lunes, 30 de diciembre de 2013

La tierra de mis raíces

En las esquinas, lxs niñxs iluminan mi andar.
Pierdo y encuentro con tal facilidad, que ya no sé lo que es perder.
Descubro de repente, que una casa fría es una casa por estrenar, que por las ventanas no entra humedad sino brisa, que una bata de güatiné es lo más elegante del universo. Y sonrio, vaya si me rio, a carcajadas, porque el mundo nunca va a dejar de mostrarme y sorprenderme con su cariño, y mira que a veces me pongo cabezona, zoquete, pesimista, nihilista, derrotista, y lloro en el cementerio, contándole mis penas a mi abuelo, que hace veinte años que está en todos sitios, pero a mi me gusta ir a visitarlo a su nicho, ver su foto, sus ojos de escritor que tiene algo importante que hacer sentir, y se me caen los mocos, y busco cuartos de baños y encuentro tierra en los lavabos, la bici al lado, esto es un cementerio precioso, de pura esencia, con cipreses mecidos por almas, con la cal como principio de pureza y papel higiénico en el báter. Es mi parada en el deporte de la vida, con el cielo azul inmenso, compacto, infinito y el sol afilando otra vez, esquinas, tumbas, panteones y paredes de lápidas.
Las niñas estaban en la plaza de la Cruz de Torredonjimeno. Allí me dí mi primer beso. Hoy él está casado y yo, me doy besos en la plaza Sagrado Corazón de María de Bilbao. Han cambiado cosas, aunque la procesión sigue por dentro. Las niñas me han ayudado a encontrar a la Iggi, la perra mansa que con su aptitud de florero nos engaña, y a la primera de cambio, pone patitas en polvorosa y nos desmonta la pacífica y frágil estructura matriarcal que domina por los dominios que me vieron nacer. Y que es muy dura y muy frágil y muy violenta y muy intensa, sobre todo, intensa. Y empiezan los gritos y los lloros. Y todo Cristo, las niñas, y más niñas que se unieron por el camino que va desde las Quebradas al Llanete, y mi madre con su abrigo de visón falso, y mi tio el jinete con el monovolumen de cristales tintados, a buscar a la perra mansa esta, que ahora mismo, soba al lado de la calefacción espatarrada sobre un sillón de terciopelo veige Luis XVI.
Hostias la vida.
Al lado de la torre del reloj, en la casa de la esquina, la del bocado a la fachada, entre desconchones pasados y cuadros de vete tu a saber que mercadillo, y calefactores y redes wifi, entre el cielo y el infierno y el gran amor y el colosal odio, entre el azul, el rosa, el rojo, el color de las lunas moradas, de las estrellas plateadas y soles naranaja, entre pesadillas y sueños de aceituneros altivos, al son del manteo, del barro y la sangre, la tierra de mis raíces. 
Orgullosa.






domingo, 29 de diciembre de 2013

Jugar

Con el pan no se juega
Ni con el agua
Ni con el fuego.
Ni con las cosas de comer.
Ni se te ocurra hacerlo con la salud, ni con los colegas, ni con la familia.
En realidad, jugar está prohibido.
Entonces ¿Cómo aprendo?

Quiero entender

Hay cosas que no entiendo.
El otro día un amigo me decía que era anarquista. Luego se subía a su BMW.
Así todo el día.
¿Por qué todo el rato la misma violación a las palabras?
Hay personas que no tienen ningún respeto al léxico
Que piensan lo que dicen exclusivamente para defender su propia posición, su ego, todo por su ego. Todos los años y luchas y muertes, por el suelo pisoteado por hipócritas de alma estrecha.
Hombres y mujeres que ciegos y presos de su escueto y paupérrimo ego, son capaces de chapotear en la sangre con la misma ignorancia de un crio pero con los pelos ya muy negros, o rubios, o pelirrojos, o incluso calvos como una bola de billar.
Estoy hasta el coño de que maltraten las palabras.
Justicia es justicia y no partidos políticos ni juzgados. Justicia de justo, de crítico, profundo y no influenciable a intereses perversos y/o ególatras.
Libertad es de libre y no cosa de curas y publicistas. Es capacidad para tomar decisiones con respecto a unx mismx y a lo que le rodea, de confianza en los actos, el respeto, la educación y otra vez, la crítica profunda, y otra vez, no influenciable a intereses perversos y/o ególatras.
Igualdad es de respeto y mezcla y no cuestión de leyes de parlamentarixs habitantes de mundos de yupies y multinacionales energéticas. Es búsqueda de lo que une, de esencias comunes, cantos alrededor de la hoguera quemando vanidades, es la fe de que siempre dos serán mejores que unx.  Por supuesto, no influenciable a intereses perversos y/o ególatras.

¿Y tú, qué eres?



sábado, 28 de diciembre de 2013

Venga que tengo una gama infinita

Sus ganas de verlo y mancharse con todo y rebosar y comprender que ya han comprendido.
Porque juntxs no hay fronteras,
los límites se vuelven retos, y ya las lágrimas son sólo respuestas pasadas a deseos insatisfechos.

Porque ahora podemos...

Pintar los sueños que bebemos con la ansiedad y el placer de saber que pronto, lloverán colores entre nuestros dedos.

jueves, 19 de diciembre de 2013

El camino de la alimaña

Entre tubos de escape y escapes en antros.
Entre cuartos de baño y paredes arañadas.
Entre rías de sangre y vinos de sobra.
Entre mecanotubo y cadenas rotas
Entre ruedas y rampas al sol
Entre ladrillos rotos y alhambre de espino
Entre las fronteras de cualquier camino
Entre límites y aciertos.

Entre cenas con hermanos y desayunos y almuerzos con hermanas
Entre éxitos y libros de arte
Entre talleres y artesanos de alma
Entre ojos que me quieren salvar, bocas besar, brazos abrazar.
Entre lunas que no me dejan en paz.

Y rios de tinta y sangre a la luz de las velas entre el calor de mi gente que por mi velan.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Naturaleza pura

Salen las cosas porque las cosas quieren salir a pesar de que el desastre es la única máxima a la que atiendo.

martes, 17 de diciembre de 2013

No paro de sangrar

No paro de sangrar. Sangrar. Sangre en mis bragas, sangre atemporal, pintura al agua, acuarela a spray.
Huelo a sangre, a rojo, a posguerra y a mujer herida.
Mi óvulo se vuelve poliquístico.
El cuerpo, el pecho, se quejan, nadie a mi alrededor que tenga vendas.
Las tiritas se acabaron hace tiempo.
Las heridas son demasiado profundas.
Posiblemente, amputar, de raiz, todo lo que me une aquí y no puedo soportar.
Y es literal. No paro de sangrar.
La guerra quiere poder con mi físico, y no paro de sangrar.
Me dicen que me falta hierro, raro, alrededor sólo armas y jaulas de mecanotubo.
Hormonas de la felicidad y del deseo, esas son las que lloran sangre en mi vagina
La saeta flamenca de mi orgullo suena en la trompeta de la guerra.
La armónika que no encuentra la armonía...
Y no paro de sangrar.

Un poco más allá, a las cenizas del pasado que guarda todas las impotencias que hoy sangran mis heridas ante el abismo de la muerte, la figura en la sombra de lo que ya es.

Es sangrienta esta guerra y cruda la realidad.
Y no paro de sangrar.


lunes, 16 de diciembre de 2013

Por qué me gusta llorar.

Las lágrimas que derramo mensualmente, limpian mi alma de cemento y plástico.

De pie

Recojo lo que la vida me da y con ello hago magnolias.
Las orquidias coronan el asfalto que ellxs me hicieron pisar.
Levanta la barbilla, agarra las manos de colores que personas con sentimientos te entregan junto a su corazón. Todavía puede ser más grande. Más grande, y ni siquiera tiene por qué rebentar.
Es la primera vez que deseo vivir.
Hasta siempre para siempre, en las cenizas que abonan los cerezos del Valle del Jerte.


domingo, 15 de diciembre de 2013

Medio, miedo, entera.

Siempre en medio
Entre deshecha y arrebatadora.
Oculta tras una sonrisa de otra vez, medio lado.
Esto me pasa por renegar de renegarme.
No termino de tragar.
La garganta y los oídos, descansar y prepararme, que el año es largo y el dolor está pasado de moda.

jueves, 12 de diciembre de 2013

viernes, 6 de diciembre de 2013

Escribir por dolor.

Nadie puede poner precio a lo que escribo.

El sol

El sol aparece de casualidad y a mi me pilla sin gafas y sin ganas.
Es triste que en Bilbao salga el sol y que una no tenga ni piel que tostar.
Porque la luz ilumina y si no puedes hacer la fotosíntesis, adiós muy buenas, te marchitas como la alegría del balcón.
Si por lo menos fuera consciente de mi naturaleza lobezna, no estaría irradiando ilusiones solares frustradas por la luna de mis sentidos.
Pero la luna y su utopía nublan todo a mi alrededor, y yo, cachorra de esperanzas, busco el aura del sol como agua en el desierto de tu piel.
Y arena entre mis dedos todos mis sueños.
Quizá salga a comprar unas gafas, o unas ganas, que me lleven otra vez debajo de tu ventana a susurrarte las palabras que nunca fui capaz de pronunciar.
Y el sol sigue, ahí cerca, pero tú, estás lejos, demasiado lejos, tanto como el sol. 




jueves, 5 de diciembre de 2013

Bermejo

Pinta de rojo que la copa de luna la tengo llena.
Que esta vez Marte está entre mis piernas y viene con ganas de sangre.
Que he descubierto que mis plantas crecen mejor si las abano con todo lo que de mi sale.
Me re-apropio del color de la energía, porque esta vez la Santa María llena está de pasión, y eso, como sinestésica y romántica de nacimiento, lo sé de puro deseo.
El rojo de la acción y el fuego, de ondas largas que señalan peligro, realeza y poder. El pigmento de Caperucita que no se asusta del lobo.
Lo llevo por dentro y por fuera. Desde las entrañas hasta las cicatrices. Desde la lengua pasando por todos mis labios.
Lo tocó todos los meses, me ducho en él, pinto la bañera con su chorro surrealista y me sorprendo ante la belleza y la fuerza de su vigor.

Rojo, que te quiero Roja, rojo de mi corazón y de mi sangre roja.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Los guerrerxs de la luz

No tengo una sola palabra.
La luna no está
¿Será?
Sólo pinto.
Tengo las manos...
No tengo adjetivos.
Están manchadas.
Ni pensar en meterme los dedos en las orejas. O en la nariz, si me los meto en la boca me intoxico fijo.
Y tengo que dar batalla.
Detrás mia hay quince guerrerxs reclamenado posición.
No me dejan apagar la luz.
Me despiertan con sueños, y me duele la espalda, vaya que si me duele, pero ellxs no dejan que me agache.
Me instan a la firmeza.
Me convencen con fe y no pienses para qué, simplemente hazlo. Mételes el despertar dentro de sus cerebros y que su sangre se convierta en el flujo del conocimiento.
Con sus entrañas se harán tubos de resonancias y con sus salivas, el agua que regará la consciencia.

Y esta mierda se parece al génesis, me están poseyendo,
Los guerrerxs de la luz que transitan por el tunel del tiempo: Me poseen.

Poesía de poseída.

Es hora de despertar.

Y si que tengo palabras. La luna siempre está.
Y los dedos me los meto en la boca.

sábado, 30 de noviembre de 2013

La noche de San Juan

A luz de una hoguera de palés, encapuchados, sentados en un tronco espalda con espalda, el día de la lluvia fugaz ¿Recuerdas?
Las litronas y otra vez esas manos embarradas que quieren alcanzar el cielo.
Las ilusiones guardadas en los fardos de una bicicleta que sólo funcionaba a traición de veleta.
El amarillo mercurio de nuestros destinos cruzándose con el rojo de la pasión de Marte, el negro de la incomprensión y el roce de las hojas verdes de árboles contaminados sobre nuestros cuerpos invisibles.

La música del latir de corazones, el color de las travesuras, las pulseras que nos esposaban ...

Hoy: Las cenizas de aquella hoguera de palés y clavos oxidados bajo la luna llena.

Descampado

Ven a pudrirte conmigo donde las espinas de los muros sean hojas de rosa
Conozco un descampado de estrellas donde los estrellados como tú y como yo, encuentran refugio bajo la luna llena.
Allí los susurros los marca el silencio y las resacas de lágrimas, llenan el mar de esperanzas.
Te espero en silencio.

viernes, 29 de noviembre de 2013

El Saharagüi y la oliva.

Un tumulto de voces tan compactos como el cielo.
Pitidos, ruedas sobre asfalto, farolas a medio encender, ojos tan grandes como sonrisas tan sabias...
Se me caen las bragas.
-No te cogeré el número, el destino nos cruzará en la arteria más negra de Bilbo. Se me gastó el corazón de tanto usarlo, suerte.-
-Suerte preciosa-

Una suerte preciosa. Tus ojos. En la arteria más negra de Bilbo.

martes, 26 de noviembre de 2013

EL DESPERTAR DE LOS INVISIBLES.

Despierta a la pesadilla
La alarma ha sonado.
Hay trabajo que hacer.
Remanga tu ilusión, cálzate las street warrios, pon en hora todas las pérdidas de tu vida y atraviesa el puente de la Ribera.
Coloca todos tus anelos (que palabra más bonita) en una caja de fruta madura,
píntate los labios, madame, que la función ha comenzado en San Francisco y tú, tienes papel de anfitriona.
Ve a la plaza, siéntate dónde las personas sólo saben soñar, cúbrete con la sinceridad de las bocas picadas, allí donde los perros no son de raza y los soportales ocultan la supervivencia. Múestrate tal y como eres, sin aspiraciones a perlas falsas, con el corazón por bandera, y tus labios, y tus ojos, como únicas fronteras.
Besa el anillo de la matriarca que toca las palmas, explora el huerto de esperanza, juega a las damas que se saben elegantes y danza por las buhardillas con goteras sin más vestido que la humildad de la que seas capaz.
El sueño es ya una realidad, lxs diferentes por su pobreza, por su loca cabeza, por su áspera tristeza, quieren importar, y tú, para lo único que estás aquí, es para hacerlo comunicar.

DESPERTAR: Porque los sueños no se conviertan en pesadillas




viernes, 22 de noviembre de 2013

Compartir celdas

En mi barrio, la lluvia cala los huesos y oxida la chatarra.

Un hombre negro con el impermeable del capitan pescanova, arrastra un carrito de sobras apocalípticas, lo miro fijamente, leo en sus ojos el cansacio, la desilusión, el frío, los calcetines mojados, los cuatro pavos para comprar pan y arroz, con un poco de suerte, le da pa un pollo tan escuchimizao, que no merece la pena ni trocearse.

Me meto dentro de sus pulmeones, respiro su miseria, la mía con la suya y le asiento, y me asiente, compartimos celdas.

Paso por una plaza, hay otro negro, sentado al filo de un banco de piedra, detrás suya, una mochila de montaña, me mira, lo miro, su cara me habla de continúo tránsito, desierto de esperanza, sed en el paraíso, nada es lo que pensaba.

Le asiento, me asiente, compartimos celdas.

Sigo y una mujer en la esquina cruza los brazos, sus comisuras están caídas, los labios pintados, no tiene ganas de trabajar, la única sugerencia que desprende es su propio hastio. Día malo para el negocio.

La miro, me mira y nos asentimos, compartimos celdas.

Bajo, y en la bocacalle de mi calle, dos camáras vigilan todos los días.

Las miro, me miran, pero la única que asiente soy yo, esta vez, no comparto celda.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Calcetines Mojados

Todo irá bien mientras tenga los calcetines secos.
Que el corazón esté oxidado, los pulmones encharcados, la garganta zarapastrosa y el pelo enmarañado, eso no es prolema.
Con una ducha caliente y unos calcetines secos, mi alma se arregla de nuevo.
Una hada me enseño a remendar mis alas cuando presas del deseo, se descomponían sin compasión.
Mi alma aprendío el arte de la satrería de las sueños arreglando los bajos de los mendigos. Eso si me dijo -que con lo calcetines mojados, no habría brazos que me calentaran-.
Ahora tengo mucho cuidado, los recojo del tendero con la esperanza todavía latente, los abrazo lo suficientemente distante como para tan sólo humedecer mi sentir.
Empaparme es morirme.
Rebajar el sentimiento
La obsesión.
Sentarse y esperar a que esta vez sean otrxs lxs que hablen del amor.
Que yo sé que hay muchxs por ahí.
Que cuidan mucho de que sus calcetines no estén desparejados, ni mojados, ni con el dedo gordo fuera, rodeado por una soga que lo asfixia y lo pone tan colorao como un tomate.
Lo sé porque lo intuyo, y aunque análitica hasta esta médula, tengo tantas fantasías, tantas ganas de que otrxs me entreguen sus puntos de pasión, de que cosan en mi piel todos sus sueños, de que me inyecten su tinta, su voz, su pintura, su saber, su humildad, su deseo, que me pongo tan ardiente, que seco todos los calcetines del mundo.

Yo no valgo nada sin vosotrxs.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Como casi siempre

La Melancolía está demasiado borracha.
El Deseo se marcha detrás de un skate
Ilusión ha perdido a Esperanza
El Amor sólo aparece cuando La Anguistias le dice, y
La Soledad, no me quita ojo.

El Valor juega al escondite y a los tiros
La Alegría se quema en la hoguera de la Vanidad
El Ego se marea de tanto giro sobre si mismo
 Y el cansancio, aplasta en un salto cualquier iniciativa popular

El Instinto se queda afónico,
A la Sexualidad le duele la cabeza
Al Corazón, los sentimientos (de sentir)
y a los Pulmones, les falta más de veinte bocanadas de verdad.

Otra vez... No sé cómo acabar.

Supongo que duermiendo con La Utopía.








miércoles, 13 de noviembre de 2013

Como tú y yo

Que todavía me sigues poniendo cachonda,
bueno, eso es una evidencia
Que no tengo ni puta idea de por qué,
bueno, eso es otra evidencia.
Que veo tus fotos por el puto facebook y y me muerdo el labio viendo tus manos y tus brazos llenos de grasa... y sonrio de placer... bueno, eso es otra marcada evidencia.
Que llueve a mantas, eso es una metáfora.
Como tú y yo.



Noviembre en Euskadi

Las nubes no tienen ninguna verguenza.
Se posan tan panchas, tan grandes, tan majestuosas, tan preñadas de si mismas, tan sobre nuestras cabezas... y de allí no hay quién las mueva, ni para adelante, ni para atrás, si acaso, bajan un poco más... si creo que me están mojando la punta del pie.
Creo que en vez de humanos quieren que seamos peces.
Pues oye, si la cosa se pone fea, yo pongo cara de pez, y aquí no pasa nada.
Que si tengo que mover la colita, pues que la muevo
y dar aletazos, también, eso hasta me gusta más.
Pero espero que la metamorfosis en pez no termine en pescado, que dentro de un par de días, a mi me gustaría ser otra vez girasol.
Si alguien regala un control remoto meteorológico, por favor que se ponga en contacto conmigo.
Pero si no he conseguido un sólo despertador por Facebook ¿Conseguiré un control remoto meteorológico?
Me da a mi que las nubes de noviembre no vienen con ganas de tregua,
No sé, pero me da a mi que no, que voy a tener cara de pez todo el mez.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Me gusta vivir

Nivel de THC por las nubes: voy a hablar claro ahora que estoy ciega perdía.
La tormenta pasó, el sol me acaricia la espalda, el viento sopla el último deseo, la muñeca diestra lo recibe, expulso mi anhelo; ahora lo tengo todo a la altura de mis manos.
Pasaron las noches acabadas en días y los días convertidos en noches.
El sufrimiento se cansó de sufrir, la amargura de amar, la angustia de tanta pena, el nervio de tanta crisis, el amor de tanto dolor .
He cogido el vuelo al único destino, ni dónde, ni cuando, sólo cómo.
Lo tengo claro.
Tengo todos los papeles en regla. Las veinticinco personalidades dispuestas a multiplicarse, reciclarse y reconvertirse.
La maleta repleta de historias y las botas de pisar fuerte.
Ya no me duele la rodilla, ni tengo mocos verdes, ni la espalda, he engordado 3 kilos y puedo permanecer atenta más de cinco minutos aunque el tema me parezca una auténtika mierda.
Me estoy reformando.
No me hacen daño las mentes y ratios prácticos en la avaricia y el corto plazo, aún al contrario, me enseñan.
Estoy tranquila, con las voces de África debajo del balcón, los colegas colgados a mi vida. Con la chica de la manazana, la de la comida, la de la cervecita, la de los scoutt, la siempre soleada,. Con mis compañeros de monte y playa. Con el carnicero de arriba de mi casa.
Estoy contenta la verdaD. Hoy, puedo decir, que hasta me gusta vivir.

martes, 5 de noviembre de 2013

El miedo

El miedo a lo desconocido,
al raro, anormal, solitario, entusiasta, con pintas, vida de mal vivir, de demasiado, de siempre demasiado para ser normal.
Porque el miedo y la normalidad van siempre de la mano, son escritas con la misma tinta roja de todos los siglos.  El miedo se viste de incertidumbre, desconfianza, de futuro sin presente.
Bebe de una física cuántica muy poco atrevida, muy cuadriculada, formal, basada en una experiencia añeja y conservadora. El miedo huele a patriA, religióN y guerrA. Se nutre de raíces pasadas de historia, tiene las puntas muertas y sólo un trago de salvía avinagrada riega sus entrañas.Sus hojas son leyes ancestrales que preocupadas por su supervivencia, impiden que nazcan las nuevas.
El miedo se preocupa por crear escuela, ideología, comportamiento, status. El miedo es el encargado de hacer girar la rueda de la fortuna. Fortuna traducida en acciones que cotizan con el hambre de un pueblo, el cáncer de una sociedad y las armas nucleares de una nación. Hay muchos medicamentos y armas para el miedo: todas se pagan, todas se consumen, todas nos destruyen. Porque el miedo solo se puede combatir con la valentía. El papel timbrado es papel mojado cuando hablamos de luchar contra él.
Contra el miedo a la incertidumbre, la valentía para conocer. Para tomar los patrones como patrones y ajustar cada unx la medida que crea coveniente con su cuerpo. Las costuras de la vida, los pespuntes  (1. m. Labor de costura, con puntadas unidas, que se hacen volviendo la aguja hacia atrás después de cada punto, para meter la hebra en el mismo sitio por donde pasó antes. Y añado: para seguir cosiendo)  que hacen ricos a la identidad personal. 
La personalidad es una defensa a la vida y una ofrenda para con ella; por todo lo que ésta le enseña, le da y le hace sentir. La persona tiene lo que tiene que tener para ser valiente: el pasado como respaldo y la lucha como meta. La personalidad es el arma.
El miedo es sólo falta de concentración. Cuanto más desconectado, más miedica, cuánto más miedica, más peligroso para el mundo. 
El miedo te enreda en su telaraña, y como no seas un mosquito hábil, te apresa hasta que de ti no queda más que una cabeza sin ojos. Te succiona con terrorismo, policía, moda, coches, familias perfectas, on line for ever.

Conciertos del desconcierto, 
Manadas de mamuts convertidos en ovejas, 
eso es lo que ha conseguido hacer el miedo con nuestra personalidad. 

Como conjuro contra el miedo, la honra a la personalidad, al carácter, a la crítica, al análisis de la realidad con uno mismo.Nadie ni nada nos puede quitar nuestra capacidad para valorarnos, mirar al frente, quietxs, observadorxs y oyentes de lo que la intuición marca. El sexto sentido, el único capaz de vencer al miedo.  

Despierta

Despierto a la belleza, al deseo, a la pasión
Despierto al sueño con sueños
A las ganas con ilusión,
Despierto con las sábanas sudadas de tanto querer
con el pijama empapado en delirios
el pelo enredado en ideas
la boca seca de tanto suspirar
Tengo los ojos cegados por el arcoiris de Morfeo
Las uñas sucias de pintar en el infierno
El alma limpia de lxs que quieren aprender y despertar.
El sueño imposible es mi aliento
y mi lecho, todos los pajeos mentales que me invento.

Me lavo la cara 7 veces seguidas y los dientes, dos.
Me visto como si cualquier día fuera domingo de Resurrección y me voy para la calle Cortes.
Y ya no sé cómo despertar de este poema...

Tic-tac, tic-tac, tic-tac

lunes, 4 de noviembre de 2013

Reloj de cuerda

Eso sigue haciendo tic-tac
La música lo encubre pero sigue haciendo tic-tac.
Lo tapo con la toalla pero sigue haciendo tic-tac.
Ya no tiene manecillas.
Tic,tac,tic,tac, va muy rápido,
en algún momento se le acabará la cuerda,
la palanquita para darle también se ha roto,
si se le acaba la cuerda,
es probable que no pueda volver a darle
se acabará el tic,tac
ya no necesitaré ni música ni toalla ni manecillas ni cuerda,
el silencio se hará en la habitación
como la muerte en el lecho del final.




domingo, 3 de noviembre de 2013

De vuelta, revuelta, Bilbo

Historia de lucha entre las carnes y la Ría.
El fuego y el chorro de agua a presión, cóktel molotov, la gente que corre, el carrito del niño a dos ruedas, la madre con su fulá cubriendo su boca, cara desesperada, mucho gris, llueve, el calor del acero, la pesada estructura de tiempos de metal, chimeneas en Miribilla y el Corté Inglés.
Mucho humo en la gran avenida, veo cámaras como farolas, policias como máquinas, indignación en fábricas ahora puro vestigio de tiempos lejanos.
Angustia e impotencia, no resignarse a la violencia latente y utilizar la misma en el mundo palpable. Tiraré la piedra.
Los edificios rectangulando la existencia, millares de ventanas y otra vez las piedras, el verde, el monte, la lluvia, el acero, los gritos que no se dejan silenciar más que en su último aliento.
Siempre con los guantes de boxeo, con la sed de ríos cristalinos y las águilas guiando sus pasos.
Siempre en el contraste, las cabras montesas chocando la cornamenta a ritmo de txalaparta, sistema y pueblo, respeto, avaricia, los pañuelos llenos de lágrimas, mocos, sangre... palabras que corrieron como la polvora, que fueron la causa de muerte, de cárcel, de dolor de familias, pueblos, personas.
Siempre en lucha. Resistencia eterna. El cuerpo al servicio de la libertad.

domingo, 27 de octubre de 2013

Deseo

Alredor el sonido está sucio.
La atmósfera empañada en sudor y humo
Huele a yerba y alcohol.
A descontrol y conversación.
A miradas que quieren ir más allá de tu ropa.
Lxs hay que bailan como si el mundo se acabase, lxs que no bailan y hablan y los que solitarixs, se apoyan en la barra, se sientan en el suelo, mueven la cabeza o se lian un porro.
Todas las miradas enturbiadas por el deseo y su satisfacción.
Diferentes medidas:
Unxs saben que hoy no es y otros creen que será esta noche o nunca.
Cada cuál hace lo que puede.
Vi como encendía el mechero dando palmadas al aire, la cabeza más allá porque acá ya no puede aguantar.
Algunas tienen mandarinas y sobaos en sus bolsos, piruletas de corazón, ron con limón y hierbabuena.
Otras tienen los ojos a juego con su jersey y la elegancia de las gatas.
Haditas y duendes tambaleándose al ritimo de Reggae, me quieren rescatar del cansacio, pero para el cansancio, descansar.
Estoy a gusto en el suelo, mirando como los deseos se trasladan a los cuerpos de lxs bailarines, de lxs charlatanes, borrachxs, drogadictxs, sobre todo me gusta ver cuando las personas atravesamos el punto de no retorno y perdemos la compostura para siempre.
La marca de la autodestrucción como via de escape.
La pulsión de sobrevivir a través de la propia muerte.
Las vibraciones son sucias, vulgares, somos coches sin más tubo de escape que un turulo.

O quizá me haya pasado un poco; para siempre. Deseo.


miércoles, 23 de octubre de 2013

La costurera

Creen que vivo para condenarlos mientras ellxs mismxs me condenan.
Vivo al calor de un jersey siempre demasiado grande, de lana e infinito.
De los cabos sueltos de una orgía, de las abujas de un sueño roto.
Me coso los parches con pasión reciclada, guardo botones perdidos y tiño mi vida de crudo pellejo.
Me deshago en ovillos de fonemas y hago punto en los pulmones de una ahorcada.
La estrechez de las malas puntadas me clavan alfileres en el talle. Talle por tanto, agujereado y demacrado, de huesos prominentes para freir sardinas.
Me gusta mi profesión, arreglo los bajos fondos, hilo con dulzura; es un trabajo de honor. Hay que respetar cada hechura, cada milímetro de cada patrón y coser sobre él, y descoser otra vez.
Me encantaría hacerle un vestido a la felicidad, que siempre haya jirones de sueños que reconstruir y que un día se presente la esperanza sin prisas.
Poseo el dedal, la hebra y las ganas de la que ha que encuentra todo roto: todo está por remendar.

Aki doy mis manos, mi voluntad y mi ilusión: a los trapos sucios, multiusos, los que ya no sirven más que para infinitas labores imposibles todavía por descubrir. Otra vez, al que cuestiona, a ese le haré el traje con mis venas, mis arterias y la sonrisa, se la pondré como pajarita.

Vuelvo a querer demasiado ¿Será que el Astro Solar ya no le tiene miedo a la Luna lunar de Escorpión? o ¿Joy Division?
No sé, me pondré a coser.
Ah!
Pero si yo no sé coser.


Hablando y haciendo. O ni hablar, sólo hacer sentir

Arte ¿Qué coño es el arte?
¿Los canapes y el crianza?
¿La penumbra de los proyectores?
¿Las paredes blancas?
¿Los flases resplandeciendo?
¿Los vestidos negros?
¿Los labios rojos?
¿Las miradas de reojo?
¿Las palmadas en la espalda?
¿Los besos de refilón?
¿Los comentarios de admiración?
¿Los comentarios por lo bajini?
¿Los aplausos de convención?
¿Los nombres de los otrxs?
¿Las posibilidades de mercado?
¿Lxs mecenas dispuestxs?
¿Las instituciones y sus logos?
¿El Pupi dando bienvenida?

