viernes, 17 de enero de 2014

Lo que buenamente puedo

Dicen que entro por la puerta y llega el caos.
Que tengo un muro que nadie se puede saltar.
Que no hay forma de ver lo que tengo entre los pulmones y el estómago
Que bebo demasiado, que destruyo lo que toco.
Que es incontrolable, desequilibrador, que asusta.
Dicen que mi inconsciencia afecta al bienestar general.
Que no se puede ir y venir con pasos de fantasma.
Que soy exageradamente emocional y reservada.
Que revuelvo la paz y el sosiego convirtiendo el cielo en infierno.
Que chupo las heridas hasta saciar ansias de oscuridad y melancolía.
Que arrastro tras de mi las buenas intenciones y las convierto en tensiones.
Que no dejo comer ni ser comido.
Que siempre bailo con las sombras y que la luz del sol se apaga con toda la tristeza que arrastro.
Lo que yo digo, es que soy lo que buenamente puedo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario