miércoles, 11 de septiembre de 2013

En mi puto corazón

Ya no me importa nada más que la puta suerte que me persigue
Porque 2 más 2 son miles, y quién no quiera enterarse de esto, que salga de aquí.
Que cuando la boca no habla, los ojos gritan, y esto, más claro que el agua del manantial de Lanjarón.
Algunxs quieren repetir con otras lo que nunca sucedió pero presos de sus ilusiones, siguen ahelando aquella oportunidad que perdieron para siempre. Lo que no se hizo en el pasado, en el presente no puede estar: Ideas bombero que fueron abortadas antes de su nacimiento. Por favor, los asesinxs de fantasías, fuera de aquí.
En este espacio no se aceptan soñadores miedosos o lógicos, las puertas sólo permanecerán abiertas a aquellxs que sepan que dos más dos son miles, venga la suma de la persona que venga.
Sólo los humildes tendrán acceso. Sólo lxs que muestren su vulnerabilidad podrán penetrar en mi corazón y hacer de él un hogar de por vida.
Sólo ellxs. Sólo valientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario