miércoles, 5 de febrero de 2014

Caminando

EL viejo perdido que se para en la esquina de Gran Vía.
La superwoman cargada de bolsas y chiquillos en medio del tráfico de Urkijo.
La otra con el vasito de coca-cola pidiendo en la puerta de la iglesia de San Nicolás.
El enfermo mental con su camisa de fuerza y su cobarta anudada al cuello camino Jardines de Albia.
La enferma mental con sus tacones de vértigo y su cara de escayola en la puerta del Consorcio.
La que tirada en los soportales del mercado de la Ribera, toca la flauta.
La cola de gusano a la puerta del albergue de San Antón.
El olor de la droga y de pantalones cagados de la esquina San Francisco con Bailén.
Los faros de la autoridad  y las sirenas estruendosas de Autonomía.
Cámaras en Buenos Aires, aguas mortales en Zorrozaurre y paseos por el Casco Viejo.
Esta es la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario