miércoles, 24 de abril de 2013

La paleta

Fluir en una comodidad azul donde las noches no sean pesadillas.
Mimetizar con un rosa y obtener un morado entre tus brazos.
Tu respiración me es suficiente para quedarme en blanco.
Atravesar aquel espacio para rozar el rojo de una pasión agotada de antemano.
Abrasar el azul comodidad con un amarillo pesadilla hasta obtener una oscuridad imposible.
Las posibilidades se desvanecen ante el rosa de mi cariño.
El morado pierde intensidad a medida que tu respiración me pone verde y yo, ya sólo estoy azul.
Te tiendo una manzana envenedada para que te mueras por fin y me dejes en paz. Tú me la haces morder primero y... oscuro imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario