domingo, 19 de mayo de 2013

Cansancio crónico

Toco el plástico y recuerdo tu piel.
Veo un par de mecheros y recuerdo la madrugada pasada.
Noto mis mocos y me encuentro en la esquina de la cama llorando, bajito, para no despertarte.
El papel de aluminio encima de la mesita de noche y la llama; no tenemos tanto opio para volver al principio.
Una lata de birra refleja luces pasadas y la goma borradora incapaz de ejercer su razón de ser.
Los Cypress Hill en mis orejas junto a tu soplo; mis susurros no llegaron al fondo de tu corazón.
Y bueno, el cojín del sofá está echo jirones y las plantas no terminan de crecer a su aire.
Nuestra melodía poética no supo que menos es más y ahora, desafinados y destruidos, nos escondemos entre los escombros del amor imposible.
Estoy cansada, otra vez.







No hay comentarios:

Publicar un comentario