lunes, 29 de abril de 2013

Mejor ser planta

Me enfermo.
Una pasta verde es la frontera de mi garganta
Nunca pensé que la frustración tuviera ese color tan verde
El picor en el tubo de las palabras
¿Será que estoy en pleno proceso de fermentación?
Se están pudriendo.
A veces me acuerdo de la maternidad. También se pudre.
Lo que se pudre, fermenta.
Nuevas bacterías, nueva vida.
Un cuerpo en estado de descomposición y fermentación
Cuando termine el proceso, abono para plantas.
Hierbabuena, quiero convertirme en clorofilia.


Fiebre intermitente

Que no existe medicina que cure mi alma de la vigilia.
Vaya mierda de verso.
Parezco medieval.
No habré salido de la caverna de las ideas
O ya no sé volver.
Me la pela.
Me la pela tanto todo, que hasta fiebre me sube
No estoy aquí, ni allí, es como un tránsito en ninguna parte
Me da igual
Ya no siento
He agotado mi intensidad.

domingo, 28 de abril de 2013

Electra

En la batalla, una huida a tiempo es una victoria.
Al fin y al cabo, siempre habrá tierra debajo de mis pies.
¿Crees que permiteré que me silencies y me maltrates con tu mudez emocional?
Anoche repudié tus caricias.
Alejada. Ya estoy ahogada.
Pasa hoja.
Hoy me corto la pulsera.
Las lentejas se han quemado
Bienvenidxs al fin
No supiste poner caricia a tu necesidad
Ni acercárte a tu deseo
La vulnerabilidad se te escapó entre los dedos.
Ya...
Siempre cuando tu querías y cómo tu querías.
El control de la situación y el descontrol tenso; en los ojos la impotencia roja.
De perfil en tu cama.
Herida en el ego, enfangada de orgullos propios y ajenos
Recordando ardores infatiles, manos que aprietan cuellos.
Mi padre y tú, dos caras de la misma moneda.
Hoy tengo el gran papel de mi vida: Por fin seré Edipo. 







Otra vez por el balcón

He pertenecido a tantas personas, animales y cosas que hoy, un collage de ferreterias, es mi firma en este jodido mundo.
Y lo voy a hacer de verdad.
A la mosca le pondré las patas de un elefante y al elefante las alas de la mosca.
Estoy tan lejos que sólo puedo habitar el mundo entero.
Me doy cuenta de las amenazas del ego,  que insaciable como el golúm de los tiempos, vence en la realidad del plástico
Y sigo escriendo, y escuchando jazz, en mi piso burgués, a orillas de la ría, mirando las nubes por la ventana y viendo al sol caer.
Hoy es otro atardecer, otro entristecer en mi pisito burgués.






Esa

No soy precaria, soy una de las hijas predilectas del estado vasco, que escribiendo y soñando, pretende arreglar al mundo,
y que inevitablemente, sufre sin necesidad.

jueves, 25 de abril de 2013

Espaguetis

Unos espaguetis sosos y duros colapsando mi ansiedad
La garganta en actitud aduanera se congestiona con las llegadas de los insípidos
El salto al estómago englobando arcadas
Un retortijón y preguntarse ¿Para qué coño comer?
Deja el puto plato y fúmate un porro
Los espaguetis abandonados y las vísceras animales recuperándose de tan mal bocado
en una bocanada de humo
Un eructo y recuerdo del ardor
No mezclar
No chupitos
No nervios
No gastar
No salir
Muchos no y poca voluntad
Los espaguetis fríos y mi cabeza achicharrada
Quiero que estés cerca
Como siempre
Quiero querer y no comer espaguetis fríos y sosos

Infancia inconexa

Todos los amaneceres gritan.
Todas las noches, las entrañas se pudren en ácida humillación.
¿Y nosotros qué?
Dormimos en edredones de plumas,
Soñamos con pantallas planas y trabajo fijo.
Excelente realización: Pasar datos: Interesante pasada: De pequeña soñé con atarme a
un telar.

Un, una, unas, unos

Unos ojos, una vida
Un puente, un ático
Unas mantas, unas nanas
Una humedad, un vapor
Un regalo, una sonrisa
Un cariño, un adiós
Un creer, un poder
Una limosna, una luz
Un pasado, un presente
Una sorpresa, una experiencia
Un otro día, un me queda mucho todavía

Lamiak

En bandeja de plata te doy mis ojos
Envuélvelos en los cabellos de tus raíces
Atrapa tu rumor en mis pupilas y cristaliza tu pasión en el iris
Vierte el color de tu ser en las tinturas de mis pestañas
Unta el entrecejo con la yema de tu no yo
Te los doy porque son tuyos
Tuyos y no mío cada resplandor de mis lágrimas, de mis ojeras, de mis legañas
Tuyos porque así lo asumo.

Hacía sol

El sol cayó arrastrado por la pequeña llama de una vela de los chinos.
Con él se fue el gato de la esperanza que levanta el puño; el rojo de las banderas, las estrellas negras de cinco picos y mi rebeldia.
La imaginación ya ni me traiciona.
Lejos de perlas brillantes, al lado de compases cojos, me miro y me destruyo.
No hay teoría en la que no sobresalga la excepción, ni vocablo ingente que no me aburra.
Es la posmodernidad de leds.
Todos son puntos a mi alrededor con una resolución tan difusa como el conocimiento del más allá, si es que lo hay.
Muchxs se aferran a la organización y planificación, a las drogas, el juego y la lujuria. Lo he probado todo.
A veces sigo el rastro de las aguas confundiendo su brillo con tu lunar.
Pero el sol no resplandece en mi desembocadura.
Viajo en los adoquines y el asfalto
Le pregunto a las ratas dónde está mi razón
Husmeo con los perros los muelles de yonquis
A los negros les pido luz
y a los moros algo especial que endulcce mi cabeza.
Me siento con los homi encima de las cajas, en el suelo, a ras del escalón, buscando esa realidad que se escapa sin oportunidad de retorno.
Y sólo veo misería
Y sólo psicodelia
Estoy cansada.
¿Cuánto queda para el otoño?





Los aldeanos

Lágrimas de una sonrisa, Los Aldeanos:
https://www.youtube.com/watch?v=9y7gleob3Vw

 

miércoles, 24 de abril de 2013

Deja de engañar

Dime que es mentira todo.

Así lo veo un día a pleno sol

Quememos cualquier pista de sinceridad
Hundamos nuestras garras en la inocencia
Saquemos los ojos a la vulnerabilidad
Utilicemos la fragilidad para destruir
El honor para gritar
La ira para maltratar
Culpémonos mutuamente del nefasto derrotero del mundo
Del desván de nuestras tristezas, impotencias, agonías.
Usemos el nervio para sufrir
Martirizar el cuerpo; separar los cuerpos en una misma cama
Cojamos el cariño y acuchillemóslo, mastiquémoslo con cachos de lorazepan.
Las palabras mortero, las ráfagas de perspicacia, pesimismo apocalíptico que nos separa y nos obliga a luchar.
La lengua llena de llagas, las llagas llenas de sangre y la sangre llena de pérdida e historia
Bendito mundo el nuestro.


Deberes de la infancia

Normas

Conductas

Comportamientos

Protocolos

Tratamientos

Excelentísimos

Dones

Doñas

Ustedes

Siervas

Esclavos

Señores

Señoras

Doncellas

Niños

Máscaras

Títulos

Denominaciones

Status


Obligaciones de rango, raza y sexo

Castigo


No te asomes a la ventana de la cocina que te ven los vecinos

No riegues las plantas en el balcón en sujetador

No te cambies con las cortinas abiertas

¿Follar? ¿Cómo se te ocurre tal barbaridad?

Llama antes de entrar

Avisa antes de llegar

Ve si te llaman

Llega puntual

Siéntate bien

No pongas los codos en la mesa

Agradece la invitación

Mándale recuerdos

No hables demasiado alto

No interrumpas mucho

No digas todo lo que piensas

Plánchate las camisas

Límpiate los zapatos

Sacúdete el pantalón

Córtate las uñas

Aféítate: Péinate en condiciones

Échate un poco de polvo

Perfúmate

Ponte medias nuevas

Depílate con rayos láser

Compra las bragas de temporada

El libro best seller

Cena en un japonés

Acaricia lo último en Berska

Vive la moda en el Corte Inglés

Haz el interrail

Viaja con vueling

Solicita una erasmus.

Cómprate unas Converse y escucha los últimos éxitos en Spotify

Bebe lo mismo todos los fines de semana y vomita más

Recorre un camino y olvídalo al día siguiente.

Vibrar en los ojos de la presa

Focos las pupilas salidas de Chihuahua

Una lengua es una catarata de pegajosa tentación

Las encías sangrientas dispuestas a sorber cada reflujo de tu duda

Las manos enguantadas en bolsillos estrechos

Mis dedos que no pueden estacionar en batería

Mis hombros adelantados tirados por tu escote

Mi cara del águila penetrando en tus sonrojos

No te sientas tonta, no te sientas tonta. Siéntete mía

Edificio de reflejos

Sopa de significados

Cadenas de referentes

Redes de símbolos

Andamios de sentido

Hoy me subo a uno y termino con tanto lio

La paleta

Fluir en una comodidad azul donde las noches no sean pesadillas.
Mimetizar con un rosa y obtener un morado entre tus brazos.
Tu respiración me es suficiente para quedarme en blanco.
Atravesar aquel espacio para rozar el rojo de una pasión agotada de antemano.
Abrasar el azul comodidad con un amarillo pesadilla hasta obtener una oscuridad imposible.
Las posibilidades se desvanecen ante el rosa de mi cariño.
El morado pierde intensidad a medida que tu respiración me pone verde y yo, ya sólo estoy azul.
Te tiendo una manzana envenedada para que te mueras por fin y me dejes en paz. Tú me la haces morder primero y... oscuro imposible.

