lunes, 4 de noviembre de 2013

Reloj de cuerda

Eso sigue haciendo tic-tac
La música lo encubre pero sigue haciendo tic-tac.
Lo tapo con la toalla pero sigue haciendo tic-tac.
Ya no tiene manecillas.
Tic,tac,tic,tac, va muy rápido,
en algún momento se le acabará la cuerda,
la palanquita para darle también se ha roto,
si se le acaba la cuerda,
es probable que no pueda volver a darle
se acabará el tic,tac
ya no necesitaré ni música ni toalla ni manecillas ni cuerda,
el silencio se hará en la habitación
como la muerte en el lecho del final.




No hay comentarios:

Publicar un comentario