viernes, 26 de diciembre de 2014

Aclaración

No te confundas.
Ni yo sé quién soy.
Si sé que no soy esa que te imaginas:
No voy a escribir plegarias
Ni a rogar con el mazo incorporado; he aprendido a desinfectarme sola y ya, no pido limosnas en la puerta de nadie.





Suspiros en el Vertedero

¿ Y qué importa ser poeta o ser basura?

Extremoduro 

Sentido común

Ya ves, si me dices que te gusta, yo te hago lo que deseamos.

Lo que sé hacer bien

Ya no tengo ese sitio donde nadie sabe que existo.
Necesito salir de aquí.
De todo.
Vivir; desde dentro hacia afuera.
Sin parar: Empezar a caminar y sólo parar cuando haya entendido que jamás podré huir.
En realidad, todos mis problemas vienen porque lo único que sé hacer bien en esta vida es huir.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Mohamed


Es en el momento que me cuestiono la existencia, cuando más aprendo de la realidad

jueves, 18 de diciembre de 2014

EL afilador de cuchillos

Ser invisible, que tu trabajo sea el de una araña, y que cuando se vea tu obra, tú ya no estés allí.
Como el poétiko destroyer mirando en la esquina cómo la gente afila sus cuchillos con la piedra prehistórika. Como él:
Prehistorika.
Como la araña.
Como yo.
Como tú.

Yo, que creí que siempre estarías presente.

Lo que tiene ser invisible cuando todo el mundo quiere saber de ti.
Lo que hace que siempre estés detrás y en un lugar tan presente en la ausencia, que solo cuando te recuerdo, puedo saber quién eres.
Se que te toca por naturaleza, destino,voto de honestidad y fuerza y que sólo es posible si haces lo que tienes que hacer y te vas. Sin esperar nada a cambio. Es un cuestión de pureza. Eres pura. Ahora lo sé, eso no quita que me joda que te vayas.





domingo, 14 de diciembre de 2014

En un minuto incierto te das cuenta de las verdades más certeras

En el momento que olvides que tú no eres más que ellxs, habrás encontrado tu amargo final.

Varios

Podría cederte cada  gota de mi pensamiento y aún así, nunca sabrías destilar el color que es para mi una e.

deberes, obligaciones, alternativas

Podría poner florituras al lenguaje y recargarlo de significados que parten su esencia hasta disolverla en un universo de pedantería y escaparatismo donde lo único que importa es lo rimbombante de la situación.
Pero... eso ya no me interesa.

Alguien.

Desde el día donde se perdió el respeto, la humanidad pulula entre el egoísmo y la falsa autocompasión sonrojándose cada vez que se mira al espejo.
Sin embargo, alguien te mira a la cara y te dice:

-Tienes algo especial.-

Lo sé, tengo respeto.

Cortita

La página en blanco de dos mundos que se chocan para despedazarse como el cielo se abre tan azul en el abismo de la incertidumbre.


martes, 2 de diciembre de 2014

Un rato

Voy a pensar en lo que me ha unido al mundo y ha creado lo que hoy expreso tanto por dentro como por fuera.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Verónica Más Checa

La vida ha hecho lo que hoy soy.
Ni más ni menos.

Me llamo Verónica Mas Checa.
Verónica Más

La Kakota
La Vero
La Verónica
La Verito
La Terminator.
La koki
La Txula
La Rubia
La Pollo
La Carnicera
La andaluza
La de Jaén
La calva
La de Histeria
La Pajarraka
La pitufo gruñón
La sin tierra y sin dueño.
Algunxs me dicen la Más

Yo soy todas esas que dicen y alguna otra que me imagino.

 

viernes, 28 de noviembre de 2014

Amor II

Hay veces que la luz es toda la sombra que tu corazón puede sentir, y hay veces, que es tanta, que el cuello se te disloca y las piernas te flaquean. Hay que ser fuerte, eso dicen por ahí, pero hay veces que todo retumba y el eco confunde.
-Los pies bien plantados- como decía aquel poema que este medio día me ha hecho llorar. - Tira para adelante niña que es lo único que puedes hacer. Enciende las velas y apágalas porque los días pasan y esa es la luz que puedes aportar. Asamblea de luciérnagas en libertad en tu voz, justicia poétika en tus ojos, no te preocupes que estás haciendo lo único que puedes hacer y lo estás haciendo como se tiene que hacer, con el corazón en la mano, la creatividad de Lazarillo y compañerxs sincerxs. En este mundo de ciegos, de oscuros y mala leche, de egos defensivos y cobardes, sólo con poesía y luz se puede actuar. -

Estoy confundida, mucho. Estoy donde tengo que estar. Las ganas no me vencen aunque a veces me pregunto si no estaré ya vencida.

La poesía no es un papel lleno de letras, es más bien un papel en blanco como carta de despida. Y la luz... no es un neón en un escaparate, es un neón en un escaparate roto. Lo sé muy bien, como también sé que hay muchas luciérnagas como yo, que pintan caras al desencanto, cosen parches para supervivientes, iluminan con linternas de chino y se sacuden a golpes de djembe. Que hay personas que trabajan para que todo sea más bello en el sentido bien profundo de la palabra. Conozco las sonrisas de aquéllxs que te ofrecen su ayuda con toda la humildad y el cariño posible y también conozco las batallas callejeras de gallos y gallinas que no saben cerrar el pico cuando toca. Conozco que los seres somos un todo de sombra y luz y que por mucho que me empeñe, ni todxs seremos luz, ni todxs seremos sombras. Conozco el desencanto del desprecio, el corto alcance de la vista de los burros, que no por ser ellos burros ven menos, sino porque alguien les puso anteojeras y ellos solos, no pueden quitárselas.

Conozco todo esto y normalmente, sonrío de medio lado, sin embargo hoy, estoy cansada de ver, oír y sentir y no río sino lloro. No es que mi luz se haya apagado, es que necesito reposar todo lo que se está depositanto en mi, todo lo que estoy depositando y digerir, digerir mucho y despacio.
 

lunes, 24 de noviembre de 2014

viernes, 7 de noviembre de 2014

En otra vida

Los agujeros negros de los ojos apagados por el desastre de la desidia.
Y esas manos que ya no agarran ningún sueño...
Sentados en un escalón sin ver pasar ni siquiera sus sombras.
Pidiendo aquellos céntimos de esperanza que ellxs mismxs rechazaron por una cuchara de plata.
Con una lata de cerveza bebiendo el tiempo hasta la siguiente toma.
Un día tras otro, una noche tras otra, arropadxs bajo la manta de la suciedad y el ansía, los escucho gemir debajo de mi balcón, y pienso que en otra vida, yo fui una de ellxs.




 

De pesos e inventos


Si en una balanza tuviera que poner lo que motivo y lo que me motivan, no necesitaría ninguna porque no habría nada que comparar.
El resultado siempre es el infinito del cero en su totalidad, y ésto, se convierte en 1, o en este caso, en una persona que sin ella y sin los otrxs, se podría medir siempre a lo más bajo; por lo que tampoco necesitaría balanza.
Pero éste, a pesar de que estoy de resaca, no es el caso aunque si el hecho de que lo que menos necesito hoy, es que me hablen de medidas inventadas y balanzas que sólo saben pesar el descontento existencial.


 

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Entendido: Cambio y corto.

Yo nunca te podré olvidar.
Ni a ti, ni a cualquiera que me haya metido los dedos tan profundo como para agujerear mi corazón.
Ya no recuerdo tu olor, bueno, ahora que lo pienso, algo recuerdo,
pero mi cuarto, que ya no es rojo sino blanco, que ya no rinde homenaje al caos, ni a nada que me distorsione y me convierta en una sonámbula de alternes sin alternativas, no desea que tú estés aquí.
Ahora sé con qué estoy a gusto y soy feliz y tranquila, y por mucho que me haya dolido, por mucho que jamás logre limpiar de mi alma la frustración, y por mucho que ahora me cueste, entiendo que hay personas con las que la única relación que puedes tener es platónica.

Y que hay otras... que se merecen tu vida entera.
 

miércoles, 29 de octubre de 2014

Y ese día...

Sigo escribiendo como la que se limpia después de mear.
Rápido, sin darme demasiada cuenta de qué hago.
Y luego, cuando he terminado, miro el papel, y cuánto más húmedo esté, más satisfecha me siento.

EL problema es que esa humedad es el síntoma de haber terminado demasiado rápido, de no haber permitido que todo el chorro vital llegase a su fin. Por eso el papel está muy húmedo y por eso cada letra que escribo, es el reflejo de una lágrima no derramada. Cuántas más palabras, más húmedo, más sentimientos que no han logrado expandirse y retraerse hasta la nada y la paz.

Un despertador suena a lo lejos, pero hoy ya estoy despierta y hoy, no sueño. Porque soñar cuando se está despierto es delirar y el delirio en donde vivo, sólo se cura con pastillas de colores. Los colores me gustan, forman parte de mi, soy sinestésica, pero que se me atasquen los sentimientos, eso no forma parte de mi ni de nadie.

Si supieráis lo afortunada que soy me tacharíais de niñata. Tengo todo lo que deseo con una instantaneidad sorprendente, sin embargo, los sentimientos se me atascan, se me humedecen dentro, y mi corazón, se encharca.

Aceite, bálsamo de mi identidad, unta en mi corazón la esperanza de que un buen día, podré dejar de escribir.

El despertador sigue sonando y tengo ganas de mear.

Pa lo que nací

- Realmente, lo que se dice real, es que he nacido para esto.
- ¿Esto?
- Si, para tratar con madames y caballeros que cuidan a sus pajaritos con té y limón y les regalan unas zapatillas rojas para subir al monte.


Desde hace un par de días

Una pregunta que siempre me ronda
¿Para qué?
Y entonces, o tengo el día o me hundo.


jueves, 23 de octubre de 2014

Carta de una luciérnaga a una poetisa

¿Cómo es mi barrio?

Habito en un lugar llamado San Francisco, puedo decirte que aunque no conozco la totalidad de sus rincones y de sus gentes, que no tengo tanta llama para tanta oscuridad, si que he formado parte de hogueras que han querido quemar la vanidad y unirse en fuego sanador.
No sólo he sido parte de ese fuego, sino que este barrio también me ha convertido, hoy lo sé, en una luciérnaga.

LUCIÉRNAGAS que tienen la luz en el culo pero que juntas forman un foco de belleza mágico.

Las luciérnagas son insectos y viven intensamente durante dos años. En un principio, son gusanos de luz y poco a poco, con la ayuda de la intemperie y las inclemencias, consiguen hacer su metamorfosis y echar alas, y finalmente... VOLAR y BRILLAR, eso si, siempre conscientes de que su luz está en su culo, y que sólo siendo muy conscientes de esto, podrán conseguir su creación.  En su caso, otro ser, en el mio, otro estar. Y este caso no es sólo el mio, sino el mismo de muchas personas que en San Francisco y alrededores, nos dejamos la piel y la ilusión. Y no sólo ahora, sino que este barrio siempre ha tenido esa luz en el culo, porque ya desde su creación, ha sido un arrabal. El encanto de sus calles, ha sido su misma miseria. Porque ha sido a través de ella, como las luciérnagas hemos nacido.

En el barrio por el que vuelo todos los días, hay drogas, putas, maderos, moros, sudacas, gitanos, modernos, perro flautas, yonkis, marujas, chatarreros, negratas, alcohólicos, carniceros, taberneros, parados y muchos críos gitanos que juegan al fútbol en la Plaza Corazón de María y rompen los cristales. También niñas gitanas que van en patines de linea rosas y cantan y bailan con una espontaneidad, que da envidia, mucha envidia. Estas somos las luciérnagas que damos color a los Barrios Altos de Bilbo.

Ahora ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

San Francisco, Bilbao la Vieja y Zabala, nacen con el desarrollo industrial alrededor de una mina. Una chimenea empieza a arder a las afueras del Casco Viejo, concretamente al otro lado de la ría, y muchos y muchas se reúnen alrededor de ella. La margen izquierda de Bilbao empieza a arder y las luciérnagas a nacer. Movimiento obrero en Miribilla, costureras en dos de Mayo, burgueses a los alrededores y marinos perdidos o en descanso pateando sus aceras. La prostitución, los cabarets, el comercio, el trabajo del acero y la aguja, cada vez cogen más protagonismo: afincándose en sus calles, manifestándose en sus edificios, en su cultura y en su saber estar. Sin embargo, llegan los 80 y todo cambia. La mina se cierra, el jaco hace acto de presencia y el VIH hace su entrada estelar. Se cierra el instituto de higiene que daba a las putas asistencia y aunque la chimenea de la mina ya no arde, las calles queman. Por otra parte, se abre la Saffy Gallery en la calle Cortes y artistas aliados con movimiento vecinal hablan, hacen y manifiestan su rabia a través del arte, el do it Yourself y las batallas callejeras. Nace la Kultur Etxea, madre de Sarean y vecinos y artistas empiezan a colaborar juntos bajo una luz común: Sobrevivir con dignidad y presencia. Quieren que su barrio mejore, quieren alumbrar tanta oscuridad, quieren brillar y volar, también comer y no ser comidos.

La semilla del árbol que hoy es este arrabal, se plantó con el fuego de esa chimenea, y es precisamente en ese árbol, en el que nosotras brillamos. La Gau Irekia es la reunión de todas las luciérnagas en sus ramas que aunque enfermas, todavía son capaces de brotar con fuerza: arte, asociacionismo, culturas, mezcla y puertas abiertas, las harán crecer. Esta noche, todas las luciérnagas nos uniremos para contar el día a día de nuestras vidas y proyectos presentes y futuros, y lo haremos celebrando una fiesta en la que no faltará ni música, ni danza, ni teatro, ni comida, ni bebida. En la que las calles se vestirán con acciones e instalaciones urbanas y los locales de reunión ofrecerán su mejor cara. Sus muros serán los testigos, que pasada la bacanal, relatarán lo que sucedió.

El pasado año, 42 locales y muchas calles, fueron escenario de 63 actividades. Es así como a las luciérnagas nos gusta vernos, brillando y volando, uniendo fuerzas y resplandor, dando todo el color posible a un barrio que tiene un día a día muy oscuro, muy teñido por la marginación y el desencanto. Esa Noche, todas las ramas lúdicas serán tocadas y culminarán en la Kultur Etxea, en la casa de nuestra abuela. Esperemos que de tanto brillo y vuelo, no se nos caiga la casa encima, que ya tiene unos años y está algo resentida.

Espero que este texto te ayude en la elaboración de tu poema. Espero haber sido chispa para encender tu luz y alas para apoyar tu vuelo.





miércoles, 15 de octubre de 2014

Me amordazaré las manos y la boca

Cada vez que me acerco más a la esencia, menos palabras encuentro.
Me estoy volviendo parca en vocabulario.
Estoy interiorizando que las palabras son un virus, que pesan demasiado y tan poco... que no merecen la pena ser pronunciadas, ni escritas.
Entro en contradicción.
Soy una comunicadora nata; hago teatro, radio, escribo y sin embargo, cada vez las palabras me son más ajenas.
Si esto sigue así, dejaré de escribir y de hablar.
Muda sin ser sorda, eso es una gran putada.
Con cuerpo y sin expresión...
O quizá sea todo lo contrario y mi cuerpo, sea la única forma de salvarme de toda esta maraña de palabras sin sentido y por fin, pueda hablar sin sonido ni grafía alguna de lo único que merece ser expresado: La Esencia.

lunes, 13 de octubre de 2014

Bailando después del abandono

Hablar sintiendo el puño del abandono en el pecho.
Y saber que es el puño de tu aprendizaje.
Ahora entiendo todo.
Hay que aprender a perder, y cuanto más pierdas, más oportunidad para aprender. Eso no significa que lo hagas.
Hacerlo es sacrificar tu ego.
Sólo entonces sabrás apreciar la danza de la humildad.
Y para aprender a danzar, lo que más se necesita es dejarse llevar.
Y perdonar.
Una y otra vez, hasta pillar el paso y entender que la culpa no existe.
Ni la víctima ni el culpable.
Sólo: danzantes. 

sábado, 11 de octubre de 2014

Masa gris

Frivolizamos con las epidemias (físicas y metafísicas), y prepotentes, nos reímos de los que defienden la solidaridad.
Escribir solidaridad ya es motivo de risa.
Pienso, que la risa es una consecuencia de la tensión.
Y que la solidaridad, es la forma más efectiva de supervivencia.
Pienso, que nos sobra todo y nos falta lógica.
Que estamos rodeados de falacias, y que nosotrxs mismxs, somos su más viva  encarnación.
Pienso, que hay muchas historias y pocas conclusiones. O que estas conclusiones son tan horribles, que nadie es capaz de reconocerlas. Es un mecanismo de defensa, nadie tiene la culpa.
EN realidad, la culpa no existe.
NI las víctimas ni los verdugos.
Existen circunstancias, condiciones, raspados, limaduras de ética y desolación. Deshonestidad como arma de defensa, ceguera por tanta oscuridad.
Aferrarse a la esperanza es aferrarse al madero en una mar cabreada.
Quizá, nada sea blanco o negro, sino que todo torna a gris porque se han metido demasiados colores sin atención ni concentración, sólo por hacer grande a aquel que pintaba. Ahora, todo es un borrón, y aunque hay puntitos todavía puros, la masa gris es la líder.
Una masa gris que se ríe de la solidaridad.

Sueños

Estaba deseando volver a este momento.
A pesar de que me dedico en cuerpo y alma a lo que me gusta, sólo con la escritura recupero el aliento.
Es la única forma de ver y verme, de veros, de entender el mundo, las emociones, de reencontrarme con las personas que amo. Que amo locamente, que a veces son todas, y a veces, ninguna.
Es aquí donde hayo el por qué de mis locuras, de mis nervios, de mis fobias y de mis padeceres, alegrías, esperanza, es la fuente de mi fe.
Y mira que me paso el día cumpliendo sueños propios, que en el fondo, son el robo de sueños ajenos que traídos hasta mi ser, hasta mis dolores de espalda, cuello y cabeza, se convierten en realidad, la realidad que quiero, que he soñado. Sin embargo, nada me puede dar lo que me dan los golpes en el teclado con sabor a THC.
Por fin, estoy sola y por fin, puedo dejar el robo de sueños ajenos y centrarme en los propios. Es la enorme magia de la soledad. La reconciliación con lo de fuera, lo de dentro y el más puro presente, sin más cortapisas ni máscaras, que lo que de verdad sueño.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Vosotros y yo.

Siempre tendrás esa atracción, y yo, siempre seré esa rata con complejo de pájara que nunca acierta con los pronombres personales.
 

El tacto a lo sensible

Sobran las palabras
 

...

Sigo al otro lado
Todavía me quedan cartuchos
Veo cohetes y sé que guardo la mecha que los puede detonar.
Sé que a lo largo del tiempo, los reventaré todos y llenaré de fuego los mares de plástico.
También, que por pequeña que sea, será lo más grande que haré.
 

martes, 23 de septiembre de 2014

Y te deseo, porque deseo lo bello.

Si no te hubiera conocido, estoy segura, sería peor persona.
Tú me enseñas lo que es la ternura.
Eso que a mi tanto me cuesta dar.
Me muestras que la calma es un placer
Que la comprensión y la escucha, es un arte que sólo unos cuantos elegidos pueden practicar.
Si no te hubiera conocido, me habría reído la mitad de lo que lo he hecho.
Eres como las plantas que amparan mi ser.
Que me tranquilizan cuando todo ha perdido cualquier color.
Y eso, siendo sinestésica, es como decir que eres un salvador.



lunes, 22 de septiembre de 2014

Contagio: te amaré siempre

Contagio los efectos palpables de la locura.
Del desfase
Del cansancio
De las botellas vacías al lado de una manta en el suelo.
Los convierto en verrugas sexuales y ensayos sobre la libertad, el deseo, el amor, lo cotidiano y las utopías, y casi sin creerme, y sin tener ganas de hacerlo, me convenzo a mi misma sobre lo que sólo sabré cuando se apague la luz.


La foto es lo más importante

Nos llaman del El País, un periodista de ramalazo considerable quiere hacernos una entrevista.
Para un suplemento de moda.
- Lo más importante es la fotografía.-
Nos tenemos que poner trapos de marca y hablar de nuestro trabajo de Esnobs.
Hablar de transformación social disfrazadas de Louise Vuitton, maquilladas a lo Presley y peinadas como Cayetana Saenz de Santa María.
La tirada del suplemento será local y regional. Bizkaia nos conocerá como las Hipster de la semana.
 Y qué puedo decir... que yo no hago moda sino cultura con minúsculas, que me compro la ropa en Emaus y que estoy harta de tanto espectáculo estúpido.
No soy una mona vestida de seda a disposición de cuatro emperadores y un circo de anorexia, botox y flashes disparando.
Me la pelan las últimas tendencias: en trapos manchados de sangre,  en maquillaje de animales muertos, en cabellos Pantene-antiedad.
Defenderé la poca dignidad que me queda.
Quiero seguir siendo disidente: de verso, pensamiento y acción. Y esto, ya es lo único que me queda.





jueves, 18 de septiembre de 2014

Plantas y vida

Voy a regar las plantas a ver si cuidando de la vida, consigo sentir qué carajo es.

Naces, te matan y renaces

Empiezan los acordes de tu existencia y con la primera bocanada de aire, largas a llorar.
Qué jodido es venir a este puto mundo.
Lo he intentado.
He querido ser políticamente correcta, formal, pero cuando entendía que para esto tenía que meterme en formol y petarme las tetas de plástico, pues pasé del tema y de todo.
Ahora, aunque cansada y con la cara algo deshecha y llena de marcas, con el alma llena de costras e infecciones, he conseguido no querer ser más que un soplo de viento que a la deriva, no tiene miedo ni de morir, ni de seguir viviendo.

Nunca quise ser poeta

Estoy hasta el coño de escribir, por qué me tocó ser poeta y no cantante.
Los cantes alegran el alma mientras que los poemas, ahondan en las miserias.
Las canciones liberan la garganta, estos escritos, me la cierran.
Tampoco me gustaría ser cantautora.
Me lo pasaría mucho mejor siendo cantante de reggaeton.
Dale más que quiero mover el culo hasta caerme de placer.
Dame más.
O bailarina y mover las caderas y las tetas hasta saciar mis ganas de venganza.
Dame más.
Pero que va, soy poeta, y además una poeta que sin reconocimiento ni futuro, dedica su vida a plasmar incoherencias de existencia.
Qué aburrimiento.
¡Por qué no me tocó ser cantante de heavy y agitar la cabeza hasta perderla!
Qué va, poeta, una poeta que se desarregla con el otoño, que engorda con las penas ajenas, que siente la violencia como propia y que sólo sabe llorar cuando no queda más que los restos de lo que pudo haber sido y nunca fue.
Yo no sé cómo son lxs poetas, lo que si intuyo es que tienen más días grises que aceitunas un olivo.
Y es que, las alegrías se cantan y los poemas, pues se sufren.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Contradicciones

Quisiera escribir con rabia como lo hacía antes.
Pero yo no soy la que era ni la que seré.
Sigo percibiendo el mundo como una ruleta rusa pero me he cansado de sostener la pistola.
Esta vez, cargo flores de orquídeas y mareas vivas.
No es tan fácil transcender de la ira y convertirte en una comeflores.
-Hazte la cresta otra vez prima- Lo haré, pero no utilizaré gomina sino jabón de lagarto y no me raparé al cero sin saber muy bien lo que hago.
La luna llena sigue a la vera de mi destino, arropada bajo el deseo pero esta vez, soy yo la que dirige las estrellas fugaces. He entendido que jamás podré explicar con el lenguaje de los humanos lo que mi animalidad me dice. Y que además, no hay frustración sino el alivio de no tener que dar más explicaciones a lo que de por si no se explica sino que se siente.
A pesar, de que en este mismo instante, eso es precisamente lo que intento hacer.