Dime, tú, artista, qué es el arte, porque a mi me parece que un palo por el culo y un ego del copón definen mucho, y no sé si me estoy confundiendo.
Necesito tu hacer de corazón, de verdad, de entrañas, de curisiodad, de trabajo, de creatividad, de generosidad, sobre todo de generosidad.

Necesito arte atrevido, que sepa escuchar lo que le rodea y no sólo a escucharse a si mismo una y otra veZ ZZZZ..ZZZZ…ZZZ…ZZZ… (Me aburro y me duermo, mi utopía se duerme, no me hagais esto, sé que podemos, si se duerme ella, no levanto cabeza)
Necesito un arte crítico en esencia, espontáneo por definición y osado por devoción. Necesito sentir la pasión de los que con su trabajo quieren expresar y hacer sentir a lxs demás. Hacer sentir a lxs demás, eso es arte primx.
HACER SENTIR DE ENTRAÑAS PARA FUERA.

miércoles, 9 de octubre de 2013

JOY DIVISION

http://www.youtube.com/watch?v=wVvoQIdD80U

PSICODELIA

La psicodelia tiene que renacer de las cenizas de nuestro cerebro
Moldearse con el barro y deformar las formas formando figuras fatales
Atrapar los brillos de las miradas y pintar con ellos el resultado de la imaginación
Quemarse en la hoguera de su placer, recitar versos a la luna llena, bañarse en la insumisión, traspasar cualquier frontera,
adorar a las plantas, saborear sus jugos y dejarse llevar por su magnetismo.
La psicodelia ha de ser la salvia del corazón, el colirio de nuestros ojos, las uñas de las manos, de los pies, los codos en los brazos,
los tobillos sin grilletes, las voces sin temblor, el paso bien firme, la fiebre constante, la pasión viva, el dolor sentido, el amor querido, la batalla vencida a la insensatez.
Porque la psiodelia es coloridamente libre:
Verde
Amarilla
Roja
Azul
Rosa
Negra, blanca... es parte de cualquier piel y sentir:
Forma la forma de lo deforme de forma informal generando formas intensamente interesantes y geniales y por supuesto, fuera de lo formal.
Es el pan nuestro de cada día, la piscina con olas, el útero debajo del agua, la copa de luna en mi coño brindando con el mar.
Es la claridad y pasión en los días de hastio de la ciudad de infinitos grises.
Es la sangre fluyendo fuera de la represión, con los sentidos alerta, el pulso constante, la energía que sólo algunxs son capaces de entender, aceptar y contagiar.
Tengo el virus de la psicodelia en cada uno de mis actos, en la música que me lleva más allá, a sitios donde mi palabra no tiene ni candados ni juicios de formas, donde ni siquiera tú, tienes espacio.
Es lo más íntimo y potente de la sabiduría y el saber estar, el máximo esplandor del juicio, la expasión de los sentimientos, el movimieto del cuerpo liviano, completo, la entereza hecha órganos, tripas, sudor, piel, pelos, olor, mocos, flujo y sangre.
Es la loba aullando a la noche que el mundo sólo es mundo, que el mundo es el MUNDO, que EL MUNDO ES EL PUTO MUNDO Y QUE ES SUYO.
Una muerte siempre demasiado intensa, colorida y tempranA.
El consumo despiadado del ser libre en las hogueras de la vanidad mundial.
La unika cerilla en pleno levante de hipócritas y cobardes.
La llama que enciende la traka final.
El farol que lleva al infierno.
El cielo de locxs y sensibles.
El úniko YO.






martes, 8 de octubre de 2013

Akí

Aquí hay algo que me huele a chamuskina
Hay como cierto hedor a vigilancia que me tira un poco para atrás
En este barrio, en esta ciudad, hay algo oculto y me está atrofiando el cerebro.
Poco a poco me doy cuenta, y es que las calles están llenas, repletas, es que no hay quince minutos de descanso. Da igual que sea de madrugada o a las nueve la mañana...

Un tránsito de almas espesas conduciendo coches a paso muy lento me desvelan las noches con y sin luna.
Un ejército de uniformados me acompañan a desayunar.
Hoy me he levantado teniendo la certeza.
Parece que vamos a tener que hablar.
O que hacer.
Porque este hedor se está convirtiendo en algo insoportable y sólo vamos a estar segurxs en las Kloakas.
La libertad de expresión ametrallada.
Desangrada.
Encerrada.
Torturada, violada, vejada, humillada,borrada de la vida de las personas
Apresada entre barrotes, multinacionales y cajeros, eliminada.

Mientras me miraba esta mañana en el espejo recordando la noche de autos, lo vi claro:

ESTAMOS EN UNA DICTADURA, LA ÚNICA DIFERENCIA ES QUE EN VEZ DE PEGARTE UN TIRO A LA BUENA DE LA PATRIA Y DE DIOS, TE ENCIERRAN EL LA CÁRCEL A LA MALA MUERTE Y TE HACEN BAILAR AL SON DE SUS PELOTAZOS.

Aki hay un pestazo a mierda que te cagas. 




viernes, 4 de octubre de 2013

CREO QUE EL CORAZÓN VENCE AL EGO

Juerves

He perdido el tacón izquierdo de la bota,
Un retrato de amor
y unas bragas de encaje.
El juerves a la noche.
Tanto patear el suelo y el aire como si fuera una chiquilla.
Calor, mucho calor y vino de la tierra en botella de Fontbella.
La cabeza repleta de melodías y chicos y chicas, tranquilos, apesumbrados por el alcohol y el calor.
Detrás, delante, en diagonal, a derecha e izquierda.
Besan y miran con cariño, dándome amor, porque se les nota en sus miradas, y les doy, lo que puedo, lo que soy, lo que tengo, lo que necesitamos.
Pero estaba cansada ese juerves, quizá otro día.



 


miércoles, 2 de octubre de 2013

BILBAO

La he recorrido a lomos de todos los lomos que se han presentando en oportunidad. Por agua, tierra, aire y fuego.
La tengo tatuada a metal en cada uno de mis sentimientos.
De odio, amor, locura, pasión.

Paraiso de melancólicos e infierno de intensos.
Huele a humo y speed de manzana, a  tilos, tiros y txiquiteros.

Dulce sabor de cóctel molotov y contenedor ardiendo
Melodía de gritos de protesta y vómitos de Eskorbuto
Iglesias con música del demonio y antros de música celestial.

Fragancia de Dos de Mayo, mercado de San Francisco, misterio en Cortes.

Lunática sin luna con nubarrones de Doctor deseo, gata en el tejado de kukutza empuñando una cacerola, monzón bailando en el Etxegabe Joaquín Sabina, rata en la Ribera de Zorrozaurre pintando paredes con amor.

Tierra de todxs y de nadie, con el agua siempre cambiante, que te sube y que te baja meciéndote en el delirio y si no sabes chapotear, en el suicidio.

Bilbao de muchos brazos estrechos y alguna vena abierta, con rotondas coronadas por lujo burgués y escaparetes decorados de anorexia. Edificios imponentes e impotentes reflejando su atardecer.  Sin horizonte más que a si misma, con mucho traje uniformado y mucha militancia activa.

Pelotazos de especulación y dolor, ciegos de ego y porras, coches infinitos. Txosnas hasta la muerte.

Caldo de revolución y hambre, encuentro de destinos de luchadorxs, viscerales, animales.

La siempre bipolar, Bilbao.

martes, 1 de octubre de 2013

ILUSIÓN

Se fue, como el aire del sur, como la esencia de lo que no es material
Se fue porque ella nunca estuvo, porque tenia el espíritu de un fantasma y los callos de una nómada
Y ahora sigue su camino, con la bicileta como la escupidera de una loca, con su cuerpo entre nubes de fantasía, su mente volando con mirlos, renaciendo en nidos de colibrís, pedaleando hacia la felicidad más allá de cualquier cárcel.
Y yo la hubiera secuestrado, aquí entre mis brazos, le hubiera dado mi aliento y sudor, la hubiera cuidado y convertido en el magnolio que ahora es. Pero ella va y vine.
La llamo pero ya, sólo aparece durante cinco suspiros, y luego se va otra vez, creo que en busca de aire fresco, impulsada por un instinto que conozco muy bien...
No entiendo por qué no me dejo tratar de hacerla feliz, o porque me dejó y yo no me di cuenta, porque no supe qué más hacer, no entiendo porque el destino es tan cabrón, o tan diablo viejo, o tan celestina sin escrúpulos... tan afanado en hacernos resistir, resistir contra ese viento de altas presiones que nos vuelve a todxs majaretas.
Se fue, y tendré que esperar a que otro golpe de viento, me traiga noticias de su olor, o de su dolor, o de su amor.
Otro golpe de viento del sur.

Podría llover ya ¿No?

domingo, 29 de septiembre de 2013

Anoche

Lo que aprendí ayer: no hay poeta sin bota de vino,
ni sentido común, sin sentir.

Follar

¿Sabes? Te follaría hasta perderlo todo.
Hasta perderme, perdernos, perderte.
Te follaría haciéndote el amor


sábado, 28 de septiembre de 2013

Loca

Decir las cosas sin formalismos: loca
Bailar cuando nadie baila: loca
Creer en los imposibles: loca
Descalzarse en el asfalto: loca
Ir sin sujetador: loca
Expresar tu pasión: loca
Llenar las paredes de poesía: loca
Escribir sin medias tintas: loca
Estar en un garito a las diez de la mañana: loca
Querer a las personas sin distintción sexual: loca
Alucinar con lo alucinante: loca
Inventar fantasías: loca
Pintar sólo una rueda de tu bici: loca
Irse sólo cuando todo ha rebentado: loca
Vivir el noise con plena armonía: loca
Mirar una hora las estrellas: loca
Caminar sin saber a dónde: loca
Trabajar sólo cuando apetece: loca
Sentarse en el suelo: loca
Bañarse en una fuente: loca
Comer en una peluquería: loca
Vivir en un barrio marginal: loca
Beber chupitos a las siete de la tarde: loca
Sentir la vida: loca.
Llegadas aquí, quiero estar loca.

viernes, 27 de septiembre de 2013

Hasta el final

Mejor si las suelas no tienen pegamento y las bocas callan los deseos.
Nadie sabe nada.
Debajo de la camiseta, una cicatriz abre el pecho separando el mar de los dolores del océano de una pasión perdida.
Pero nadie sabe nada.
En la ciudad, los sueños se convierten en pesadillas
Otra vez mi pecho, preso de ego, de soledad, de ilusiones tan alejadas, tan alejadas, que no hay camino que pueda encauzarlas
o
asesinarlas de una vez por todas.
El agujero cada vez se hace más grande, arrugas más profundas, las ganas de abandonar el amor, el one love... insoportables.
Quiero beberme la sangre de cada una de las gotas de tiempo que te pienso y dejar de inventar, que me desangro, que soy RH negativo de por vida, que para ser poeta, primero tienes que ser suicida y llegados a este punto, ni transfusión
Estoy harta de mi propia estupidez, de la estupidez general
Ya no valen más lágrimas que alcanzan al corazón y se oxida,
Ha sido suficiente servir mis entrañas en bandeja
Arrancarme los ojos, la dignidad, la verguenza, el orgullo, el perdón y pedalear con la lluvia y la tormenta en busca de algo que sólo existe en mi imaginación.
Ya está bien del yo y del tú.
Estoy tan cansada de todo, que no me queda otra que dejarme llevar por la locura enfermiza y acabar de una vez por todas.
Y eso que ya está acabado.
Son las fantasías
O quiza la puta energía
Quiero asesinar a mis fantasías.
Porque estoy enferma de amor y vida, porque siempre el amor doloroso podrá escribir más versos que cualquier guerra. Y porque... te sigo queriendo.
Aún así, siempre me queda la duda de si es a mi imaginación a la que persigo hasta la muerte.

