sábado, 13 de julio de 2013

Está enfrente tuya.

Cuando en torno a ti sólo veas las sobras de sudor, flujo, lágrimas y sangre, acuérdate del paraguas que te regalé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario