domingo, 31 de marzo de 2013

En resurección cambié de bar

La que se quedó durmiendo el domingo de resurrección perdió la vez.
El diluvio universal arrastró la última posibilidad, y la decepción, siempre tan cínica y ácida, se puso los tacones de aguja para la ultima cena.
Se sentó en la silla a la espera de su propio reflejo re-partido en la última derrota. En medio de todo: el odio y nuevas arrugas.
Quieres un poco de sopa tristemente calentada?
O prefieres una menta amanzanada para el aliento?
Quizá lo que desees sea un polvo con caricias, lo siento, de eso en este menú, no hay.
El respeto y el cuidado mutuo es demasiado arriesgado para todos los días, vente en días de fiesta.
Hoy es domingo de resurrección y me ofreces tu plato estrella: orgullo salpicado de violencia callada. Gracias por tu gran plato, pero prefiero las sobras de casi cualquiera.
Me engañaste con el precio y con los días.
Hoy prefiero comer sola.

viernes, 29 de marzo de 2013

En la estacada

Podría llorar tu pérdida, pero me entretengo escuchando canciones de amor.
A lo lejos del ciberespacio, tu orgullo sexual herido y mi útero latente.
Todo lo veo tan azul como las películas de los 80.
No hay vino de resurección y si mucha sangre de virgen.
Los tambores redoblan la muerte del padre
Las campanas de tu voz repican constantemente mi cerebro.
La luna tiene infinitos agujeros por los que derramarse.
Santa la Semana de la Primavera que nos pillo con la cama deshecha, la manta en la cabeza, el culo al aire y mucho virus circulando.
Desde el horizonte de la vinagreta de aceitunas, clamo el despertar del sueño y que me pille confesá,
pa qué no me coja el catarro de muerte engendrado en el frío sin tu amor que me persigue sin cesar.



martes, 26 de marzo de 2013

Una tragedia griega

Lo que hoy es repulsión, ayer fue fusión. Estamos pagando la deuda karmika de matar a nuestros hijos.



lunes, 25 de marzo de 2013

Cinco propósitos para un lunes

Escribir postales a desconocidos con gafas.
Pasear a viejos con hebras de plata y manos de barro.
Esconder los sinsabores en el cajón de los cubiertos.
Amar hasta que me duela el dedo meñique.
Y besar las margaritas sin deshojarlas. Ya sé que me quieres.

sábado, 23 de marzo de 2013

En la cama

Que te deslices entre mis piernas y abras las barreras de mi corazón
es sólo el inicio de mi locura
que me beses del revés y se de la vuelta al mundo,
el testigo de mi  amor 
que te duermas encima mia al ritmo de un suspiro,
la paz que creí perdida
que cantes con tus gestos y me eleves con tus manos,
el respiro de mi alma
que te quites la camiseta, ay por Dios, ahí si que pierdo la razón.

Acoso policial


 En las calles de dos a dos, cuidan de las aceras.
Son de cuerpo ancho y mente estrecha, de posibilidad, 1, 2 y a la de tres.
A veces se acompañan de sabuesos drogados.
Van en furgonas que huelen a miedo y meado.
Miran desde arriba con el entrecejo fruncido y con sus miembros deseando el estallido.
Siempre me pregunto por su pistola...
¿Habrá seguro?
Ahora viajan en metro, y en una esquina persiguen a los del gueto.
En el periódico, la foto del magrebí acorralado por su pelo rizado.
Ellos nos cuidan y nosotros los dejamos.
Ellos nos vigilan y nosotros los respetamos
Ellos nos pegan y nosotros les pagamos
Ellas nos torturan y  nosotros nos censuramos
Ellos nos acosan y nososotras nos callamos
Ellos dicen misa y nosotros amén.




jueves, 21 de marzo de 2013

miércoles, 20 de marzo de 2013

Adisa



Los gritos de los otros me sacan del sueño para devolverme a la pesadilla. No hay remedio. Me levanto de esta cama caliente compartida con traficantes nigerianos y lloro. Después me seco las lágrimas con sus sábanas manchadas. Despacio busco las prendas que definen lo que soy: unos pantalones cortos y ajustados, sin bragas debajo, un top que no tapa nada y unos tacones imposibles que desequilibran mi cuerpo y mi destino. En mi bolso una navaja, un lápiz de labios y un paquete de clinex. Me espera la calle.
Las miradas de los otros me marcan la piel como si fuera ganado  y me pregunto si no soy otra cosa. Cansada de vivir me siento sola en el último vagón del tren y los susurros de los otros  se confunden con el traqueteo. Aún me sigue importando.
Encuentro mi lugar junto a las de mi raza. Negras, rumanas y travestis nos repartimos el polígono y la miseria y junto a una hoguera espero a los otros.
Desde una furgoneta un hombre gordo me llama. 20 euros. El placer es barato en este sector.
Acabo la noche y con las manos manchadas de líquido viscoso me entrego a la policía.


Las preguntas de los otros son palabras inconexas que rebotan en mi mente como en un frontón. Creen que no entiendo.
-¿por qué lo hiciste?
Les explico a qué sabe el semen, qué tipo de dolor se siente cuando te desgarran el ano, a qué huele la saliva sobre los pezones. Creo que  no entienden.
No hay remedio. Me levanto de esta silla caliente compartida con traficantes nigerianos y lloro. Después me seco las lágrimas con los clínex manchados. Despacio busco la frase que esperan oir: no quiso pagarme. En mi futuro puertas con rejas y pasillos de azulejos verdes. Ya no me espera la calle.
 

lunes, 18 de marzo de 2013

Lxs primordiales

Son los tambores y las cerrillas percutidas en la piel
Las diez y once del trece martes, buh, buh, buh.
Se encienden las farolas con pértigas
Las perras abandonan las esquinas. Hoy nadie tira los chicles al suelo.
De cabo a rabo, sentados en las aceras, atados al espectáculo
El trance de las víctimas que se convierten en culpables, la misma catarsis de siempre.
Acércate a escuchar el rugido electrónico de nuestras entrañas, te invitamos al banquete de nuestras vísceras, a la sal de nuestro sudor, a los pelos de las raíces de nuestro ser.
Trae contigo tu alma y el estuche de los pensamientos, tenemos los botones que armonizarán tu cuerpo, déjate sumergir en el juego del cosmos donde el imán de la tierra atrae mucho más de lo que parece.
Aquí dentro las hormigas pierden su piel en la vorágine. Es la espiral del sentido irracional. Sabemos el camino del silencio y el de la palabra. Somos la electrónica poética.
No tengas miedo y prueba lo diferente de este momento. Es sólo por ti.

viernes, 15 de marzo de 2013

jueves, 14 de marzo de 2013

Eso quiero

Podría apropiarme de todo y salir ilesa. JAJAJAJAJA.
Entiendo lo que me haces pero no puedo soportarlo.
Vencer a la locura es agarrar las fauces al león.
El vestido rojo y las manos ásperas, la mirada al frente
La presencia es la ausencia del miedo.
El vello de punta y me deslizo.
Toca más fuerte que aún guardo mucho dentro. Bailaremos hasta que el sol y la luna se amen en su infierno de estrellas.
El espacio es nuestro y la pasión, ser valiente.
Puedo soportarlo.