Un tronco en tierra de secano

Me redondeo en formas de espirales.
Brinco y crezco con las puntas de los pies al cielo
Mi brazo se extiende hasta las ramas de las montañas nevadas alargando cualquier posibilidad.
Siempre detrás, a un paso de mi deseo. Camino con los pies mirando al cielo, con mi cuerpo creciendo en el universo de contaminación.
Un tronco plantado en tierra de estiércol con la punta de los pies mirando al cielo.
Las ramas de mis brazos alcanzan movimientos infinitos. Hacia el infinito con las hojas revoloteando en el vacío.
Tanto batir las alas en busca del silencio de los grillos eternos de mi cabeza y tropezar a cada paso. Un paso, una poda, una cicatriz en mi tronco resinoso.
Resina en las cuencas de mis ojos profundos. La mierda circundante me nutre de vitamina.
Soy fuerte. Soy fuerte porque soy un árbol de raíces putrefactas y movimientos infinitos.

La fantasma


Si me tocas aquí, me hago mantequilla, si me tocas allí, um, si me tocas allí te toco yo.
Soy una sensación zumbante, una emoción difusa, un estado complejo.
Me deshago en vapores para aparecer a tu lado.
Soy una fantasma que atraviesa la cuarta pared.
Incorpórea en un cuerpo presente.
Siento cada respiración de tu presencia. El calor de tus labios, la interrogación de tu mirada.
Me fundo en el quejido de tu represión, en el dolor de tu olvido, en la gracia de tu escueta sinceridad. Todo, para tocarte a ti.

LA SOÑADORA

Luzco el velo de la esperanza.
Me maquillo con la luz del sol.
Me encadeno a la alegría.
Me fumo un porro todos los días.
Sonrío pensando en utopías.
Me desconcierto si no hay adrenalina.
Me encanta vivir en las alcantarillas.
Todo aquí abajo es una maravilla.
Tengo un sofá y una televisión. ¡Todo mola mogollón!
De repente hay cierto hedor que me rompe el corazón.
A veces escucho chillidos.
A veces el fluorescente parpadea demasiado y me quedo ciega, por ello, sueño. Sueño el valor de unas personas humanas que suspiran a la luna.
Espíritus eternos recorren los canales del submundo deletrando un tingladillo de miradas sinceras. Y que bebas leche es lo mismo que seas un pervertido. Todo, si me lo dices mirándome a los ojos. Entonces, me quedo ciega, y... sueño...

Cabaret

Rezo todas las noches en un altar.
Quieta, susurante; aletargada por un susurro constante.
En tu cuerpo vislumbro un lodazal.
Hoy, las llamas se encendieron.
Tu cuerpo y mio, piezas de un lego.
Jugamos desde la máscara a dar vida.
Dudamos como siervas humanas y nos escondemos detrás del telón. Los nervios son la luz de tus manos.
No quieras sembrar sin setir la llamada de la tierra.
Tierra, aire, fuego y agua tendidas a tus pies queriendo acercarse a las sombras.
Livianas formas deformes; disconformes.
Huele el aliento de mi piel. Acaricia el oler de mis medias. Sueña el escote de un abismo. Genera energía ecléctica... y... sumergeté en este cabaret.

Un noche cualquiera me di cuenta

La fragilidad es demasiado preciosa para las caricias de unas manos torpes.

ASESINA

Me enemoré de él porque no hablaba; sentía, transmitía.
Lo abandoné porque era demasiada pasión.
Un adiós sin corazón; decidí pegarle un tiro.

Miente a la simiente que ella entiende

Siempre tan pequeña y creyéndose un mar en medio del Óceano.
Siempre tan demente y perdida en nubes de colores.
Siempre tan cortante, tan gata, tan rata.
Siempre ascendiendo entre gases efervescentes, recalcitrantes, queriendo alcanzar la cumbre de las nieves prohibidas.
Siempre con ojos ardientes buscando la simiente en tierras de secano.
Miente que te mira y entiende.
Sus pupilas siempre tan grandes pero ella creyéndose una ola en medio del Óceano que nada entiende.
Y en el fondo, lo es.

Pieza cortísima

¿Sabes? aguardaría en la nada mientras espero tu todo
Ya, no seas tonta.
Tu perfil es mi universo.
Mira que eres boba.
Ya quisiera ser boba.
Reboba, eso es lo que eres.
¿Sabes? Muchas veces no sé qué escribir. Sólo apareces tú. Sólo quiero que tú ocupes mis espacios en blanco.
Menos mal que no tienes muchos espacios en blanco.
El otro día dude.
¿De qué?
De mi y de ti.
¿Por qué?
Quise naufragar.
¿Naufragar?
Si, en otras islas. Alejada de la tranquilidad de ti.
Puedes hacerlo si es lo que quieres.
Ya, ese es el problema, que también puedes hacerlo.
Es lo más racional.
Si lo es. Adiós.
Adiós.

