jueves, 2 de enero de 2014

Hermanas

Está en nosotras,
la sangre quiere volver a la tierra y el fuego arrasar la mala hierba
Tierra y fuego, viento y agua en las venas y arterias del cuerpo que nos guia.
Ya no tengo miedo hermana.
África está en nosotras, es la voz que marca los pasos de baile de esta danza que es nuestra vida. Que me encoje el estómago y me llena el pecho de mocos marrones.
Te veo en las faldas con volantes de tierras montañosas moviendo las caderas y meciendo los aires de este mundo que es mucho más grande y más pequeño que nosotras.
Estamos consiguiéndolo, sé que este es el camino
lo siento en los aires que respiramos
en el agua que nos empapa,
en el fuego que extiende su esperanza entre los rastrojos secos.

¡Que el fuego arrase el dolor y el agua se lleve las cenizas de tiempos pasados y cobardes!
LLega el viento de lxs valientes.

Prima. Hermana, Madre, ayúdame con tu mirada, que en tus ojos y en tu cuerpo yo veo la pasión y el amor. Y tus palabras que vienen de universos lejanos transportando la sabiduría de nuestros ancestros, sacian mi rabia e impotencia
Porque en otra vida tú y yo fuimos la misma alma y sangre.

Ya no me asusta desangrarme en la era de Marte y Urano, porque si para la guerra yo cuento a mi lado con guerreras como tú, me lanzo al abismo de la confianza ciega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario