martes, 1 de octubre de 2013

ILUSIÓN

Se fue, como el aire del sur, como la esencia de lo que no es material
Se fue porque ella nunca estuvo, porque tenia el espíritu de un fantasma y los callos de una nómada
Y ahora sigue su camino, con la bicileta como la escupidera de una loca, con su cuerpo entre nubes de fantasía, su mente volando con mirlos, renaciendo en nidos de colibrís, pedaleando hacia la felicidad más allá de cualquier cárcel.
Y yo la hubiera secuestrado, aquí entre mis brazos, le hubiera dado mi aliento y sudor, la hubiera cuidado y convertido en el magnolio que ahora es. Pero ella va y vine.
La llamo pero ya, sólo aparece durante cinco suspiros, y luego se va otra vez, creo que en busca de aire fresco, impulsada por un instinto que conozco muy bien...
No entiendo por qué no me dejo tratar de hacerla feliz, o porque me dejó y yo no me di cuenta, porque no supe qué más hacer, no entiendo porque el destino es tan cabrón, o tan diablo viejo, o tan celestina sin escrúpulos... tan afanado en hacernos resistir, resistir contra ese viento de altas presiones que nos vuelve a todxs majaretas.
Se fue, y tendré que esperar a que otro golpe de viento, me traiga noticias de su olor, o de su dolor, o de su amor.
Otro golpe de viento del sur.

Podría llover ya ¿No?

No hay comentarios:

Publicar un comentario