Mentes maravillosas

La mente es la más frágil de las joyas.
El diamante que con una sola mirada se puede romper.
Veo a mi alrededor como mentes maravillosas acaban eclipsadas por la oscuridad y el sol que las iluminaba, se pierde entre nubes de fantasía.
Como la intuición tan necesaria, acaba siendo un completo estorbo y como aquello que mantenía la chispa en el corazón, quema toda esperanza.
En un mes, dos personas que me llaman hermana, me vienen con ojos desorbitados pidiendo una ayuda que sólo ellos pueden darse.
Sin embargo, mis abrazos están para sus miedos, y mis manos, para arreglar su pelo.
Ahora entiendo que no hay que entender.



domingo, 14 de septiembre de 2014

De piratas y princesas.

Tú sueñas que nos encontramos un fardo y yo, que matas a tus padres.
Los dos soñamos que nos besamos.
Yo sueño que me huele el aliento a cebolla y tú, que vienen los maderos.
Los dos soñamos con la cárcel.
Tú sueñas que estamos en un chiringuito y yo, en una casa entre los olivos
Los dos soñamos con la misma luna llena.
Tú sueñas con el viento de levante y yo, con la lluvia del Norte.
Los dos soñamos que nos volvemos locos.
Y... nos despertamos... Tú en un mar y yo, en otro, y los dos... echando de menos un sueño.



Tengo/No tengo

Tengo el pelo largo, un espejo que abomba la figura y platonismos varios.
Por otro lado, no tengo ni casa, ni perro, ni coche ni intenciones de tenerlos.
Del pelo y el espejo puedo pasar... Ahora lo de los platonismos... de eso si que no:
¡Hasta la Utopía siempre!

A veces

A veces solo queda agradecer.
A veces sólo queda hacer.
Especialmente ahora que el miedo es el único mandamiento y la soledad y el ego, confluyen en pasarelas absurdas de tecnología y vicio.
A veces solo queda ir al río
Lavarte allí
Cagar allí
Limpiarte en su correr
Mirar al cielo
Descubrir tus raíces en las nubes
Suspirar al diente de león y desear seguir caminando.
A veces sueño feo y necesito de brujas que me curen con sus conjuros.
A veces, conjugar el mundo, la realidad y mis sentimientos, se me hace tan complicado, que solo con un abrazo soy capaz de levantarme.
A veces el amor se vuelve una  palabra tan grande, tan ajena, tan abstracta, que creo que jamás he sabido lo que es.
A veces, me pierdo en mi misma y sólo con tus ojos soy capaz de reencontrar mi camino.


jueves, 11 de septiembre de 2014

Cuando te queda otra pero te destruye

Una chica con ojos como platos del color de la paz, me ha dicho que me enseñará las técnicas para convertir mi experiencia vital en bálsamo de tigre y así solucionar mis graves problemas de espalda y cuello.
Vale.
Acepto.
Apostaré  y dejaré que la chica con los ojos de la paz, me unte con su sabiduría.

Decisión

Puedo escribir lo que quiera pero decidir... eso se me escapa
Si hubiera sido maga, quién sabe.. Quizá convirtiera los bosques despeluchados en montes de árboles centenarios, la selva en amante de la humanidad
Me dicen, otra vez, que salga de la oscuridad
Lo sé, esta vez...
Estoy muy oscura
Visto de negro
No puedo mover el cuello
El brazo derecho no obedece
El aliento me falta
Duermo quince horas
Quizá es que llega el otoño y las flores secas son barridas por los vientos del sur
O la duda, harta de tan acalorada discusión, ha decido terminar con su hastío. Y eso deviene inevitablemente en una decisión. En varias: tajantes, inflexibles, propias de una persona que está a punto de cruzar al otro lado:
De ser la rata que le pronostica el horóscopo chino y navegar en las aguas pestilentes de un río seco
De limarme las uñas en la podredumbre del capitalismo y sonreír con el diente de oro que muerde a los niños y niñas infectándoles de aburrimiento y egocentrismo.
Pero aún... guardo el último truco debajo del corazón, y si este no funciona, me lo arranco.


martes, 9 de septiembre de 2014

Día a día

Mientras que el mundo se llena de plagas, guerras y virus, nosotros lloramos porque no podemos amar.
Escribo poemas como medicina, fumo porros para olvidar y aún así, recuerdo y enfermo día a día porque el mundo, pierde y gana su sentido y yo, me siento a describir la agonía entre nubes de humo y agua de lágrimas.

Katalina hace lo que tiene que hacer.

Escucho flamenco y escucho el rozar de las olas.
Recuerdo el atardecer de Bolonia y recuerdo que los reflejos se vuelven más bellos cuando el sol decide caer.
Veo la luna en el cielo y pienso que se nos ha hecho de noche y que sin darnos cuenta, Katalina matará el tiempo y extenderá la distancia al confín del recuerdo dejándonos presos por siempre de la nostalgía.

Qué difícil es

Qué difícil es cuando la vida te tira para un lado y tus rodillas están dolidas.
Cuando sabes que es la única manera pero tus articulaciones no responden.
Cuando has perdido tantas veces el corazón, que te conviertes en vagabunda y te cubres con el abrigo de la frialdad.
Qué difícil cuando el presente se pierde entre anhelos.
Cuando agarrar el momento se convierte en humo y soñar con el pasado, en presente.
Cuando sabes que tu obsesión no tiene límites y que las letras son tu única salida
Qué difícil es, cuando... ya no sabes acentuar qué es lo importante y qué lo que te mata. 





Aterrizaje forzoso

Me ha dado torticolis y fiebre y mocos y me he quedado ronca.
He regresado a la civilización.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Poliamor

Hablan de poliamor y yo me siento poliamorfa. 
Me dicen que es anarquista, atrevido, sano y verdadero.
Yo creo que en este mundo, ya no queda nada con tales calificativos juntos. Sin embargo, la idea del poliamor me gusta.
O quizá lo que me gusta es no perder nada y ganar siempre.
Eso no se llama poliamor, se llama polifake
Y básicamente... es que eres una cabrona que te importan un carajo los sentimientos de los demás.
No me gusta tanto esa idea, pero... lo del poliamor es una buena máscara. 




Ayer en Somera o Gomorra

Tengo un atractivo inmortal para los desheredados
Todos me piden un cigarro
Que se lo lie
Que les de una moneda
Y que escuche sus canciones.
Ninguno tiene la dentadura completa
Ni la ropa limpia
Ni los pelos recortados
Que todos pierden la camiseta a primeras de cambio y de repente, pónsela mujer que va a pasar frío.
Les doy el pintxo de la media noche, con mucha mahonesa y huevo para que sus comisuras se pongan aún más blancas y lloro, otra vez.
Pienso que quizá sea la luna lo que nos atrae, o la pena conjunta que arrastramos como el tesoro de nuestra sabiduría. Que en mi mirada se ve dolor por la injusticia que implacable, siempre da de cara sin mirar a quién y que ahora, ellos son su moribundo rostro.
No me hables de tus piernas ulcerosas, ni de tu taxi, ni de tus ganas de comer, háblame de lo que te hizo así, y no tengas miedo de besar mi mano, porque sin duda alguna, yo también besaré la tuya.


miércoles, 3 de septiembre de 2014

Pajarrakos

He pasado por presos y negros temiendo quedar embarazada de tan temibles destinos.
Sé que soy presa de la vida y que siempre a mi lado se posarán pájaros de mal agüero que inocentes,  serán perseguidos por lo brutal de sus sinos.
También sé que colibris vendrán con sus picos a insuflarme las ganas de volar, y que con la bandada de bandidos, los horizontes pasarán y nuestros huevos caerán allá donde sólo la humildad es capaz de llegar.
Que mi cuerpo ha sido rozado por la muerte y el hastío y que detrás de mi mirada, alas rotas y paisajes tenebrosos.
Que el brillar de la rabia de las ganas agotadas, la desesperación de un viaje sin retorno y las manos que sólo agarran la desilusión, han marcado mi identidad.
Y que de todo esto, por mucho que emigre, jamás me podré quitar.
Pero también sé, de luces que no quieren dejar de brillar, de picos que por mucho que se los ate, siempre encontrarán la forma de gritar, de que el dolor es a la alegría, lo que la felicidad a la tristeza y de que la paz está allá, donde está toda guerra.
Y de que por todo esto, nada ni nadie podrá hacerme olvidar, que en el mundo, a mi me toco volar con   pájaros que hartos de basureros, deciden dejarse llevar por el viento de la naturalidad.








Pacto

Me comprometo a ponerme la compresa y a decirle al mundo que por fin sangro todas sus penas.
Y que como yo, todas sangramos lo que el delirio no es capaz de sudar.

Entender, aceptar y llorar por no saber.

Cuando entiendes que el cariño es infinito, las posibilidades se vuelven eternas.
Cuando sabes lo que eres, ya no hace falta decirlo.
Cuando sientes que la culpa no existe, las víctimas son verdugos y los verdugos, víctimas.
Cuando ves que siempre llueve a gusto de todos, vender paraguas se vuelve secundario.
Cuando compruebas que el caos es el orden, el firmamento se torna la respuesta.
Cuando en tus ojos veo que jamás podré vivir con nadie tan feliz, me quedo ciega, y lloro, porque todavía... soy incapaz de aceptar que no estoy sola en el mundo.

sábado, 30 de agosto de 2014

Se hace camino al andar

Tengo que respirar profundo para no atragantarme con la vida.
Abrir el pecho y los ojos para no chocarme con el miedo.
Tender las manos en la oscuridad confiando en el resplandor del corazón.
Tengo las llaves que me acercan a la sabiduría pero no sé si he perdido las de la felicidad, o si las de la sabiduría, son las llaves maestras que me conducirán a la felicidad.
Al final, sé que tengo lo que tengo que tener, y sigo mi camino, que ya no termina en el sofá sino en cualquier lugar.

Un garbanzal

Algunos me dicen que estoy como un garbanzal.
A mi me gusta, un garbanzal podría nacer en las playas de mis sueños.
Lo que no me gusta es la civilización.
No estoy de acuerdo con sus calles, sus semáforos, su aire, sus colas, su postureo.
Dicen una cosa, sienten otra.
Al final no saben ni lo que sienten.
No me gustan sus palabras orondas ni sus sentimientos egoístas.
Me amarga su destrucción masiva de animales, plantas, aguas, tierras, océanos, paraísos y sus justificaciones infantiles y patéticas.
Vivo en una sociedad ridícula donde todos gritamos y nadie dice nada.
De sentimientos corruptos.
En la playa de mis sueños, las mujeres nos apoyamos en lanzas de madera y los hombres, también.
Aquí ya no queda madera.
Ni ríos sanos.
Ni palomas enteras.
En Babilonia se ha olvidado cuando cantan los pájaros
Y los mensajes de los árboles.
Y la vigilia al costado de los pinos mientras las estrellas narran el devenir de los tiempos.
Ahora todos sordos con la cara blanca iluminada por un trozo de litio extraído gracias a la sangre de niños que en vez de pan y educación, reciben palas y balas.
Hay mucha violencia sutil, mucha avaricia vestida de azul. Mucha información que insensibiliza y mucha bandera absurda.
Mucho trasto de un solo uso, mucha persona sin más derecho que su explotación.
Mucho dolor camuflado, mucha paranoia egocéntrica.
Hay mucho odio y poco amor.
En general, siempre, en general, la civilización no me gusta, prefiero ser un garbanzal.



Entre sentir y hacer


Hay veces que te confundes y que haces precisamente todo lo contrario de lo que sientes.
Porque ser consecuente con lo que sientes es la única meta y por tanto, los sentimientos, el único motor.
Me he prometido serme fiel.
Ser tajante.
Que no me tiemble la mano en este mar de plástico.
Porque he descubierto que los mares que siento, que me asientan, son los de arena fina y barros de alquimia y esos, están en peligro de extinción.

El halcón que perdió la esperanza

Que pena que estés amputando tus alas y tu sonrisa.
Creí que eras un halcón fuerte que siempre volaba con sus alas a ras de cielo.
Que las nubes te servían de almohada y la vía láctea de camino
Que tus garras eran certeras y tu vista aguda y fina
Pero ahora...
Te quejas del cielo, de las nubes, de las estrellas,
De las montañas que cobijan tus esperanzas
De los otros pájaros que como yo, sólo desean verte reír.
Tanta es la pena que siento al ver como te apartas de la ruta de la seda que por las noches, sueño con traerte de nuevo al mundo donde la culpa no existe y la luz resplandece.
Pero tú...
Ya no quieres salir de las cavernas, te da miedo lo que te puedan hacer
En realidad...
Te da miedo lo que puedas hacer.
Y así, te vas mordiendo las alas, con tu piquito lleno de sangre e ira, y tus uñas, ensuciadas por tu propia carne y dolor, infectan tus ilusiones de felicidad.
Y poco a poco, vas perdiendo las plumas y las ganas, y casi sin darte cuenta, dejas de volar, de reír y de soñar, y yo, pájaro de buen augurio, emprendo la marcha hacia otro lugar.



martes, 26 de agosto de 2014

De regreso de los mares del Sur

No es el final sino el principio
Recojo antiguos hábitos con renovada alma y vuelo porque sé que los ojos dicen más que las bocas.
Soy discípula de palabras y amante de miradas, disfrutona de sueños, ganadora a todas y contradictoria para siempre.
Puedo acercarte a mis manos y sanarte el aparato digestivo así como alejarte en la densidad del dolor necesario y presentarme indiferente y tajante para hacer lo mismo, sanarte.
Al final, que ahora es principio, soy esencia, y lo que parecía disonante es armónico.
Porque la dualidad finalmente tiene un sólo objetivo: la sabiduría.
La felicidad es capitalista.
Jajajajajaja
La sabiduría es emocional.
Y puestas a elegir... soy emoción, energía, vibración; soy la onda del susurro de las Diosas.

Somos las ondas del susurro de los Dioses y la felicidad es como la tristeza, un estado más.

viernes, 1 de agosto de 2014

Entre gritos y silencios

Ahora solo se escucha el tintineo de las teclas.
En la sobremesa mi padrino dijo que no llegaba a fin de año.
Mi otro tío hablaba de indios apaches y caballos locos que se comían a los niños.
Mi hermano de paraísos en Marruecos y mi hermana de calambres en los ovarios y de tener el estómago en la laringe.
Mi cuñada realiza apuntes sobre el diálogo entre lo maléfico y lo necio.
Mi otro tío comenta sobre un tal Steves, belga de negocios estrambóticos y frustrados que habita en Kenia promoviendo dietas de adelgazamiento.
Mis sobrinos reían y chuki a su lado parecía un angelito.
Aisea mientras tanto dormía, hoy le han quitado la posibilidad de tener camada.
Quizá a mi me la esté quitando algo que no entiendo, o quizá, ni a Aisea ni a mi,  nos tendrían que haber quitado nada. O quizá, hace tiempo que nos lo arrebataron todo y por eso este silencio que hoy me ensordece.




Amar

Una canción de cuna se escucha al fondo, la canta aquélla que esperaba de madrugada a un futuro padre borracho embarazada en el matadero de su carnicería dos días antes de que la que escribe viera el mundo.
La entrada en el mundo no es cualquier cosa, la salida, seguramente tampoco.
Aisea, cariño, hace mucho viento y frío, por eso esta noche, te cobijaré en la casa.
En un par de días abandonaré a los míos, te abandonaré a ti y seguiré otra vez mi camino de libertad y soledad. Que ambas palabras se casen mientras corren las lágrimas y la garganta se atasca, hace que todo pierda sentido.
Mi madre vendía picón con 10 años montada en un burro. Siempre quiso saber escribir, comportarse, ser una mujer educada y culta. Nunca lo consiguió. O más bien, lo consiguió de sobra pero no ha sabido darse cuenta.  Con su lengua y su historia trabadas y sus caricias escasas y tímidas, me mira, me mima y el mundo se hunde a los pies.
Mi hermana tiene una barriga con algo dentro, y también se me hunde a los pies.
Te echo tanto de menos Axier...
Amar y que te amen es lo más duro que hay en esta vida.


lunes, 28 de julio de 2014

El llanto de un niño

Hay veces que no se puede, y que pides algo, y por tu boca se te concede, y eso, que te reconforta en un primer momento, luego, pasa al terreno oscuro de la duda.
Y en la duda, todo son reflejos de aguas turbias.
Eres muy consciente que lo que te rodea, no es sencillo, que debes ser constante, disciplinada a la vez que caótica y flexible. Y otra vez, vuelve la duda, y los llantos de chiquillos, y alguno se cae de la mesa dando una voltereta y a ti te da por reír, y luego por estar callada... y vuelven los llantos de los chiquillos y la Pepa Pig, y una perra abandonada y displásica llena de garrapatas como un dedo gordo. Y entonces algo se vuelve a pasar por tu pensamiento y de repente, termina el presente y empieza el pasado con sus recuerdos y el futuro con su ansiedad, pero de repente, un niño vuelve a llorar a pulmón partido y el presente se vuelve a estrellar como aquel niño que choco contra las piedras dando una voltereta. Y todos son chichones, voces, órdenes, incomprensiones y no tengo ni idea de donde quedo el orden y la disciplina, lo correcto, flexible y pierdo la confianza, que es muy huidiza y siempre me deja tirada en el peor momento.
Alguien hace yoga mientras que una ama de casa cargada de chiquillos, bolsas y frustración, se da un masaje porque tiene la espalda como el Cristo de las Tres Caídas. Y de repente vuelve el presente con Las Migas, y cantan al amor amante, y entonces hablan del sur, del sol y miro a mi alrededor y las adelfas tan bellas, son venenosas y pienso que el angelito de escayola que sostiene la esparraguera sobre su cabeza, le tiene que pesar mucho y se le tiene que quedar la espalda igualita a la de la ama de casa. Y descubro las ganas que todos tenemos de cambiar el mundo y lo inútiles que somos. Y me doy cuenta que hacía mucho tiempo no escribía con tanta rabia y coraje, con tanta emoción, y caigo en la cuenta que mi madre vuelve a chillar alguna orden a los chiquillos y ya no quiero jugar al Scrable ni a nada, y me siento aquí, debajo de un olmo blanco de copa de platillo volante, mientras la espalda se queja de todo y de todos y cachorros, perros abandonados y niños con mocos, me hablan de la soledad y el mal orden del mundo. Que es imposible la comprensión, que estamos destinados a entenedernos cada vez menos y peor.
No te queda otra que defender lo que te queda por reconstruir, que aunque estés en ruinas y nada entiendas, , hay canciones que te ponen el vello de punta y sonrisas que te alegran la vida.
La novia de chuky entra por el arco del rosal, y las risas y los azules de los ojos, del mar que puedes bucear hasta que te salgan callos en el alma, vuelven a hacer brillar al sol pero la espalda te vuelve a doler, y ya no sabes como ponerte en el pedazo sillón azul intenso que sujeta tu culo estreñido. La piscina también azul a diez metros, tres chiquillos que ya no lloran, el yoga suspendido y mi madre cosiendo la última mecedora. Opto por levantarme. Los niños siempre pueden conmigo. Y toco el tambor con ellos, y busco un espacio donde se suspendan las órdenes. Porque ya no aguanto ni un segundo más tanta lágrima, porque estoy muy cansada de voces dando advertencias, repliques que nosotros mismos no cumplimos. Ni somos educados, ni amables, ni escuchamos al que tenemos enfrente ¿Qué coño pretendemos enseñarles a los chiquillos? Y pienso que para qué tener un chiquillo y pienso que pensar eso hace que sea totalmente necesario. Porque a estas alturas vuelo alto, allá donde las prohibiciones tienen explicación y si no la tienen, no se habla de ellas. Estoy cansada de lidiar con conversaciones histéricas que solo me devuelven a la necesidad de volar. Quiero volar, esta vez en el presente, y ahora es el viento y el atardecer el que mece mi vello, y otra canción me lo pone de punta, y otra vez, vuelvo a creer, porque ahora mismo estoy volando y la canción me dice que gritar es sano, y ya no entiendo que coño pasa.Si los chiquillos son una salvación o la tortura.

viernes, 25 de julio de 2014

La ferretería, una tienda salvaje

Alguna vez dije que mi identidad es como el escaparate de una ferretería.
Me sobran tornillos de locura, cintas americanas de pantalla plana, clavos de borrachera, brocas de 1x1000 y tuercas con agujero negro.
Me sobra alambre de espino y soga de esparto. 
Sin embargo, tengo todo lo necesario para cualquier chapuza que el futuro, siempre desarreglado y aparatoso, presente. 
¿Qué necesitas alicates para apretar tu sin razón? ¿O quizá unas tijeras para cortar lo insano? ¿O un destornillador para aflojar la presión? 
Cualquier herramienta tengo si lo que quieres es renovar tu alma. 
Eso si, has de saber para que sirve cada cosa porque si no, te juntarás con millares de piezas que jamás sabrás componer, y como el puzzle de 1000 piezas que le regalaste a tu madre una navidad fría y desolada, acabarás con todo en lo alto del armario acumulando polvo y soledad.
Pásate por mi escapare, elije de lo que careces y ponte manos a la obra, porque ayer viendo un anuncio descubrí que jamás sería ni astronauta, ni bombera, ni policía pero que lo que si que soy, es chapucera de almas y desasosiegos. Y que en cuestión de logística, no hay lógica que pueda conmigo.


miércoles, 23 de julio de 2014

Por los que se quedan.

Que la vida es un valle de lágrimas y que hay que tener pañuelos cerca para no ahogarse con los mocos.
Que hoy estás akí y mañana no, pero que en el hoy, te ofrezco mis pañuelos llenos de besos para que te acompañen en tu dolor.y puedas sonarte toda la pena que arrastra tu corazón.
Que aunque mi pañuelo amarillee, sus bordados todavía resisten el envite de tanto sin sentido, o todo lo contrario.
Que aunque en jirones esté hoy tu alma y mi pañuelo, siempre tendrás, mi manga y mi torpe consuelo para limpiarte en ellos, todo lo que te pudre por dentro.
Ya sabéis, que de alguna forma, a todxs os quiero.

viernes, 18 de julio de 2014

El mundo, una cebolla.

En Ucrania, Irak, Siria, Palestina... en el  mundo que solamente se hizo para girar protegido por capas como un cebolla, todo se fríe mientras unas cucarachas ambiciosas se pelean por el último bocado.
Cuando no queden más que máquinas para follar y pastillas para comer, entonces, el sofrito estará terminado y la cucaracha más grande, más repugnante y carroñera, se afilará sus patitas y se zampará el último bocado de dignidad humana en una cama de sábanas de seda blancas con cuchara de plata.
Ahora que la muerte se sirve de primer plato en los telediarios y que las miserias ajenas son el espectáculo más nutritivo, me queda poco más que acariciar a mi gatita y esperar que no me clave demasiado las uñas.
Porque hoy me he levantado cansada.
Quizá sea el viento, o mi propio y absurdo miedo, que cascado por tanto envite superficial, sólo puede desconfiar.
Y la gatita ya me clava las uñas y la música toca su última nota y el viento, transporta mi última esperanza mientras que mi gatita, cansada de rascar y no ganar, se pierde en busca de mejor bocado.

jueves, 17 de julio de 2014

De plantas, pájaros y jaulas

Prefiero mis pájaros que sus jaulas porque en la naturaleza no hay barrotes y yo soy como la planta que hace algunos años le regalé a mi hermana; natural, torcida y que florece cuando le da la gana.
Y si me ponen barrotes, pues me enredo en ellos y mis flores y hojas cubren sus hierros, convirtiendo la jaula en bosque madreselva donde anidan los sueños más utópicos alentados por el iluso canto de los pájaros de mi cabeza.
Porque nadie puede detener el germinar de la semilla sincera.
Ni el vuelo inocente de la mente inquieta.
Ni destrozar con sus falaces argumentos, el razonar de la sana locura.
Que de libertad se nutren las hojas
y de verdades sinceras, los picos de aquellxs que como yo, no quieren jaulas sino plantas y pájaros.


viernes, 4 de julio de 2014

Esperemos que así no sea.

¿Por qué el recuerdo sigue palpitando sin referente ni vínculo?
Quizá el barco de turistas a crédito, me arrastre otra vez a contracorriente y el choque de las olas, plof-plof, me hunda en la razón de recordar.
O quizá, ese barco ya no pase más y me quede para siempre con el recuerdo sin raíz.
Amputada hasta la eternidad.


En la noche de Bilbao

Corren tiempos oxidados, de animales de tres cabezas conservados en formol y semillas yermas protegidas por pesticidas santos.
Corren tiempos oscuros donde la luna, ni mirada serena recibe.
Ya la luna, si se preña, se llena de vacío, y casi, ni poder dar el rostro puede.
Cada noche se le antoja delirio de naufrago, y con lágrimas de estrella, se alza desnuda demandando fecundidad humana.
Que llene el mundo de honestidad
De amor y confianza.
De bondad y libertad.
Y la tierra sigue girando como una bola de basura esperando ser triturada, y la luna, que jamás logra mantenerse entera, pare estrellas fugaces mientras todo se va a la mierda.





A las orillas de la Ría.

Es la cabeza de la vaca que sin tener en cuenta los frenos de la bici, corre ría abajo.
Ya la cabeza puro hueso, que de pura roña de lo que fue, sólo a la mar espera.
Deshecho mecido por la marea en alza que bajo la luna creciente, se desencarna y se corrompe y que por fin, pierde la máscara para dejar al descubierto la cara de la soledad humana.
O Cruz, siempre cruz hasta que se parte la cara.
O el corazón.
O hasta que se deja la piel para siempre y el alma vaga libre por fin.








jueves, 26 de junio de 2014

Montañas afiladas

Me quitado del THC y me he echado al DMT
Ahora escribir se ha vuelto algo nuevo,
aunque en este instante, vuelvo a estar colocada.
Demasiados años consumiendo, consumiéndome.
Todavía tengo algo que decir, más bien que sentir.
Todavía quedan resquicios que se pudren y delatan mi tranquilidad presente y acosan mi alma.
Todavía sueño contigo.

viernes, 6 de junio de 2014

De poteo

Me siento en el canto de un escalón para que la caída sea más sencilla y rápida.
Y miro en contrapicado las piernas de seres que cada vez me importan menos.
No me gusta cómo se mueven.
Y no es sencillo porque la soledad se torna la única respuesta. Y entonces... todo me importa muy poco.
Las pantallas táctiles iluminan sus rostros.
Estertores de cuerpos pegados a una caña, o a un chupito o a un porro que los dejará mucho más neuróticos que cuando empezaron.
AHora lo sé.
Ahora sé cuando formo parte.
También sé, cuando estoy lejos y sólo las estrellas, puntos de luz entre cadáveres, pueden acompañarme.
A veces pienso que sólo de transcendencia no se puede vivir.
Que mejor un chupito y hablar de chorradas para soportar la insoportable levedad del ser.
Luego aparece una niña con una manita de diez centímetros y me arranca el corazón.
Sin corazón, sigo mirando las piernas en contrapicado que como torres quebradizas, plastificadas en mayas del chino, tiemblan y se mueven tan torpemente, que cualquier esperanza queda pisoteada para siempre.








SIempre lo mismo aunque a veces no lo vea

Es inevitable que se acerque la luna y que mis dedos acompañen su avance.
Además, sopla viento sur. Fuerte y cálido, demasiado cálido, demasiado fuerte.
El castillo de Naipes carece de ases, no de reyes y reinas que quieren dominar, pero da igual, el viento lxs derrumba a todxs. Porque todxs son iguales aunque vistan diferentes ropajes.
Estoy aburrida y askeada de tanto juego de tronos.

jueves, 29 de mayo de 2014

A vista de pájaro

No habrá pan que pare guerras, pero si hay amor... Habrán sueños.
Y les aseguro que volarán mucho más alto que los rascacielos.

domingo, 25 de mayo de 2014

Para el piel suave

Tus besos son las vendas pasadas que quitadas de mis ojos, hoy curan mis heridas.
Porque tu sabes besarme el alma y arrancarme de la insoportable profundidad con cualquier idiotez digna de no mención.
Porque sólo tú, solamente tú, sabes dónde está la perla que tan recelosa, escondo debajo de esta porte altiva y sólo tú, tienes los cinceles capaces de esculpir mi maraña de pensamientos.
Porque contigo sólo puedo amar, y cualquier mezquindad más que sobrar, hiere de por vida.

jueves, 15 de mayo de 2014

Maternidad

Te siento, pero una voz fuera de mi, me habla, - serena, el tiempo pone a cada uno en su lugar-.
-Pienso- si tengo una hija la llamaré Serena.


La caja de Pandora


En tu pecho guardaste la caja de Pandora
y ví como tus piernas ancladas a la nada, temblaban por la indecisión.
También vi como tus manos intentaban agarrar el agua y como tus pies caminaban por el fuego.
Escuché tu respiración helada, olí tu aliento de flores marchitas que de pura nostalgia, recordaban a la muerte.
Me acerque a ti a sabiendas de tu naturaleza de gata acorralada para abrir la caja de Pandora que latía en tu pecho.
Y quise deshacer los nudos de tu garganta, regar tu vientre de lágrimas, depurar cada gota de tu sangre, acostarme con tu alma vencida y ofrecerte la llave de Pandora aún sabiendo que dándote la llave, te daba mi vida y me arañaste, y te arañaste, y arañaste todo cuanto había alrededor.
Hiciste jirones la sábana, sacaste la gomaespuma de los cojines, rompiste vasos, ceniceros, jarrones... Destrozaste la lámpara de noche y ni la luna pudo alumbrar tanto desastre.
Pero cogiste la llave y abriste la caja.
Ahora, estás demasiado guapa hija de puta.

domingo, 11 de mayo de 2014

Ínfima posibilidad

Aburrirse de una misma.
Aburrirse de los demás
y drograrse, un poquito más.
Otro chupito, a ver si en el fondo del vaso se queda el lodazal de mi obsesión.
Te he amado de raíz hasta secarme por dentro y ni el rocío de cada amanecer,  ha sido capaz de mojarme las hojas.
Sólo lágrimas, que por saladas, secan lo poco que podría florecer.
Aun así, me coloco el geranio en la cabeza y toco las castañuelas a ver si suena la flauta y florece el jardín de mi Eden.

Domingo con hambre

Esto parece una paella valenciana y esta tarde a bailar sevillanas
No sé como me las apaño pero las lío por dobles, triples, salto mortal...
Piuffff, al suelo sin chaleco de esos güenos, y las narices rotas, y los dientes y toda la boca llena sangre, y con un hambre... pero la paella valencia es un holograma y además, con la boca llena de sangre no se puede tragar bien.
Eso es lo que me pasa.
¿Alguien conoce un dentista que me arranque todos mis arranques?
No quiero morir desangrada en la barra de cualquier antro.


domingo, 4 de mayo de 2014

Los portadores de sueños

Los portadores de sueños.

Abren su corazón aún sabiendo que cada vez que sus pétalos se despliegan, un trozo de sus sentimientos pierde un viejo olor.
Vienen de tierras exóticas, con mochilas cargadas de luces y esperanzas, con las manos vacías, la mente ágil, el cuerpo deseoso de amar.
Construyen versos al amparo de la noche, cuando las luciérnagas brillan contando historias de antepasados, que como ellos, portaron sueños, y que por ello, perdieron la vida y ganaron la eternidad.
No saben ni quieren, que lógica los mueve, qué mecanismo manipula sus entrañas, pasa por su laringe y se proyecta en sus voces. Sólo saben lo qué han de hacer y cómo:
LIbres.
Despiertos.
SInceros.
Generosos.
Auténticos.
Deseosos, ricos en su miseria y libres en su explotación.
Saben que son frágiles, que su vulnerabilidad y su muestra, van a ser atacadas, quemadas en la hoguera de la vanidad de un mundo ebrio de ego y negación. SIn embargo miran de frente, abren sus alas y vuelan por encima de todo y de todos impulsados por meteoritos; estrellas fugaces que de orilla a orilla de la tierra, caen en forma de deseos de plenitud y agradecimiento.
NO saben a qué agradecen, por qué, sólo vuelven a saber el cómo:
Humildemente, con la fe de que es lo único que pueden hacer, que han nacido para alumbrar sueños propios y ajenos y defenderlos en su vida con su vida.
Desde fuera los miran atónitos y asustados, rencorosos, con el constante prejuicio en la punta de sus lenguas. SOn peligrosos, repiten, son innecesarios, consideran, sobran, sienten.
Sobran porque la oscuridad siempre temerá a la luz como la amargura a la felicidad.
Se cubren con sencillas túnicas de silencio y miradas profundas. Se mueven sin ser vistos, siempre tras el velo de lo imposible, envueltos en una magia que por inexplicable, levanta rencores y envidias.
Deben tener cuidado pues monstruos de plásticos y asfalto, de aceras descuidadas y cartones como abrigos, repletos de casas vacías y fantasmas de oro, coca y lujo, están esperando el más mínimo tropiezo para apagar su luz y así, ocultar el brillo de la corrupción y el dolor.
Los detienen contra la espada y la pared, con las piernas bien abiertas y su cabeza agachada: boca amordaza y manos esposadas. Los encierran en campos sofisticados de exterminio, y los torturan, una y otra vez, pero ellos vuelan siempre por encima de todo y de todos, poseen el secreto de la divina fantasía, saben sacar las garras y estrechar la felicidad y los momentos, y vuelven a coger su candil, y lo vuelven a prender porque aunque les quiten hasta el mechero, ellos tienen el fuego en el alma.

Una y otra vez, el ave Fenix se posa sobre sus cabezas y ellos renacen, una y otra vez.


sábado, 3 de mayo de 2014

Que se airee

Abro ventanas, que entre el aire y que se lleve la amargura.
La brisa pasa, sin prisa, limpia, oliendo a nuevos horizontes.
La calma se sienta a mi lado, y con su hálito de mujer sabia, alumbra los candiles de mi esperanza.
Los nuevos vientos quitan el polvo de los muebles de mi corazón y ya, el aliento vuelve a mi alma alentada por la calidez de la templaza.
Parece que la tristeza se ha marchado, no así la melancolía, que pegada a mi ser a fuego candente, me marca una y otra vez sin dejar cicatrizar mi herida.
Buenos aires, evitan que se infecte, que se pudra toda la agonía que cargo día tras día.
Las caricias me apaciguan meciendo mi dolor y con mi cabello entre sus dedos, el mundo gira con sentido.
Sin embargo, un golpe de viento, y la calma, y el amor, y la templaza, vuelan otra vez lejos.
EL huracán se hace eco, y el caos, otra vez se vuelve mi compañero.
Nada es para siempre.
Quizá deba romper el cristal de una vez por todas. 


jueves, 1 de mayo de 2014

La poesía de los niños

De cianuro son mis poesías, y sin Romeos ni Julietas, los versos solitarios buscan el amor extinto, ingrato y doloroso. El amor humano.
Ya ni siquiera se obsesionan con lo que pudo ser y no fue.
Ni pretenden llegar a tu piel y acariciarla.
Ni nada por el estilo; ni siquiera tienen estilo.
Nada
Poemas sin ilusiones de un mundo mejor.

Matan a niñxs en Brasil, la India, China, Sierra Leona...
Matan la inocencia.

Matan a niños mientras ves tu partido de fútbol.
Los matan para que tú veas tu partido desde el palco principal.

Ahora los gladiadores son niños.
Y los leones... mercado, miseria, sexo, drogas, prostitución.
Y los niños... comidos por leones de todos los colores, de todas las banderas...

Es imposible que mis poemas se ilusionen y aparezcan puros e inocentes mientras la humanidad trafica con la muerte de menores.
Que mis escritos se llenen de eternidad milagrosa y loas a la creación humana mientras una vida vale menos que un calabacín transgénico.

Todo en Babylon es pegajoso, sucio, nauseabundo y nada lo va a cambiar.

Mis poesías nunca podrán apelar a la belleza de este mundo, nunca serán mensajes de reconciliación, nunca podrán quitarse la pesada lápida que aplasta a su poeta en cada verso, porque en mis poesías no hay ni Romeos ni Julietas, ni héroes, sólo hay villanos y ciegos, que obnubilados por su ombligo, matan a niños con fino bisturí y tecnológica destreza.

Pena


Lo que pasa a las noches, los días lo vomitan.
Espinillas de espinas, clavadas y reventadas llenando de pus tu alma charlatana
Y tu cara de boba mirando como se desangra tu corazón con una tirita que no pega en la palma de la mano.
Pena que no pueda, ni quiera, que no sepa, que me atragante con la vida, los seres, los uniformes y los chupitos y que la tirita no pegue.
Pena que tenga las fosas como el túnel de Deusto y el alma tan vacía como los bolsillos de un mendigo sin flauta ni perro.
Pena que los días sean grises, que el sol brille muy lejos de mi mirada y que las palabras siempre se queden cortas para decir todo lo que siento.





sábado, 26 de abril de 2014

Rap: destino cierto

Rimas certeras para vidas inciertas
La trovadora del adiós entra en la confusión
el sentido del sentir se apodera de mi
y en la oscuridad acercándome al fin
la figura real de todo cuanto perdí.
El sueño de mi sueño hecho realidad en el latir 
y hordas de voces, aplaudiendo el triste devenir
Caras sonrientes sin sus amaneceres correspondientes
Ojos como platos perdiendo cualquier dato
Manos titilantes sin estrellas demandantes
y cuerpos en vigilia a la espera de la desidia
Ni un triste pan para compartir
Ni un furioso adiós para despedir
Ni un solo trozo de tierra calma para morir.
Las margaritas cerradas a cal y canto
y solo rosas con espinas conducen al llanto.
La felicidad perdida en las noches dormidas y
el instinto a la espera de la lluvia sincera.
La humildad eterna castigada por verdadera y
personas sin carne ni hueso rodeadas de plástico y deshechos.
Ni un triste pan para compartir
Ni un furioso adiós para despedir
Ni un solo trozo de tierra calma para morir
Seres que buscan en la basura de su propia locura
la piedra filosofal que les lleve a la cura
El sueño de lo eterno en forma de dinero
su máximo exponente como el barro seco
agrietado y gastado, por el paso del tiempo, se retuerce entre sus dedos, ahora yermos y estrechos, eclipsados por el falso derrotero.
Delumbrados por el camino de lo abyecto, 
el mundo entero se queda ciego. 
Ya no hay arcoiris que no se vea en euros
ni manto que recoja ningún interés ni sueño,
solo las voces aletargadas de personas dando largas
a la esencia más pura y mundana.
Ni un triste pan para compartir 
Ni un furioso adiós para despedir 
Ni un sólo trozo de tierra calma para morir. 
Y yo, en la oscuridad del fin.









martes, 22 de abril de 2014

Una cena ajena

Tengo hambre de delicadeza y sinceridad porque con los canapés, no me da.

Todavía estoy a tiempo

Despacio, que ni la espalda ni Roma se hicieron en cuatro días.
Lo que deseo mide mas que los segundos, los dias, los siglos... menos que la sonrisa de mi sobrino.
Grandes dosis de paciencia si quiero que la magia poética no me trague cualquier noche sin luna.
Muchxs niñxs hablándome desde el reino de la fantasía y sus ojos, entornados, bien clavados en mis noches de millares de estrellas fugaces.
Madres que hablan de Venus y abuelas que se tiran al suelo con una sonrisa en busca de las migajas,y tener, tener, los ojos abiertos como lunas llenas, lunas de sangre y sal que reflejan el amor y el odio con la misma intensidad y se abren como orquideas dispuestas a ser fecundadas.
Me han contado donde está la tienda de los deseos y tengo hambre de delicadeza y sinceridad.
Esta vez solo puedo entregarme a la esencia.

Una estrella naranja

Aunque esta vez mi paso vaya tan lento, y tenga que detenerme en cada sílaba, sigo de pie como mi madre sigue con su azada.
Tenemos toda la vida por delante.


lunes, 21 de abril de 2014

De Kloaka, que el campo ya no existe

Año del caballo.
Soy una rata.
Ludovica la bruja chilena me avala. 
1984. Rata de madera. Ascendente: Cabra.
Es incompatible.
Los gallos no son para mi.
Para las ratas, otra rata.
Rata y no ratón. 
Callejera, mundana, sucia, de arrabales.
Una rata sin peine ni champú, de aguas turbias, de salida para todo y de todxs, de esas que corretean entre los pies, rápidas, con la cola muy larga y unas uñas asquerosas, muy negras y muy largas, muy mugrientas. Con unos ojitos muy pequeñitos y brillantes. Unos bigotes muy largos. La nariz húmeda.

Soy una rata que no quiere ni búfalos ni conejos ni tigres ni dragones ni mazmorras. Sobre todo no quiero mazmorras.  

Y si osan...

Roo las cuerdas y nado en cauces de ponzoña, me raspo con arena, bebo de las alcantarillas, duermo escondida en las esquinas. Esperando... esperando el gran salto del caballo. 
Porque las ratas sentimos los devenires y al primer trote de jinete, se nos salta el corazón y buscamos por donde escapar de la furia de la ira banal no sin antes ejecutar, nuestro ataque mortal.
Somos las únicas que en la oscuridad, podemos matar: de rabia, de miedo, de asko.
Y lo siento, pero somos incompatibles con el gallo de metal, gallito de corral. 
Jamás me podrás dominar.




miércoles, 9 de abril de 2014

Teorías físicas

Los maderos tienen test de estrés,
supongo que cuando cae el txaparrón y llueven palos, ellos se hinchan y se deshinchan y finalmente... pues se agrietan.
Por algo son maderos!
Tema físico este.

En la comisaria

Me renuevo el carné de identidad en plena búsqueda de anonimato.
Justo en el momento en que lo más parecido a mi, es la nada.
La que nada no se ahoga.
Aunque en comisaria... cuidadito, no te metas en asuntos de pelotas que aún nadando, te ahogas. 

El alter ego de lxs humanxs

Ata a tu pitbull que se te escapa el alter ego.
Lo mismo con tu perro patada o tu chucho callejero.

Fijo

Por qué cotorra mia te has quedado muda?
Será que el mundo te arrancó las alas?

En una terraza III

La tórtola canta en una terraza...
Con un poco de destreza, en breve pasa la gorra.

Así, una de esas que hacen pupa

Las palomas picotean los restos de comida y en la acera de enfrente, la rumana pide para un bocadillo.
Creo que pronto le saldrán alas y ya no tendrá que pedir porque podrá volar de basurero en basurero.

Hay que hacer

Llueve en la calle como Lucio el anarquista llora por el que se cae del andamio

Alrededor

Puedo escribir sin más tinta que mi sangre
Sin más papel que el que represento
Sin más color que el de mis ojos.
Sin embargo, no puedo escribir si tú no estás.

El deseo a flor de piel

Ningún tatuaje tapará la cicatriz con la que naces...

La sabia

Nos disfrazamos de sabiduría sin saber que el sabio siempre va desnudo

En una terraza II

Las camareras sirven un té que ni la menta ni el verde, ayudarán a digerir tanto contrato basura.

Un día que te das cuenta

Es inútil esta ansia mía de salvarme de la hecatombe si gasto lo que cobro en sexo, drogas y rock&roll

El rojo

Hay días que pulsaría el botón de la sensatez y todo terminaría por fín.

En una terraza

Brazos musculosos hinchados de proteínas,
pieles olorosas a cremas testadas en animales,
vestidos de gala en cenas benéficas...
Despropósitos consentidos por un ser "humano" caprichoso e infantil.

lunes, 31 de marzo de 2014

Los ángeles también lloran


A veces se me olvida quién soy
Qué hago aquí
Por qué sigo viva
A veces encuentro entre botones descosidos, la costura de mi voz...
Empiezo a entender...
qué hago aquí
por qué sigo viva.
A veces decido desaparecer de todxs y lanzarme al camino del destino, ciega de confianza y borracha de sueños.
Lo que duela, que duela lo que tenga que doler pero que responda a lo que deseo ser.
No dejaré que nadie me diga lo que tengo que hacer...
para eso están todas las preguntas que yo misma he de responder.
No consentiré el desaliento de lxs que miedosxs y especuladorxs, creen tener la precaución y la sensatez en la punta de sus lenguas cobardes y prepotentes.
Con mis ojos, lagunas del sentir de mi alma, desvelo el manto de hipocresía y convencionalismo y enmudezco al miedo.
Cada vez soy más radical porque cada vez estoy más enraizada a la tierra que me parió.
A veces, tengo claro que soy el aire que transporta las semillas que frutos elegantes y sabios ha de difundir.
A veces, hasta decido cuidarme y tratarme con amor, ser brisa y rozar la piel de cualquiera que me regale su sincera sonrisa. 
A veces, hasta consiento el abuso, la amenaza y la tortura si veo que pronto se cambiará, pero a veces... todo me sabe mal, todo está mal, todo es mal.
Entonces... pierdo  los papeles otra vez
Y ardo con el fuego del rencor y la impotencia.
Me pierdo en la noche y me acuesto con flores sin semillas ni amor.
Me violo y me maltratato y prendo en ira y destrucción el pasado de mis pasos, fusilando a mi fe y a cualquiera que pretenda acercarse a mi ser.
Muerdo y araño, desgarro las máscaras y meto hasta el fondo la abuja y todo se llena de pus y chupo, chupo hasta que toso y babeo, hasta que se me caen los dientes y la verguenza, hasta que pierdo el sentido de mi sentir y todo es una gran bola de delirio y terquedad.
Entonces... entiendo que los ángeles también lloran y todo vuelve a empezar.