Entre dos personas

Cuando una caricia es un resplandor tangible.
Yo decido sentarme
Cuando una mirada es un cielo abierto.
Yo decido tumbarme
Cuando un suspiro es una fuente
Yo decido abrir la boca
Cuando una mano es un camino
Yo decido alargar las falanges.
Cuando unas piernas enlazadas son un tronco
Yo decido acurrucarme
Cuando un abrazo es un puente al todo.
Yo decido izarme.
Cuando un dedo es el cenit de la pasión
Yo decido morder.
Cuando tus palabras son mis únicos cimientos
Yo decido derrumbarme
Cuando tu cuerpo y el mio son uno
Yo decido darme.

El metrónomo

El tic-tac del tiempo sólo lo escucho cuando la gente habla del futuro.
Entonces, se hace insoportablemente denso.

Siempre esperando al pie de una puerta barroca

Un número mínimo, un máximo y el extremo porque ya estamos en luna llena.
El agua y su rumor enfrente de un juzgado que siempre transita en lo turbulento.
Amenazas de muerte, injurias, locuras, vejaciones, cuchillos y fuego.
Me golpean las muñecas, vuelven las pesadillas de la infancia.
Lo que me rodea es duro y yo lo hago casi insoportable.
Hay hombre y mujeres que fichan mi bici, revisan mis compañías y comentan mis pintas por un teléfono pinchado
Hace calor, una vieja y su perro faldero toman el sol y queman su aburrimiento.
Una plácida madura, lee un libro. Su pie acompasa el ritmo frenético de un miércoles por la mañana en el centro de la urbe.
Una chica estudia sus ilusas expectativas para el examen del viernes.
Un viejo ojea el periódico y revisa los titulares en el vacío.
Otro hombre maduro lee tranquilamente amparado en la buena suerte
Una magrebí con tercer chakra cubierto y un niño a ocho palmos del suelo, ven pasar una vida que comprenden a ratos.
La del pelo rosa se marcha, pero el sol atiza y no sé cuál es la puerta de salida de este juicio.



sábado, 20 de abril de 2013

Como me jode poner título a todo.

A veces te olvidas del sonido de mis botas
De que en mi cuerpo dos más dos siempre son más
Olvidas que los besos son escasos, el cariño un artículo de lujo y los abrazos, la armonía de la vida.
Olvidas las ganas que tengo de ti, las ganas que tienes de mi y las ganas que no podemos extinguir.
Te olvidas, y otra vez vuelves a mi. 
¿Será que con tanto olvido, al final, no encontremos salida?

Entre lo licántropo y lo misántropo...

Es tan solo un momento, justo cuando se encienden los focos
y el alma se desnuda tras dos tekilas.
Entonces, me dan arcadas
Estoy en el corner más oscuro de la sala
Desde mi atalaya vigilo al ser humano
Todxs hablan y hablan, y hablan en corros de tres, cuatro, cinco
me pregunto qué coño hablarán tanto
Me siento al borde del tablao
El ruido de todo lo no dicho me golpea los timpanos
Me embarga la decepción de sentirme parte de este circo
Los pavos desplegan las alas
Las palomas rebuscan las migas
Las hormigas se conforman con las sobras,
y los payasxs han perdido la gracia.
Pienso en el aullido del lobo,
sólo la luna llena sabe,
hoy es creciente y otro lobo me saluda.
Caigo en la red,

y me pongo a hablar, a hablar, a hablar
de algo que sólo me interesa para salir del paso,
pero el otro es lobo también, y poco a poco, gracias al aullido de nuestros cuerpos, viajamos sin darnos cuenta a la luna llena.

miércoles, 17 de abril de 2013

Otra vez

Estoy cansada.
Cansada.
Otra vez lo mismo
Giro en la rueda de caballitos
Se estropea el eje
Descalabrada en la puerta de tu casa
Al olor de tus sobacos
Al amaparo de tu frialdad
A la sombra de tu chulería
El ruego de mi vientre
De corazón a tripas.
¿Por qué no me llamas?

viernes, 12 de abril de 2013

...

Tan, tan maravilloso, que ni siquiera podía pararme a pensar que no fuera así.
Pleno; recorrer sereno de nuestras almas con las palmas de las manos.
Tu piel entre las sombras de la vela, mi cadera rozando la tuya, tus manos y tu boca hundiéndose en mi cuerpo y el ego desaparecido por la comunición de nuestro compartir.
Regalando corazones y úteros como quién regala calcetines
Sin miedo a la tortura ni a la ruptura, alejados de lo material, transportados en una nube marihuana, conducidos por una BH con remolque y sin frenos, dispuestos a atragantarnos de amor  y a no morir en el intento.
Te amo.






Anoche

La fidelidad no es algo carnal.

