que nadie te la arrebate, protégela con tu vida porque si te arrebatan tu querer, tus ganas de amar, tu corazón tan bello, inocente y sabio, te quitarán las ganas de vivirla, y eso mi niña de morritos, es t
u esencia, y tiene que ser tu lucha y será la mía porque me has alzado más allá de la luna, me has traído al centro de la tierra y bañado con tus versos de canciones rumberas, flamencas, con tus ecos del rocío...
Gitanita mía de Otxarkoaga, me has transportado a un mundo que perdí hace mucho tiempo y con tu forma de amarme, has hecho realidad mi sueño, y ahora más que nunca, vuelvo a llorar, como tu mi niña, ahogándome en tu ternura, y agradeciendo a la vida la oportunidad de resucitar con un suspiro en el vertedero en medio de una histeria KOlektiba, rodeada de micros, vídeos y fotos que sólo me dicen lo importante que es vivir el presente y la humildad.
Gracias por hacerme respirar, mi niña, te prometo que ahora dejaré de temblar y que tú y tú mi otra niña, seréis mi caballo de batalla, mi cetro de poder, mi arma de ilusión y el aliento que hará que cada mañana me levante y luche, por ti, por mi, porque cuando se abre esa puerta ya no hay marcha atrás. 

 Gracias mi gitanita, nos vemos en las calles al amparo de la poesía y el flamenco.

viernes, 28 de marzo de 2014

A cualquier sitio

Creo que no puedo negarme más
Una tipa confundida y caótica con mentalidad organizada para vivir en la confianza ciega de ángeles que también lloran, en cualquier esquina, en cualquier secreto escondido en el lado izquierdo de tu pecho.
Hemana de muchxs, caridad sin mirar ni el qué ni el cómo. Persona que no puede vivir sin amar, por mucho que duela el amor y que sepa que siempre estará un paso por detrás.
A cada derrota, hay un nuevo escalón para la mutación final.
Eterna...

Conclusiones

La vida es una cicatriz que solo se cerrará cuando hallamos muerto.

Cálculos

Llegada a este punto, dos más dos siempre será mucho más de lo que espero.

miércoles, 26 de marzo de 2014

La poesía está en la calle


Parece que hoy las letras no quieren abandonar.
Parece que por fin, tienen algo que decir.
Parece que están sedientas de Venganza. Necesitadas de Respeto. Anhelantes de Sinceridad.
Parece que se han despertado y que quieren lavarse la cara, no de cualquier forma, no como gatas a medias sino como rinocerontes que se remojan en su propias heces.
Palabras encarnadas, reencarnadas, salidas de las alcantarillas, que abandera el Honor en larga fila y tienen como Diosas máximas a Justicia y Libertad.
Intuyo que esta vez son conscientes de su poder y que no consentirán que ningún mal habaldo de fe estrecha y manipulación siniestra, venga a joder su hermoso desfile coronado por la Diosa Humildad.
La diosa Soledad manda, y es el Respeto a cada ser de la tierra, el único Dios capaz de juzgar.
La Sinceridad vela por los modales y la Valentía por la Locura.
El amor enciende las velas de los corazones que postrados en las aceras, al amparo de la Dignidad y la Luna Llena, piden la vuelta de la Solidaridad y el Cariño Mútuo.
Aclaman las almas en pena desde los balcones la fuerza de la Pasión y el rigor de la Disciplina, huye la pereza por el callejón de la verguenza y la Verdad une codo con codo la gran muralla Humana, que despierta y con la cara limpia, es capaz de mirar más allá de su ombligo y hacer de su existencia un acto Poetiko y Sublime.

LA POESÍA ESTÁ EN LA CALLE



Renacer

La ría arrastra lo que ni lo dioses quieren ver
Corren aguas turbulentas teñidas de sangre y justicia
Vándalos nos llaman mientras en sus manos, niñxs y enfermxs mueren amortajados por una estatua de la libertad avergonzada de su propio nombre.
Mancillan las grandes palabras con sus trajes de lujo y sus hoteles de cinco estrellas.
Se enorgullecen de sus acciones en bolsa, de sus violaciones humanas, de sus caras estiradas con bottox y de sus bolsillos cargados de tarjetas oro para múltiples usos.
Prostitución, armas, drogas... sus más lucrativos negocios.
Guerra, prisión, tortura... sus más elegantes castigos.
La tierra, su parque de distracciones.
Y mientras, jóvenes radicales, antisistema, drogadictos, locos y locas que gustan de violencia por violencia, de daño por placer... son estigmatizados en la prensa y calles.
Pero no todo el pueblo aplaude a este espéctaculo de payasos sin humildad.
La lluvia limpia, y esta vez cae abundante, precisa y continua. La riada no se puede detener.
Corren aguas purificadoras, el sol alumbra tiempos de consciencia, y ni estudios ni méritos serán los que conduzcan la nueva ola que ya veo bailar sobre la ría.
Esta vez serán lxs señalados con el dedo, las que ocupan las esquinas y los puentes, lxs que duermen en los cajeros, lxs que deshauciados de su propia vida y dignidad, lxs que empuñarán las palabras grandes y paso a paso, con la lluvia golpeándoles, rompiendo sus vestiduras y huyendo de la pesadilla, alcanzarán los sueños que tan profundo han querido enterrar, pero que hoy, veo danzar a la altura de sus manos, de tus manos, de mis manos y sonrío mientras canto:
que llueva que llueva la virgen de la Cueva,
los pájaritos cantan y las nubes se levantan,
que si, que si, que el txaparron ya está aquí.


miércoles, 19 de marzo de 2014

El laberinto.

En la calle de los deseos, perdí mi inocencia
En la calle de la esperanza, vi una perra verde
En la calle de los sueños, encontré la salida a mis pesadillas
En la calle de la fe, corría la revolución
En la calle de la humildad, lloraban los fantasmas
En la calle del valor, el presente es una puerta abierta
Y en un callejón sin salida, hallé una escalera que llevaba al cielo, ahora, estoy en las nubes.

jueves, 13 de marzo de 2014

La poesía de los árboles

Algún día se acabará tanta poesía moña que no dice más que moñerías.
Hay muchas formas de decir las cosas pero muy pocas de decir algo.

EL día que la utopía se enfrente al espejo, los secretos serán descubiertos y podremos ex-presar nuestra alma enajenada y violenta aullando a la luna llena.

Bendita poesía que abres en canal lo podrido de la vida y germinas analogías y uni-versos maravillos; paraiso de soñadores vulnerables, de sensiblonas de pañuelos en muñecas y enjambre de despeínadxs y neuróticxs.

Bendita poesía que en un mundo descomunal haces vibrar a mi fragilidad.

Porque la vida gira más que un tio vivo y sentidos hay tantos como margaritas en el parque de Etxebarri.

Que estoy hasta la seta de versos manoseados y de burguesía fantoche. Que lo estirado está a punto de romperse, pero para más INRI, ni siquiera se rompe.

Que me gusta lo que fluye con el viento de la primavera que sabe que está contaminada pero que aún así rie con los ojos de sus árboles, que aunque meras imitaciones esperpénticas de sus antepasados, no los defraudan en cuanto a valor y supervivencia se refiere, y que agitándose entre edificios a medio construir y palmeras valencianas asesinadas por plagas de parásitos institucionales, éstos, siguen mirando a su utopía, al espejo de lo esencial y creyendo que sólo con las raíces bien radicalizadas a la tierra, y con la coronilla bien dispuesta al cielo, conseguirán que el uni-verso se convierta en lo más puro a soñar .

MIentras, miran a los parásitos en su lento marchitar y sonríen, a pesar de su pesar.





miércoles, 12 de marzo de 2014

Se acaba la bateria

Si sabes que llegas tarde, haz que el tiempo no exista.
Si crees que la distancia es insalvable, destruye los kilómetros.
Si piensas que ya no hay nada, muéstrame el todo.
Si estás convencido que has perdido, intenta recuperarme, y si sigues creyendo que es imposible, en tus manos la posibilidad.

martes, 11 de marzo de 2014

Va por ti, maestra.

Que no me quieran con cadenas atar que mi alma tiene la llave maestra.
Que yo sé desde hace no se cuantas vidas, que en la valentía y el sentido común, está el camino a la verdad.
Que no me tachen ni de loca ni de ilusa, entiendo perfectamente todo lo que veo, escucho, siento y digo y entiendo que no entiendo como tanta hipocresía y violencia consentida, se aplauden en este circo de asesinos en serie.
Yo sólo creo en el subconsciente colectivo y en las sonrisas sinceras.
Sólo veo en los ojos de lxs locxs y mi alimento es el aliento del que ha vivido mucho.
Sólo sé, a ciencia cierta, por mucho que les joda lo de ciencia y lo de cierta, que en el instinto creativo y común está la alquimia de la vida y que sólo desde el valor y la comprensión, podremos mirar de frente al mundo, y está vez, las Raiban me las paso por el coño.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Ni si quiera ratas

El ser humano anikila y tortura a su propia especie.
Ni los perros ni los cerdos hacen esto.
Ni esos insultos os merecéis.
Estáis al servicio de cualquier cosa, bajo cualquier moral y emborrachados de necedad y odio.
Me dais pena, asko y vergüenza.
Seguid apaleando al personal y defendiendo hoteles de cinco estrellas y museos de lujo y especulación, quizá llegue un día, que apaleis a vuestro propix hijx.
Quizá ya lo habéis hecho.
Necixs, estáis cavando vuestra propia tumba.