sábado, 29 de marzo de 2014

Me da igual lo que seas, se te nota en la cara que eres buena gente

Y rompiendo barreras y muros donde ni la edad, ni la cultura, ni la raza, ni el sexo, son capaces de censurar el sentimiento tan hondo de nuestro amor.
Lxs niñxs nos ayudan, mucho hierro, mucha cuerda... pero ellxs saben cómo cargar una furgoneta. Son gitanxs, orgullosxs de serlo y de parecerlo. Tienen muchos mercadillos a sus espaldas.
Las lágrimas me vuelven a caer porque los regalos de la vida me superan con creces y el limonero de histeria tiene muchas hojas nuevas y pequeñitas y a mi me duele el corazón de tanto amor y tanta intensidad y quisiera volar y tejer alas para todxs lxs que se cruzan en el paso de cebra de mi alma. Ellxs vienen a mis brazos llenos de heridas y duendes y hadas me ofrecen su magia para que lxs cure, y ellxs, con sus boquitas de dientes de leche, se agarran a mis pantalones caídos y a mi se vuelve a caer el alma y que me duele el corazón no es ninguna metáfora y es que de tanto amor y llorar, a una se le oxidan las cerraduras y todo el rato, mi órgano motor, abierto a los vientos de esos ojos de esa niña que es una futura poesía hundida en el universo de la sensibilidad de un mundo de parásitos egocéntricos...
Ven cariño a mi vera que me tienes que enseñar tanto... que te tengo que dar esa clase que te he prometido porque tú hoy me has vuelto a mostrar qué significa vivir y okupar el cielo con las estrellas como guardianas de nuestra casa de fantasía. La poesía está en ti, crece con ella, no consientas que nadie te la arrebate, protégela con tu vida porque si te arrebatan tu querer, tus ganas de amar, tu corazón tan bello, inocente y sabio, te quitarán las ganas de vivirla, y eso mi niña de morritos, es t
u esencia, y tiene que ser tu lucha y será la mía porque me has alzado más allá de la luna, me has traído al centro de la tierra y bañado con tus versos de canciones rumberas, flamencas, con tus ecos del rocío...
Gitanita mía de Otxarkoaga, me has transportado a un mundo que perdí hace mucho tiempo y con tu forma de amarme, has hecho realidad mi sueño, y ahora más que nunca, vuelvo a llorar, como tu mi niña, ahogándome en tu ternura, y agradeciendo a la vida la oportunidad de resucitar con un suspiro en el vertedero en medio de una histeria KOlektiba, rodeada de micros, vídeos y fotos que sólo me dicen lo importante que es vivir el presente y la humildad.
Gracias por hacerme respirar, mi niña, te prometo que ahora dejaré de temblar y que tú y tú mi otra niña, seréis mi caballo de batalla, mi cetro de poder, mi arma de ilusión y el aliento que hará que cada mañana me levante y luche, por ti, por mi, porque cuando se abre esa puerta ya no hay marcha atrás. 

 Gracias mi gitanita, nos vemos en las calles al amparo de la poesía y el flamenco.

viernes, 28 de marzo de 2014

A cualquier sitio

Creo que no puedo negarme más
Una tipa confundida y caótica con mentalidad organizada para vivir en la confianza ciega de ángeles que también lloran, en cualquier esquina, en cualquier secreto escondido en el lado izquierdo de tu pecho.
Hemana de muchxs, caridad sin mirar ni el qué ni el cómo. Persona que no puede vivir sin amar, por mucho que duela el amor y que sepa que siempre estará un paso por detrás.
A cada derrota, hay un nuevo escalón para la mutación final.
Eterna...

Conclusiones

La vida es una cicatriz que solo se cerrará cuando hallamos muerto.

Cálculos

Llegada a este punto, dos más dos siempre será mucho más de lo que espero.

miércoles, 26 de marzo de 2014

La poesía está en la calle


Parece que hoy las letras no quieren abandonar.
Parece que por fin, tienen algo que decir.
Parece que están sedientas de Venganza. Necesitadas de Respeto. Anhelantes de Sinceridad.
Parece que se han despertado y que quieren lavarse la cara, no de cualquier forma, no como gatas a medias sino como rinocerontes que se remojan en su propias heces.
Palabras encarnadas, reencarnadas, salidas de las alcantarillas, que abandera el Honor en larga fila y tienen como Diosas máximas a Justicia y Libertad.
Intuyo que esta vez son conscientes de su poder y que no consentirán que ningún mal habaldo de fe estrecha y manipulación siniestra, venga a joder su hermoso desfile coronado por la Diosa Humildad.
La diosa Soledad manda, y es el Respeto a cada ser de la tierra, el único Dios capaz de juzgar.
La Sinceridad vela por los modales y la Valentía por la Locura.
El amor enciende las velas de los corazones que postrados en las aceras, al amparo de la Dignidad y la Luna Llena, piden la vuelta de la Solidaridad y el Cariño Mútuo.
Aclaman las almas en pena desde los balcones la fuerza de la Pasión y el rigor de la Disciplina, huye la pereza por el callejón de la verguenza y la Verdad une codo con codo la gran muralla Humana, que despierta y con la cara limpia, es capaz de mirar más allá de su ombligo y hacer de su existencia un acto Poetiko y Sublime.

LA POESÍA ESTÁ EN LA CALLE



Renacer

La ría arrastra lo que ni lo dioses quieren ver
Corren aguas turbulentas teñidas de sangre y justicia
Vándalos nos llaman mientras en sus manos, niñxs y enfermxs mueren amortajados por una estatua de la libertad avergonzada de su propio nombre.
Mancillan las grandes palabras con sus trajes de lujo y sus hoteles de cinco estrellas.
Se enorgullecen de sus acciones en bolsa, de sus violaciones humanas, de sus caras estiradas con bottox y de sus bolsillos cargados de tarjetas oro para múltiples usos.
Prostitución, armas, drogas... sus más lucrativos negocios.
Guerra, prisión, tortura... sus más elegantes castigos.
La tierra, su parque de distracciones.
Y mientras, jóvenes radicales, antisistema, drogadictos, locos y locas que gustan de violencia por violencia, de daño por placer... son estigmatizados en la prensa y calles.
Pero no todo el pueblo aplaude a este espéctaculo de payasos sin humildad.
La lluvia limpia, y esta vez cae abundante, precisa y continua. La riada no se puede detener.
Corren aguas purificadoras, el sol alumbra tiempos de consciencia, y ni estudios ni méritos serán los que conduzcan la nueva ola que ya veo bailar sobre la ría.
Esta vez serán lxs señalados con el dedo, las que ocupan las esquinas y los puentes, lxs que duermen en los cajeros, lxs que deshauciados de su propia vida y dignidad, lxs que empuñarán las palabras grandes y paso a paso, con la lluvia golpeándoles, rompiendo sus vestiduras y huyendo de la pesadilla, alcanzarán los sueños que tan profundo han querido enterrar, pero que hoy, veo danzar a la altura de sus manos, de tus manos, de mis manos y sonrío mientras canto:
que llueva que llueva la virgen de la Cueva,
los pájaritos cantan y las nubes se levantan,
que si, que si, que el txaparron ya está aquí.


miércoles, 19 de marzo de 2014

El laberinto.

En la calle de los deseos, perdí mi inocencia
En la calle de la esperanza, vi una perra verde
En la calle de los sueños, encontré la salida a mis pesadillas
En la calle de la fe, corría la revolución
En la calle de la humildad, lloraban los fantasmas
En la calle del valor, el presente es una puerta abierta
Y en un callejón sin salida, hallé una escalera que llevaba al cielo, ahora, estoy en las nubes.

jueves, 13 de marzo de 2014

La poesía de los árboles

Algún día se acabará tanta poesía moña que no dice más que moñerías.
Hay muchas formas de decir las cosas pero muy pocas de decir algo.

EL día que la utopía se enfrente al espejo, los secretos serán descubiertos y podremos ex-presar nuestra alma enajenada y violenta aullando a la luna llena.

Bendita poesía que abres en canal lo podrido de la vida y germinas analogías y uni-versos maravillos; paraiso de soñadores vulnerables, de sensiblonas de pañuelos en muñecas y enjambre de despeínadxs y neuróticxs.

Bendita poesía que en un mundo descomunal haces vibrar a mi fragilidad.

Porque la vida gira más que un tio vivo y sentidos hay tantos como margaritas en el parque de Etxebarri.

Que estoy hasta la seta de versos manoseados y de burguesía fantoche. Que lo estirado está a punto de romperse, pero para más INRI, ni siquiera se rompe.

Que me gusta lo que fluye con el viento de la primavera que sabe que está contaminada pero que aún así rie con los ojos de sus árboles, que aunque meras imitaciones esperpénticas de sus antepasados, no los defraudan en cuanto a valor y supervivencia se refiere, y que agitándose entre edificios a medio construir y palmeras valencianas asesinadas por plagas de parásitos institucionales, éstos, siguen mirando a su utopía, al espejo de lo esencial y creyendo que sólo con las raíces bien radicalizadas a la tierra, y con la coronilla bien dispuesta al cielo, conseguirán que el uni-verso se convierta en lo más puro a soñar .

MIentras, miran a los parásitos en su lento marchitar y sonríen, a pesar de su pesar.





miércoles, 12 de marzo de 2014

Se acaba la bateria

Si sabes que llegas tarde, haz que el tiempo no exista.
Si crees que la distancia es insalvable, destruye los kilómetros.
Si piensas que ya no hay nada, muéstrame el todo.
Si estás convencido que has perdido, intenta recuperarme, y si sigues creyendo que es imposible, en tus manos la posibilidad.

martes, 11 de marzo de 2014

Va por ti, maestra.

Que no me quieran con cadenas atar que mi alma tiene la llave maestra.
Que yo sé desde hace no se cuantas vidas, que en la valentía y el sentido común, está el camino a la verdad.
Que no me tachen ni de loca ni de ilusa, entiendo perfectamente todo lo que veo, escucho, siento y digo y entiendo que no entiendo como tanta hipocresía y violencia consentida, se aplauden en este circo de asesinos en serie.
Yo sólo creo en el subconsciente colectivo y en las sonrisas sinceras.
Sólo veo en los ojos de lxs locxs y mi alimento es el aliento del que ha vivido mucho.
Sólo sé, a ciencia cierta, por mucho que les joda lo de ciencia y lo de cierta, que en el instinto creativo y común está la alquimia de la vida y que sólo desde el valor y la comprensión, podremos mirar de frente al mundo, y está vez, las Raiban me las paso por el coño.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Ni si quiera ratas

El ser humano anikila y tortura a su propia especie.
Ni los perros ni los cerdos hacen esto.
Ni esos insultos os merecéis.
Estáis al servicio de cualquier cosa, bajo cualquier moral y emborrachados de necedad y odio.
Me dais pena, asko y vergüenza.
Seguid apaleando al personal y defendiendo hoteles de cinco estrellas y museos de lujo y especulación, quizá llegue un día, que apaleis a vuestro propix hijx.
Quizá ya lo habéis hecho.
Necixs, estáis cavando vuestra propia tumba.

lunes, 24 de febrero de 2014

Ayer

Cada cierto tiempo, una pausa entre el gris de la melancolía.
No entiendo nada.
Hay una gata en la ventana que quiere venirse a mi vida y fundirse entre mis sábanas pero es con arañazos con lo que me hace su demanda.
El corazón lo tengo lleno de clavos y... sangre por  las baldosas flotantes en el trance de la anarquía de mi sentir que es la armonía de mi vivir.

a veces pasa

Hermanxs, la paz nunca está ni ha estado en mis manos.
Cada vez, maś confusión; los tiros y las réplicas.
Es tan fácil pasar del amor al odio...
Yo también te odio.
Hemos roto los espejos de esperanza
sangrado los recuerdos y escupido humillación, nos hemos revolcado en los reproches,
¿una duchita con el rencor?
¿con la manipulación?
¿con toda la inteligencia puesta en joder?
Qué maravilla, jodemos y bien, jodemos mucho y por la cara.
NO me mires así que tres dedos te señalan.
Menos es más, y mucho, mucho... al final, nada.
Hermanxs, no sé qué más puedo hacer por nosotrxs.
De repente todo me huele a mierda y parece como si alguien quisiera arrancarme el pelo. 
He dejado de ser honesta y honrada.
La vida te desgasta.
Está claro.
Esta vez he perdido la esperanza.


viernes, 21 de febrero de 2014

Presencia Policial

Ayer miraba firmemente al cuerpo de la ley y me ponía cachonda el saber que su odio embargado detrás de mis lágrimas lo estaba desmontando por completo.
Una hora mirándolo fijamente con los ojos achinados, llorosos, con toda la pena del mundo, y de los sueños y deseos violados, concentrados en mi iris, estallando en su corazón, inúndalo de pena y hastío hacia su profesión.
Taladré su sentido común incitando inocentemente a su ternura. Hurgué en la poesía que cualquier ser humano guarda en las entrañas y lo encarcelé en su propia contradicción.
Y se hacerlo muy bien. Porque soy  al desconcierto lo que Alicia a las Maravillas.
Quería que él viera cómo el dolor de mi cuerpo es el dolor de su cuerpo, cómo en mi mirada está su mirada, cómo mi protección es su único deber y libertad.
Y cómo... con ese pasamontañas negro... jamás podría alcanzarme.

jueves, 6 de febrero de 2014

Cualquier día es bueno para enloquecer

El martes que es un día insípido.
EL viernes es demasiado bonito.
Siempre he sabido que moriré un jueves por la noche.
El sábado de madrugada fue cuando nací.
EL miércoles tiene demasiado marrón
Del domingo y del lunes, mejor ni hablo
Entonces, mañana ¿qué es?





miércoles, 5 de febrero de 2014

Caminando

EL viejo perdido que se para en la esquina de Gran Vía.
La superwoman cargada de bolsas y chiquillos en medio del tráfico de Urkijo.
La otra con el vasito de coca-cola pidiendo en la puerta de la iglesia de San Nicolás.
El enfermo mental con su camisa de fuerza y su cobarta anudada al cuello camino Jardines de Albia.
La enferma mental con sus tacones de vértigo y su cara de escayola en la puerta del Consorcio.
La que tirada en los soportales del mercado de la Ribera, toca la flauta.
La cola de gusano a la puerta del albergue de San Antón.
El olor de la droga y de pantalones cagados de la esquina San Francisco con Bailén.
Los faros de la autoridad  y las sirenas estruendosas de Autonomía.
Cámaras en Buenos Aires, aguas mortales en Zorrozaurre y paseos por el Casco Viejo.
Esta es la ciudad.

Verónica Mas: Presente

Al final descubres que eres lo que puedes y no lo que quieres.
Lo que quieres es futuro y éste no está solo en tu mano.



martes, 4 de febrero de 2014

SOmos una caja de bombas

Energía y átomos volando desfasados con hormonas y oxitocina y feromonas y todo Cristo y VIrgen patas arriba esperando que alguna vez decidamos dar el paso y juntar nuestros cuerpos no para insultarnos sino para fundirnos.
Vaya mierda, otra vez. Esto no se va ni con espátula y agua fuerte. 

Le P

Me dejaste heridas donde solo mi padre puso las manos.
Acallaste mi voz y ahora, ni siquiera un susurro.
Afuera el viento golpea fuerte y adentro, alguien pisotea sentimientos a diestro y siniestro.
Olvidaste darme las gracias.
Que decir del beso...
Hace demasiado viento, las letras vuelan, se me escapan, creo que van hacia la otra orilla. Quizá tu guardes mejor recuerdo de ellas. Son casi todas tuyas. De ti y para ti. De mi para ti.
Espero que esta sangría termine pronto.




Me duele la cabeza

Una se viola a si misma, cuando convencida que no lo tiene que hacer, va, y lo hace.
Y no hay nada peor que violarse a si misma.
Palabras muy duras, corazón de hojalata, ojalá pudiera despegarme de mi piel y con los jirones de distopías presentes, estrangular mi ilusión.
Hoy me duele estar viva.
Guardo los secretos de raíces profundas pero las arterias están colapsadas, la mente gira sin rumbo y sin sentido adonde el regreso no existe.
Esa mochila sucia siempre a la espalda, cargada de historias de urbanitas y gente sin amo ni vida.
Ama que amando se convierte el corazón en agua.
En lágrimas, en torrentes y ríos secos, arroyos sin desembocadura, tierra sin arado, tejado sin gata, luna sin amante, planta sin flor ni lluvia.
Llévame a la linea del horizonte y dame de comer nubes,
el festín de lo terrenal se me ha atragantado.
Sólo escucho el correr de los sueños en riadas de tiempo, espacio y miedo.
EL miedo que ciega los cuerpos y oculta la verdad.
Árboles arrastrados por el deseo de control y pájaros cantando a coro el final de la farsa. 
Historias que de poco sirven sin coraje ni amor.
Contradicción.
Ser el verdugo de una misma.






lunes, 3 de febrero de 2014

Hermano

Ordenar los sentimientos...
Están todos muy despeinados.
Mira que yo intento cepillarme, pero hay mucho viento y la veleta solo la tengo orientá los días de sol.
Perdóname si eso te sirve, pero decir... que no me arrepiento de nada
Soy agua y entre dedos me deslizo.
Son los ojos acuosos de la vida, ya sabes,me llevan a todos los sitios, donde solo tocas fin, a la desembocadura del mar.
No hay maldad, hay destino y lecciones.
Maestros y maestras, círculos de poder y generación.
Y tú y yo seguimos siendo hermanos, en la distante cercanía de lxs que se saben mártires, con el sumo cuidado de que nuestras palabras pesan en el universo como cimientos de dignidad y amor y que tú y yo, sabemos que nuestras miradas, arden, que nuestras bocas, muerden, y nuestras gargantas, rugen, y arrasan si deciden aliarse plenamente, y que en este momento, ni quieren ni pueden.
Siempre te amaré.

Entiende que en cualquier momento puedo desaparecer

Vale, entiendo dónde me quieres llevar.
Entiendo dónde te tengo que llevar.
Entiendo que tenemos que ir juntos.
Entiendo que tienes las tareas que me corresponden.
Pero entiende, que me de un miedo horrible.
Que el pasado no se borra
Que mucha intensidad, mucho tiempo.
Y ahora, te presentas diciéndome todo lo que quería escuchar, ofreciéndome todo lo que tienes, colmándome de cariño, de verdad, de vulnerabilidad y deseo.
Y es muy extraño porque yo ahora tengo el corazón lleno de brasas y cenizas, y los roces se convierten en llamas, y tengo miedo porque no quiero quemar el bosque, ni las plantas que en tu casa te hacen tan grande y especial.
Sé que me proteges y que yo te protejo, que lo que aprendemos juntxs, es lo que tenemos tú y yo, y ya no quiero hablar de peros ni de colaterales, la china esta me encanta.



La vida pirata

A veces el vendaval arrasa y lo que es del mar, el mar salvaje lo recupera.
La mar es una bestia que insaciable, controla el milagro cuando lo único que quedan son cenizas.
Su salada esencia escuece en las heridas y cicatriza lo que una vez fue carne viva.
De tripas corazón y de corazón tripas, otra vez... de tripas corazón en la resaca de espuma y speed.
Comprender nos salvará del naufragio.
Había olas de trece metros y tres personas que no superaban los 100 palmos del suelo. ¿Que más podían hacer?
Eran círculos de espirales deseosos de fuego, viento y tierra. La lluvia caía incesante, y sus ojos, las únicas estrellas entre la confusión. Se dieron la mano, apretaron sus sentimientos y volaron sin mirar atrás.
Hoy no sé que habrá sido de ellxs.
Quizá el próximo golpe de viento sur, traiga noticias de tan osados piratas.

miércoles, 29 de enero de 2014

Del miedo a la insensatez

Vamos a echarle un poco de comedia a toda esta tragedia que de penas no se come.
Desabrocho el botón de la amerciana caliente y descubro los pechos de mi insensatez y honestidad, porque para ser honesta en este mundo, tienes que ser insensata.
Y de eso, tengo de sobra.
He aprendido que para bajarme las bragas, primero me bajo el corazón, y después, camino, no con una persona, sino con todas las que me interesan.
Tengo las bragas y el corazón muy grandes, y las personas que quieran poseerme, que sepan que de los fantasmas no me asusto, ni de las rebajas de sentimientos ni de los fuera de temporada.
Que soy una flor marchita que huele y olfatea a sus iguales y no se achanta ante las tempestades.
Que se los come a besos y a dentalladas, que de vampiros, la sangre me sobra, que por eso nací de hemorragia, y con ella continuo.
Me nutro de ti, de mi, y del destino, y no me asusto ni de nada ni de nadie.

lunes, 27 de enero de 2014

En esta jaula de grillos.

Ardúa tarea la tuya
Quédate callada e inmóvil.
Esta vez tienes que controlar el deseo.
La oportunidad te lo pone en bandeja.
Aguarda.
Espera a tenerlo claro.
Solo esta vez, necesitas beber agua limpia.
No tienes los riñones para fiestas.
Además en tu corazón hay un soplido y tu vagina sangra al ritmo de la Ría.
No puedes lanzarte al vacío porque esta vez no hay mañana que te rescate.
Tienes que estar de frente y proteger tu hígado y tus fosas nasales.
Dieta de limpieza para hacer lo que tienes que hacer:

SOBREVIVIR A LA PULSIÓN DE MUERTE


Requiem for a dream

Clint Mansell hace la entrada en mi casa por la puerta grande.
Lo hace a violines crecientes, con escalofríos de alma y saberes de otras eras.
Pasito a pasito se encamina hacia la batalla.
El violín marca el ritmo, y será sólo rompiendo las cuerdas, sus propias cuerdas, como conocerá la victoria.
Dentro suya, la voz del espíritu que siente los límites, y que hundido en su ingrata experiencia, la hace grata.
Los pasitos ya son pasos firmes y resuenan por toda la escalera.
Está ascendiendo, las cuerdas a lo largo de los escalones, el desapego de todo lo conocido. La extracción de la máscara, de todas las máscaras de madera y hierro que lo protegían.
El efrentamiento al yo en el umbral de mi habitación
La muerte del ego delante del espejo
La batalla final del Requiem por un Sueño.
El Sueño. Nuestro sueño.


Artaud

El cansancio del organizar hasta el pedo que nos vamos a tirar.
El contagio y la fobia como la peste.
Artaud renace.
Ahora más que nunca, Artaud.

domingo, 26 de enero de 2014

Agotamiento

Y sueñas con no soñar.
Dicen que te has vuelto nihilista
Que tomas pastillas rosas y guiski solo.
Que la vida te pesa toneladas
Que en acero se han convertido tus lágirmas, y tú cuerpo de niña, se ha cerrado a la flor de loto.
Dicen que de deseos complicados te formas, de fiestas sin final y besos a traición.
Que enamoras en la derrota y miras condescendiente.
Que tu voz se oye solo entre las ruinas.
He escuchado que te esfumas y vuelves en vendabal, que cientos de soles no son suficientes para quemar tu fe, ni miles de lunas llenas para cansarte de aullar.
He visto tus colmillos de loba rabiosa y olido el perfume avinagrado de tu decepción.
He tenido entre mis dedos las raíces de tu sufrimiento
He masticado el polvo de tu orgullo
Y perdido cada átamo de locura intentando hacer que te quedarás conmigo.
Y ahora, estoy agotada.