domingo, 28 de abril de 2013

Otra vez por el balcón

He pertenecido a tantas personas, animales y cosas que hoy, un collage de ferreterias, es mi firma en este jodido mundo.
Y lo voy a hacer de verdad.
A la mosca le pondré las patas de un elefante y al elefante las alas de la mosca.
Estoy tan lejos que sólo puedo habitar el mundo entero.
Me doy cuenta de las amenazas del ego,  que insaciable como el golúm de los tiempos, vence en la realidad del plástico
Y sigo escriendo, y escuchando jazz, en mi piso burgués, a orillas de la ría, mirando las nubes por la ventana y viendo al sol caer.
Hoy es otro atardecer, otro entristecer en mi pisito burgués.






No hay comentarios:

Publicar un comentario