Primavera

La primavera, con sus ganas de rebentar.
El cielo está pomposo,
la ría crece y decrece y arrastra a lxs que no tienen dónde dormir.
La ciudad huele a miseria
Los cerezos japoneses mudan el trabje blanco por el salmón y las hojas verdes recién nacidas, todavía puras y limpias, sin ninguna polvareda que atasque sus poros, empiezan a poblar los paseos.
Tres, cuatro, cinco, seis, caras empapadas en frío y lágrimas.
Los sueños rotos de los más pobres.
La violencia sutil escondida en leyes inintelegibles.
La superioridad y el paternalismo, los patos que mueven la colita.
El mercado vende todo tipo de espacies a cambio de una pequeña propina manchada de humillación.
Pero la primavera siempre rebienta. 

Con dos piedras

¿Quieres que sea tu puta?
¿Quieres que sea tu puta?
¿Quieres que sea tu puta?
¿Quieres que sea tu puta?
¿Quieres que sea tu puta?
¿Quieres que sea tu puta?
Si no lo hago bien, siempre tendrás derecho a lapidarme.

miércoles, 10 de abril de 2013

En los márgenes

Son sus ojos y su sonrisa, sus juegos de aviones, la sinceridad de su propio amor, lo que no me deja dormir.
Y sueño entonces con libros y rosas, con esquinas marrones, con soledades y traumas en la inocencia más pura.
Y ellos cuentan balas como cuentan estrellas. 
Entre la basura buscan su vida, y a manos llenas, reparten champiñones marrones y pellejos de ternera.
Con sus bicecletas para el verano y el invierno, recorren las calles de las ilusiones.
Hombres armados vigilan sus andares; esperan el despiste de la presa para comenzar el festín.
Les faltan dientes, labios, cabello, duchas y calor,  les sobran motivos para dejar de creer.
En sus miradas, el brillo del presente, el vacío de la noche sin luna y el peligro de la ría apunto de desbordarse.
Mucho vicio mucho suicidio, dulce melodía contemporánea.

lunes, 8 de abril de 2013

Por hoy

La fuerza del incosciente rebosa sobre la hierba de crin.
La península encharcada, lo abrupto de los extremos de la consciencia.
He perdido la noción del por qué.
He ganado la noción del cómo.
El flamenco del sentir que desgarra la máscara
El roce con la locura de la serpiente enroscada
El campo de trigo que sembrado al claroscuro de mi alma, florece entre la maleza. 
Las venas moradas que por hoy, me dejo largas.


El sonido de las entrañas

En la carpintería:

http://www.youtube.com/watch?v=myK7R1CkurE&feature=youtu.be

Tengo miedo

Tengo miedo de los gatos, de los perros y de las personas.
Tengo miedo de los encuentros de mirada, de los saludos sin confianza, de las bodas que no celebran nada. Tengo miedo
de mi pecho, de la enfermedad, de la muerte.
Tengo miedo de las serpientes, de los ríos, de los lagos, de los icebergs, de los blancos y amigables osos polares.
Tengo miedo del mar, de los tiburones, de los peces grandes, de los bichos con pinzas o aguijones. Tengo miedo de la oscuridad del campo, del olaje de la mar, de los terremotos, del hambre, del desaforo de los sentimientos, de las verdades, de las mentiras, del corazón, de mi pecho; en mi pecho
guardo mucho miedo.
Tengo miedo del sol, de la capa de ozono, de la vejez, de la pérdida de
memoria, de sentido, de fe.
Tengo miedo de las drogas, del tejido de las ropas, del automóvil
en puerto de montaña.
Tengo miedo de la soledad, del abandono, tengo mucho miedo al abandono propio y ajeno.

Me falta el saber del viento de las alturas, la experiencia de la violencia más injusta, la
serenidad de mi madre.
Niñxs que marquen mi ser, personas que se detengan, hombros en
los que jugar libremente.
Me faltan muchas sonrisas, muchas voces, muchos ojos entornados y achinados, y llorosos, fatigados, enigmáticos, brillantes.
Me falta un aplomo perdido, una paciencia imposible, una pregunta retórica y consentida. Un ir al cielo y volver sin estrellas.
Una vía láctea, la infinidad del horizonte andaluz, y las nubes densas del norte.
Me falta la confianza en la Virgen de la Macarena, en el Cristo de los Estudiantes, y subir al calvario con
el del Silencio.
Quisiera un poquito de templanza y fe para no tener que irme al nicho por
anticipado.
Quizá unos orfidales resuelvan mis carencias.

Chavela Vargas

Paloma negra

https://www.youtube.com/watch?v=xvUwn7may5Q&playnext=1&list=TLuAkZq0tCoog

Odio porque amo hasta hartar

Odio el peso de las mentiras, la traición a los deseos, la necedad de hablar por hablar. Odio a
todo lo que se mueve.
Odio a lxs perrxs, a las orquídeas, a los geranios alimonados, a los osos que saludan desde una
ventana. Odio al viento que todo sacude.
Odio los besos, los versos, los secretos, los sonetos, los folletos, los panfletos. Odio a todos los
putos sentimientos ¿Y al pensamiento? Lo odio desde lo más adentro.
Odio porque amo hasta hartar. Porque no entiendo que coño es el final, porque no me sé el
cuento de aparentar.
Odio el parlar por fardar, el sueño sin humildad, la vuelta atrás.
Odio lo que no quiere desear, lo que se evaporó sin terminar, taladrar hasta exterminar la belleza del
silencio.
Odio estas palabras que de sangre se nutren y que de hiel se visten.
Odio la rabia de
la rabia de la rabia, de la rabia, de la rabia, que escribo tan desesperada como Chavela Vargas
canta al desencanto su quejío de quebranto.
Te odio hasta a ti, Chavela

Malditas

Malditas sean las voces que no pueden reventar en hiel y miel
Malditos sean los conciertos de este desconcierto de vida
Malditas las miradas envidiosas acechando la fragilidad de la dulzura
Malditos los espejismos partidos, los cristos de escayola, los brazos en cruz
Malditas las manos que sólo quieren agarrar. Los pies que no quieren caminar, los
dedos que no palpan
Malditas las sirenas de la verguenza
Malditos los rifles de seguridad
Malditos los brotes pasados que se secaron antes de ser flor
Malditas las medias lunas rojas que no llegan a ser enteras
Malditos los cuerpos al servicio de la libertad
Maldita la lealtad del perro faldero
Maldito el velo de la misericordia
Malditos los gritos callados. Los besos atragantados y las palabras mal escupidas
Malditas las mentes prácticas, los ratios exactos y la eficacia comprobada
Malditos los niños mártires
Malditos los muros y las cámaras de la muerte
Maldita la vida que no aprende

viernes, 5 de abril de 2013

Desde que me salieron las tetas.

La batería se acaba
Me ofrecen pastillas de litio para la bipolaridad
Zolpidem para el insomnio
Unas cervezas
Unos vinos
Unos porros
Unas rayas
Unos orfidales
pero así no se recargan mis pilas,
aún así, cojo, recojo y guardo lo que me ofrecen.

Lxs que quieren hacer

Es difícil cuando rodeada del ruido de millones de motores,
aspirando el humo de infinitos escapes contaminados
caminando en plástico duro... decides levantar el mentón y hacerle frente
Empieza la muerte del padre, del hijx y de la madre.
Lo único que sobrevive es el objetivo de lucha.
No paras a convencer de la doctrina.
Es tiempo de la acción.
Agarras lo que tienes a mano y sales a la calle,
y miras a los ojos,
y escuchas,
y te huelen los sobacos
y el pelo encrespado
y la ropa ancha
y el gorro puesto
y la convicción a flor de piel, de garganta, de pies que corren delante de porras y pelotazos.
Vente conmigo hermanx del mundo que tu me protejerás a mi y yo te enseñaré teatro español.
Y juntxs nos enfrentaremos a hombres y mujeres de negro, todxs uniformados de sumisión y violencia, que con sus leyes de mierda y sus mecanismos de guerra, pretenden callar nuestra esencia.
Pero tú y yo los miramos a los ojos.



Keny Arkana

Después de ésto, una se pregunta ¿Para qué escribo si ella lo dice todo?

https://www.youtube.com/watch?v=VoRk3x_OuB0

La era de la cultura

Las películas casi no me dicen mu
El teatro de cámara me enfría
Las performances me dejan peor que estaba
Los museos me apabullan
Las iglesias me aburren
Las conferencias me echan
Las revistas me cansan
Internet me envicia
La televisión, la televisión...
Me deja muerta.
Menos mal que aún tengo la música y los libros.


Dicho todo

Una, dos y tres, la guerra fría vuelve en versión siglo XXI
Al señor Einstein le preguntaron: ¿Cómo sera la tercera guerra mundial?
- No lo sé, pero te puedo decir la cuarta, con un palo.-

La tortura del silencio

Ese silencio que enturbia todo y que hace especular
Algunxs conocen muy bien las técnicas de tortura, amenaza, extorsión y disimulo.
Todavía no he visto ningún intensivo de tales técnicas por internet
A decir verdad, me sobra con el tuyo, y con el suyo, y con el mio propio.
El facebook es la viva imagen
Es vicio, vicio como el tabaco,
y mata igual, lentamente.
Por orgullo disimulo la angustia de no tener noticias tuyas
Me niego a colgar mis colgaduras y espero a ver si el sufrimiento te lleva a subir cuatro citas de mierda acompañadas de cuatro fotos cutres y alguna canción que me insulte.
Miro una y otra vez, pero tu has desaparecido.
Yo me hago la perdida, ni un me gusta, ni un comentario, ni una canción ni un poema que llore por el amor perdido, pero tu eres cabrón de sangre fría que siempre aguantará más que yo
¿o no?