Concierto para violonchelo. Y para cualquiera

https://www.youtube.com/watch?v=dK2_Nh3WIco

El triángulo de las penumbras

Mi cabeza es una nube densa contaminada que a veces halla respiro en las faldas de la madre.
Quizá sea el violonchelo, o todos los violines enfilados para la guerra, quizá aquel perro muerto de frío, o aquellos ojos que sonrien más que veintemil bocas.
Un cuerpo brutal en un corazón de niñx que muere de un infarto. La tierra que llora la sangre derramada, los pañuelos blancos que se tiñieron de rojo tras el adiós.
Mi cabeza se despeja por momentos con unos dedos que tocan mi cuerpo al son de la pureza.
Abre tus ventanas que se ventile el dolor, que la respuesta está en tus propias caricias.
Las manos de la diosa son las tuyas.
No importa que tus uñas recojan la mugre de una sociedad reprimida, ni que tu frente se arrugue con el tajo de  años de prohibiciones, sólo importa el sonido de lo no dicho, el pom-pom de tu corazón, el susurro de la primitiva esencia.
En tu corazón está tu cabeza.
Sólx allí.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Para lxs de espacio público marca Bilbao

El deseo mortal es la esencia de la verdad.
Omito cualquier advertencia, porque la única cárcel que existe es mi propia voluntad y esa la abro y la cierro cuando me sale del coño. Qué ordinaria, qué blasfema haciendo a la virgen puta y a la mártir asesina. Ya está bien de rezar. La contemplación ha llegado a su fin. Es hora de la acción. No más pedir perdón ni andar rogando, es el mazo dando y los pies bailando, es la voz al aire y los tambores sonando, son las campanas al fuego y el agua corriendo.
Son mis ganas de vivir aun con tantx asquerosx jodiendo.

martes, 12 de marzo de 2013

La oca

Una de trabajo y otra de que se vaya todo al carajo
Una de eléctrica y la siguiente de ecléctica
Una de coca y otra de tiro porque me toca
Otra más de tiesa y resacas siesas
Otra de a punto... y no me la apunto
Otra de por los pelos... y tampoco me la apunto
Otra de insepidez y diginidad
Otra de a tomar por culo la libertad
Otra de no me toques la moral
Alguna más de ya está bien de rezar
Una más de odio y y nunca terminar
Y continuar... continuar en la receta del sin sabor
Otra de frustración
Adiós la ilusión
Ilusión...

No sé pero lo tengo claro

No sé si sueños son mis pesadillas o si las pesadillas ya se han convertido en sueños
No sé si reparto o me aparto
Si la derecha o la izquierda
No sé si sacarme un título de chino, inglés o de japonés
No sé si el verde es de la tierra o acrílico
Si la leche nace o se hace en un tetabrik
No sé si las hojas de los pinos de navidad son de plástico
Si las plantas de los jardines públicos se trasplantan, se cambian, se regalan o se tiran al
contenedor cuando pasa su temporada
No sé si los locos encuentran la razón
Si los presos tienen sentimientos
Si los ancianos tienen algo que decir
No sé qué es ser joven en un geriátrico europeo; ni viejo en un jardín de infancia al Sur
de África
No sé si los chupetes son adecuados para acallar llantos
Si los tomates se criaron en Marruecos y la gamba blanca nadó en Huelva
No sé que es un tipo de interés. No sé si me interesa
No comprendo las subidas y bajadas de la bolsa
Me confundo con los colores de las papeleras urbanas
No sé si los hospitales son sanos, las cárceles centros de reinserción social y los
colegios, educativos
No sé si el control es la base del desequilibrio; no sé si atuocontrolarse es el mejor
remedio
No sé si me llena el olor a campo, si las olas son de chapapote, y el pescado, de
piscifactoría
No sé si ir a la Universidad o prenderle fuego
Si casarme o unirme a todo
No sé si beber agua salada o agua embotellada
No sé si hacer puenting o suicidarme

jueves, 7 de marzo de 2013

Ayer estuve tomando el sol

En las ciudades de mochilas sucias, los carros de la compra contienen los sueños.
El último tren a ninguna parte parte cada dos minutos de la estación del vacío.
La uralita es la única ventana de esta esclavitud.
Los destellos azules de la tecnología... y mis dedos, hundiéndose en el cuello.
Las neuras, las crisis, el nervio, la inseguiridad, y otra vez el miedo.
El chico que mira desde la raja de sus ojos, susurra: Nadie nos dijo que esto fuera fácil.
El alcohol y el polvo, me visto y me maquillo con ellos.
Aún no he entendido que es imposible.
Tal vez me muera pensando que no lo es.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Venga ese sol que hace de Bilbao lo más bonito!

