viernes, 6 de diciembre de 2013

Escribir por dolor.

Nadie puede poner precio a lo que escribo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario