viernes, 15 de noviembre de 2013

Como casi siempre

La Melancolía está demasiado borracha.
El Deseo se marcha detrás de un skate
Ilusión ha perdido a Esperanza
El Amor sólo aparece cuando La Anguistias le dice, y
La Soledad, no me quita ojo.

El Valor juega al escondite y a los tiros
La Alegría se quema en la hoguera de la Vanidad
El Ego se marea de tanto giro sobre si mismo
 Y el cansancio, aplasta en un salto cualquier iniciativa popular

El Instinto se queda afónico,
A la Sexualidad le duele la cabeza
Al Corazón, los sentimientos (de sentir)
y a los Pulmones, les falta más de veinte bocanadas de verdad.

Otra vez... No sé cómo acabar.

Supongo que duermiendo con La Utopía.








No hay comentarios:

Publicar un comentario