La carpintería

La carpintería para modelar nuestros sueños
Queremos llenarla de estrellas y planetas perdidos
De meteoritos sin dirección que caen dónde tienen que caer
Con la madera de la imaginación construiremos muebles que pintaremos de pasión
Con el serrín sobrante coseremos cojines mullidos para que las aquí presentes reposen las ideas de su cabellera.
Barnizaremos de fuerza las mesas que apoyarán proyectos todavía latentes
Crearemos puertas que se abrirán con miradas atentas
Estanterías donde colocar las pesadillas convertidas en arte
Sillas para asentar nuestras ilusiones
Armarios en los que guardar el miedo
Ventanas sobre las que saltarán las ansias de cambio
Pomos que se abrirán con la acción de la creatividad.
Usaremos lijadoras de prejuicios
Atornilladores de locura
Pegamentos de curiosidad
Clavos de fiesta
Alicates de unión
Rotaflex de prohibiciones
Aquí estais todxs invitadxs, porque nosotras abrimos las cerraduras de nuestro corazón
Porque el desalojo de nuestra alma todavía no es un hecho
Porque con la artesanía de lo esencial, queremos construir un espejo en el que nos podamos valorar.
Esta carpintería siempre necesitará más madera y por ello, más carpinterxs dispuestxs a soñar con muebles imposibles.
Les invitamos a su inaguración.




jueves, 4 de abril de 2013

Danay Suarez

Y por fin lloré

https://www.youtube.com/watch?v=GqLhLDbm0d8

Dio en el blanco

Porque de tanto bronce con oxígeno...
se han enmohecido nuestros corazones 
Puñal: arma ofensiva de acero de corto tamaño, que sólo hiere de punta.

Natura salvaje

Me quito la ropa como la que se quita la máscara de hierro
Los corsés sociales intenta asfixiarme, pero respirando a ratos, una se apaña.
Tengo unas botas que me hacen interesante,
una camiseta que se ajusta al desajuste vital,
unas bragas de tres días y dos noches,
Un sujetador que aprieta mi feminidad
Todo de mi quiero desprender.
Todas las etiquetas y prebendas acomodadas y fáciles
Sólo deseo la pura piel y sudor, pelo, saliva y sangre.
No aceptaré el baño de sumisión en el que me quieren ahogar
Ni los aceites, carburantes, lubricantes y aguas destiladas con las que me quieren rociar
No aceptaré el gel exfoliante de libertad
Ni el champú revitalizantemente artificial.
Me frotaré con la enredadera de mi jardín
Me exfoliaré con las ramas de olivo
Me sumergiré en veneros primaverales
Usaré como esponja una rana
y el polen de las plantas mezclado con tinta, los únicos perfumes y tatuajes de mi ser.

Triste canción de S.O.S

Puedo leer entre líneas los versos más tristes esta noche.
La moneda ya no tiene cara, todo se ha convertido en cruz.
Limpieza bucal con aparatos de tortura para recuperar el aliento
Escucho el choque metálico del cuchillo y del tenedor transformado en frío despecho
Sostengo un trozo de sarro con el índice y el dedo gordo. Tiene el color corroído del vicio
Mi madre entra en el cuarto que ventilo con hachís
Los pájaros cantan su canción para que la lluvia se seque, pero el sol no se digna a salir.
Una nostalgía tan negra que la mezcla con el gris, ni si quiera la impresiona.
El parkinson fue resultado del amor platónico.
Ninguna letra es capaz de expresar el pulso de mi corazón.
El refugio en una colcha de tulipanes sin pistilos que polinizar
Lo yermo de mi alegría duerme sobre una almohada de piedras, y en mi cama de matrimonio, las ratas se acuestan en manada.
Necesito rescatarme de mi misma.



Pregúntame

¿Quién puso en venta hasta el amor?
Si una casa es mi sueño ¿Las personas que son?
¿Qué significa alquiler con opción a compra cuando la felicidad ni se alquila ni se compra?
¿Alguien sabe si el jueves en el bar perdí las llaves y la fe?
Aunque llueva, ¿Es posible ver el sol?
¿Son los colores del alma los mismos que los de un semáforo?
¿A cuánto vendes tus caricias?
¿Puede el riachuelo arrastrar la señal de stop que me vigila?
¿Por qué no hay cebras en los pasos?
¿Por qué en el metro express los minutos pasan tan lento?
¿Pueden las flores polinizar el asfalto?
¿Llegará a atravesar el carril bici la frontera de la insesatez?
¿Por qué el respeto es un lujo?
Las respuestas a éstas y muchas más, en la TV.


Per se

Los días pasan,
el recuerdo se hace recuerdo de sueño
y me disuelvo en una fragancia extraña de egoísmo.

El mundo de hoy

La fuerza de una simbología para fabricar una cosmovisión en la que perdemos el contacto con la vida material,
perdemos la confianza material en ella
y el sentido de bienestar,
y en cambio...
nos hace aceptar la ley y rendir nuestra vida a seres superiores que nos gobiernan.

Casilda Rodrigañe Bustos.

Armonía

La que resulta de los movimientos incoherentes y desordenados de innumerables agrupaciones de una materia,
cada una siguiendo su propio curso
y manteniéndose todas en equilibrio mutuo.

NECESITO HACER LA FOTOSÍNTESIS

Bacteria primogenia

Las bacterías se envenenan con oxígeno.
Si se exponen abiertamente a este gas, su materia celular se achicharra.
Son rematamente anaeróbicas y viven absorbiendo compuestos orgánicos.
Esa es la razón de que todo me asfixie.


AUTOPOYESIS

Capacidad de la vida para organizarse y repoducirse a si misma. Un sistema que en vez de estar programado desde fuera, se hace a si mismo y está abierto para producir y reproducir.

Casilda Rodrigañez Bustos

El asalto al Hades II

La capacidad de autorregulación y fortaleza de Gaia se demuestra con la supervivencia...
A pesar del impacto de como mínimo, treinta golpes mortales que ha recibido.
Cada cien millones de años más o menos, un pequeño planeta de una o dos veces el tamaño del Everest, y que se mueve a sesenta veces la velocidad del sonido, la golpea.
La energía cinética de este golpe es tan enorme... que sería equiparable a la detonación de treinta bombras atómicas del tamaño de la de Hiroshima por cada milla cuadrada.
Hace sesenta y cinco millones de años, la tierra recibió uno de esos impactos y perecieron el 60% de las especies.
Gaia ha recibido 30 golpes de estos,
y algunos más duros,
pero hasta ahora,
se ha recuperado siempre.

Casilda Rodrigañez Bustos

Reinterpretar la realidad por la vida

Toda nuestra civilización y nuestro universo conceptual está montado sobre un montón descomunal de representaciones falaces de la condición humana y de la vida en general.
 Casilda Rodrigañez Bustos

El asalto al Hades

"Hoy tenemos que hacer funcionar el sistema sin darnos cuenta de lo que hacemos, creyendo que el Matrimonio y la pareja son el paradigma de la plena sexualidad y del binestar que buscamos, que el Capital es lo que nos da de comer y el terrorismo de Estado, la democracia más pacífica y justa"

Casilda Rodriguez Bustos.

miércoles, 3 de abril de 2013

¡El peral florece!

El surrealismo no es un capricho, es una necesidad.Sufres insuficiencia surrealista emocional y eso que te ofrecí mis pulmones para que aspiraras la belleza de la vida, mis manos para llevarte al cielo, mi mente para vagar en el limbo, mis letras cargadas de sueños, mis pinturas de pasión y mi corazón pasado de moda, pero tu orgullo pudo contigo y conmigo y todo quedo tan quemado como el coche de mi madre.
Ahora te comunicas a través del desprecio, la indiferencia, el olvido y el facebook; desde el miedo entre líneas.
Me has perdido.
Tu vanidad extrema es demasiado venenosa para mi delirante fisonomía.
Decirte que admiré cada palmo de tus sprays, de tus mermeladas, de tus cremas, de tus silencios, de tus palabras, de tu olor, de tu espalda, de tus manos, de tus plantas. Que hice porque te quedará constancia que me importabas hasta no saber cómo respirar a tu lado y que tú siempre quisiste más
Quisiste hacerme dócil y maleable, predecible, mujer cuidadosa y privada de personalidad, que lucha cómo le dicen y no como siente. Que te dará la razón y su cuerpo a cambio de escaso cariño. Que reprime su sexualidad por hacerte feliz y que te canta la nana de la sumisión. Pero eso era imposible.
 A veces pienso que me querías tal cual pero no podías soportar que escapara a tu control y a tus predicciones, pero es que escapo hasta del mio... ojalá que algún día entiendas...
Te quería hasta suplicarme a mi misma conservar la voluntad.
Pero ahora... algo ha muerto y el peral florece bellamente.

Sharif

La maravilla no es el Aladín de Walt Disney.
https://www.youtube.com/watch?v=ci1K2MgkBZE

martes, 2 de abril de 2013

En familia

Una madre hace un sombrero para cubrir a su hijo de las inclemencias de la vida.
Un padre lo acoge entre sus brazos y le da de comer la ternura de una sonrisa.
Una shar pei dueme enroscada velando el sueño de la chiquitita ramita.
Una mujer lo mira desde lejos sin saber muy bien para que sirve una cosita tan pequeñita.
En la tele, los dibujos de unas bananas que se empachan de gelatina.



lunes, 1 de abril de 2013

El exilio de la Amazonía

Recupérate amazona, que la lluvia no dura eternamente
Durante siglos, han estigmatizado tu sangre y tu sexo para hacerlo dócil, manipulable y digno de verguenza.
Pero ahora los ríos internos se abren en fluir torrencial
Has decubierto que solo la muestra de tu esencia puede regar la natura salvaje
y que ese río está entre tus piernas.
Pide lo que sientas y no tengas miedo de los caballeros de la orden de Dios, puedes apropiarte del título de virgen bajo la ley de las putas.
Usa tu necesidad según tu deseo y vuela entre las cenizas de costumbres bárbaras que lo único que desean es ahogarte en su propia amargura.
Un poco más abajo de tus pezones, guardas la maestría de la creación, úsala según te plazca, pero cree en ella creándola, no destruyéndola.
Fluye en la interminable lava de tu fluido interior y derrámate sobre lo que nunca podrás alcanzar.