sábado, 30 de noviembre de 2013

La noche de San Juan

A luz de una hoguera de palés, encapuchados, sentados en un tronco espalda con espalda, el día de la lluvia fugaz ¿Recuerdas?
Las litronas y otra vez esas manos embarradas que quieren alcanzar el cielo.
Las ilusiones guardadas en los fardos de una bicicleta que sólo funcionaba a traición de veleta.
El amarillo mercurio de nuestros destinos cruzándose con el rojo de la pasión de Marte, el negro de la incomprensión y el roce de las hojas verdes de árboles contaminados sobre nuestros cuerpos invisibles.

La música del latir de corazones, el color de las travesuras, las pulseras que nos esposaban ...

Hoy: Las cenizas de aquella hoguera de palés y clavos oxidados bajo la luna llena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario