martes, 14 de enero de 2014

Lxs hijxs del Consumismo

A veces tengo tantas ganas de desaparecer entre las nubes que desaparezco de todxs y de todo y planeo mi muerte en solitario.
He puesto mi cama enfrente del balcón para que el reflejo de las aguas y las nubes glotonas me arrastren hasta el fondo del mar.
Que me hablas de compromiso si mañana estaré muerta.
Dejaré la mesa igual, quizá un tsunami la destruya para siempre y sus restos de madera y letras arañadas a fuego, y otra vez, sangre, se conviertan en la balsa que me acerquen al cielo.  Me da absolutamente igual.
Todo me da absolutamente igual.
Si cae una bomba debajo de mi balcón. Bienvenida sea.
Lxs hijxs del consumismo somos así. Huecos y egoístas.
Que tampoco me hables de dedales cuando hace tiempo que mutilaste mis manos.
Ahora lxs niñxs de papel mojado juegan a la pelota con mis orejas.
Es lo que he conseguido.
¿Contenta?
Me da absolutamente igual.

-Que el mechero no tiene llama prima, sólo chispas-
-Ni chispas primo, que hasta las piedras nos hemos cargado-

Me da absolutamente igual.
La muerte se llama vida y los zombis personas.
Qué más da.






No hay comentarios:

Publicar un comentario