jueves, 2 de enero de 2014

¿Dónde está ese mar?

Me esconderé donde los tentáculos del amor no me ahoguen.
Buscaré bancos de peces, me uniré a su viaje entre mares y nadaré, otra vez, contracorriente.
Beberé a sorbos todas las angustias saladas que lo complicado de mi carácter marca a hierro y espada en los corazones de otrxs y me dirigiré mar adentro, a las profundidades de un sentimiento intenso, el que sólo consigo escribiendo, preparándome para ello, es decir, mirando detrás de las pieles, encontrando la esencia de las personas en otra vez, cualquier sitio.
Ahora conozco la naturaleza del ser humano.
Sé que el pecado es parte fundamental del santo
Que las virgenes visten guantes de goma
y lxs protectores, no pierden un segundo en dudar.
Ahora, cuando en mi pecho las penas se cuentan por mocos marrones
y el estómago se estira pidiendo caricias, mi mente, siempre convulsa, esquiva, atenta, preparada para morir en cualquier segundo, marca orden. Todos en fila que ahora es ella quién tiene tatuado el deseo en su muñeca, que en su espalda está lo que no controla, lo que la hace bella, pero en su muñeca está lo que necesita para sobrevivir, esa pequeñita flor de espinas que con forma de vena, agarra a su esencia, la transforma en arte y dolor, siempre dolor, porque hay personas que pueden escribir de la alegría pero lxs poetas no entendemos la vida sin melancolía.
Me atrevo a declarame poetisa, y no sé cómo sucedió ni si esta enfermedad es crónika y degenerativa. No sé si alguna vez se me pasará, si es un don o una desgracia,pero si sé que no puedo hacer otra cosa.
Veo la poesía, la siento en mis lágrimas, que últimamente derramo sin cesar, como una niña por su deseo, como una vieja que sabe que está llegando al final y finalmente, sonrío de medio lado y pataleo, precisa, enérgicamente, flamenca en la intensidad.
Intensidad, locura, melancolía.
Eso es.
Decidme peces dónde saciar esta infinita sed que otra vez, me llena el corazón de sal.
Quizá alguien tenga la cura a "esta rara enfermedad de los poetas que les lleva sin remedio a convertir la vida en letra" gracias Sharif.




No hay comentarios:

Publicar un comentario