Unos boleros, ostias!: https://www.youtube.com/watch?v=izPDNivdmrA

A la llamada de Txalaparta

Y retuerce mi cuello hasta que hago crac-crac.
Y entonces mi mente, clic-clic.
Y salto al fondo de la charca, plof-plof
Pero don´t worry, en un tris-tras hago chas y aparezco a tu lado

martes, 5 de marzo de 2013

Mamá, ya no lo tengo



Empezamos a notarlo de a poquito, como lluvia fina que cala hasta los huesos.
-¿Hablaste con mamá?
- Ayer.
-¿No la encuentras rara?
-¿Por qué lo dices?
-Me llamó dos veces para contarme lo mismo.
-No hagas caso. Está preocupada por lo del dinero y no está en lo que está.
Justificábamos sus olvidos, cada vez más frecuentes, con toda clase de mentiras. No queríamos creer que esa cabeza perfecta estaba empezando a fallar. Aún no.  La necesitábamos. Mi madre  era el pilar  que  sustentaba nuestras vidas de barro, y sin ella, acabaríamos siendo solo arena. Sin embargo, las mentiras tienen las piernas muy cortas, tan cortas, como el avance de su enfermedad. La encontré sentada en el suelo con sus ojos azules más tristes que nunca y ella supo y yo supe que había llegado el final.
Hace meses que no sabe quién soy.  Todas las mañanas me siento a su lado  y todas las mañanas me pregunta mi nombre y entonces recuerda, por un poquito,  que soy su hija. Cree que tengo cinco años y que es mi primer día de colegio.
-Elena, no me gusta ese vestido. ¿Por qué no te pones el blanco que te he comprado?
-Mamá, ya no lo tengo.
Luego suspira y me acaricia la cara con sus manos de mujer protectora y por un momento pienso que todavía no la he perdido.

lunes, 4 de marzo de 2013

Sharif

Sharif:, al borde el precipio (a ras de sueño)
https://www.youtube.com/watch?v=rfTFg45I__Q

Mariposas

Las almas que nacieron de la tierra
viven en los árboles envueltas en un eclipse.
El día está cerca y las almas, inquietas en la premonición, miran asustadas.
La oscuridad envuelve el canto de los pájaros y extiende la lengua a las serpientes
Las hojas empapadas, las alas pesadas, el jugo de caracol que no conoce fotosíntesis.
Almas, deshaceros de las cuerdas que amarran vuestras ilusiones, de la erosión de años de castigo y soledad. Absorber la luz del eclipse y bañaros con esta lluvia incansable hasta desfallecer.
Es sólo a ras del suelo dónde hayareis la salida al vacío circular.


sábado, 2 de marzo de 2013

Berberbar

En una mesa cuadrada con cortinas alpujarreñas,
un arroz calentito pa el gaznate y veintemil risas salvajes entre pinchos morunos.
Sírvete otro té, camarero, con menta y mucha azúcar, que tengo necesidad de dulzura.
Que cada gotita de mi sangre es puro vinagre, que mi piel sabe a curri y mi alma a tequila. Que en limón guardo mis penas y en pica-pica mi condena y necesito que desaparezcan todas las lunas llenas que llevo en estas venas, sírvime otro té, camarero, que me caiga redonda y que sólo me levante el buen amante.
Y un plato de arroz.



Y SIN ESTUFITA

Te das cuenta que abriéndote abres, que cerrando, cierras, que abriendo lo cerrado, encuentras tu camino.
Y duermes tranquila.

Bebe

Bebe, recomposición: http://www.youtube.com/watch?v=5Piq9jgG1_I