miércoles, 24 de abril de 2013

Vibrar en los ojos de la presa

Focos las pupilas salidas de Chihuahua

Una lengua es una catarata de pegajosa tentación

Las encías sangrientas dispuestas a sorber cada reflujo de tu duda

Las manos enguantadas en bolsillos estrechos

Mis dedos que no pueden estacionar en batería

Mis hombros adelantados tirados por tu escote

Mi cara del águila penetrando en tus sonrojos

No te sientas tonta, no te sientas tonta. Siéntete mía

No hay comentarios:

Publicar un comentario