Viene, va, nos veremos

Todo se va, y parece que al final no queda nada.
Ni cenizas.
O quizá... su cuerpo sirva de colchón para un rosal.
El verano pasó, el invierno seguirá, pero el otoño, el otoño está aquí en la presencia del día gris, bochornoso, de cemento y asfalto: Huele a muerte.
La atmósfera limpia las excremencias de un año intenso, por decir algo.
 Y se lleva a Lola, y me lleva a mi y ya, cualquier camino me parece intransitable.
No se me dan nada bien las despedidas.
Te he querido mucho, te sigo queriendo y se me sale un chorro de dolor feísimo y apestoso del pecho pero ni una sola lágrima.
Nos vemos algún día, Lola.

lunes, 23 de septiembre de 2013

El poto de mi casa

Al poto de mi salón le mola el rap, estoy convencidísima,
sólo hay que ver como florece, con esas hojas tan firmes, tan verdes, tan decididas a crecer y descender sobre el escritorio, parece como si quisiera escribir una canción.
Lo que me sorprende es lo erecto que es, se pone así como muy derecho él, con sus puntitas hacia arriba y hacia abajo, inmóviles, como sujetas por estanterías invisibles, creo que también le gusta Nick Cave.
Porque le encanta la poesía, de eso estoy convencidísma.
Hace un tiempo, este mismo poto que hoy avanaza imparable, estaba como apretado, intoxicado, con sus hojitas flácidas, sin luz ni color, reconcentrado. Hasta olía a desencanto. Tenía las raíces constreñidas, la tierra demasiado oscura, algo así como la mirada apagada.
Lo cambié de sitio y hoy, hoy ¡el poto avanza imparable!

http://www.youtube.com/watch?v=P51IVqf28Hs&list=PL12A27832C1129E28

martes, 17 de septiembre de 2013

Lo repetiré hasta que me sangre la garganta

La cárcel, mata
Si tu piel es oscura, no habra luz que te salve
Las técnicas policiales podrán con tus años de experiencia
Con tu integridad psicológica
Con tu dignidad
Te dirán que eres culpable por sentarte en un banco y ver los pájaros volar
Porque eres negro o moro o puta o libertaria
Porque vistes extraño, tienes rastas, pendientes, una litrona entre tus manos
Te obligarán a identificarte, te arrastrarán a comisaria, te chantajearán con tu familia.
Luego, cuando estés allí sentada, te darán una de cal y otra de arena

Cuando te den un par de descargas, cantarás opera y bailarás flamenco al compás de sus guantazos 
Y tú sentirás ganas de morir, de terminar de una vez por todas, pero tu instinto te llevará a seguir sudando y suplicando
Nadie dirá nada, nadie sabrá nada, nadie te limpiará la sangre
Tu vida en sus manos, tus manos esposadas.
Firmarás tu sentencia de encierro, de muerte, porque la cárcel, mata.

Que triste que está el día bilbaíno.
No necesito tanta información

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Partida de partidxs.

Y este juego está empezando a ser muy divertido.
Parece que me enfrento a un gran rival.
Él sabe jugar con las palabras y el odio en la misma medida que yo apuñalo el folio.
Convertir las imágenes en poesía con facilidad y atino
e incluso, cuando está ciego, ver aun más. Cuanto se parece, ahora veo más, ahora vero mas (ahí te dejo mi ataque, el inconsciente es muy puto)
Más juegos de metáforas, de eso se trata, por eso esta partida que no termina de acabar, más realidades paralelas, perpendiculares, coincidentes en un punto explosivo que hace todo añicos para reconvertir la materia de nuestros corazones en un collage de cachos de pilas alcalinas y oxidadas que no encuentran vertedero en el que yacer en paz y amor.
Ja,jajajaja, de verdad que me rio, porque ahora la partida está más igualada que nunca.
Reina contra rey y contra el mundo. Madre mia ¡que el cordón umbilical de nuestra existencia está en juego!
Y claro que me piko, porque me encanta jugar, jugártela, jugármela, jugárnosla, jugarla. Ganar y perder. Tengo el vicio tatuado en mi ser.
Y juego de verdad, ahora si.
A vida o muerte
A pasión y locura
A amor platónico y destructivo
A fantasear o experimentar
A saltar al precipicio sin importar principios, ni finales.
Me gusta este juego, ahora si.
¿Te rendiras?
Jajajaja, ya lo siento, NO PUEDO PARAR DE JUGAR, jajajajaja.

En mi puto corazón

Ya no me importa nada más que la puta suerte que me persigue
Porque 2 más 2 son miles, y quién no quiera enterarse de esto, que salga de aquí.
Que cuando la boca no habla, los ojos gritan, y esto, más claro que el agua del manantial de Lanjarón.
Algunxs quieren repetir con otras lo que nunca sucedió pero presos de sus ilusiones, siguen ahelando aquella oportunidad que perdieron para siempre. Lo que no se hizo en el pasado, en el presente no puede estar: Ideas bombero que fueron abortadas antes de su nacimiento. Por favor, los asesinxs de fantasías, fuera de aquí.
En este espacio no se aceptan soñadores miedosos o lógicos, las puertas sólo permanecerán abiertas a aquellxs que sepan que dos más dos son miles, venga la suma de la persona que venga.
Sólo los humildes tendrán acceso. Sólo lxs que muestren su vulnerabilidad podrán penetrar en mi corazón y hacer de él un hogar de por vida.
Sólo ellxs. Sólo valientes.

Porque si

Convertir y reconvertir.
Reclicar hasta el aliento.

Nos vemos en la gloria

Tengo en la palma de la mano la fuerza de una tia agarrando por las fauces a un león.
La voz de la sacerdotisa guia el pulso de mi escritura y
la sabiduría del hermitaño habita entre las sombras de mi escote.
La estrella desnuda que brilla entre los deshechos de esta vida de perra sin más dueño que el infinito, me acompaña equipada de armas letales.
Todo está dispuesto para comenzar la batalla.
¿y tú?
¿Qué tienes?
Espero una respuesta.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Muerte...

Y no lo consigo primo,
y ya no sé a quién a qué más rezar,
se me han secado las lágrimas, el orgullo, la dignidad.
Esta todo tan desértico, que ni esperanzas de oasis.
No sé cómo pasó y no sé cómo pasar.
Trago sangre, y recuerdo todas las espinas que como un niñato que teme amar, me hiciste tragar.
Déjame ya, primo, que me estás matando.



domingo, 8 de septiembre de 2013

A veces pasa

Tus manos frías como la lluvia,
mi piel ya no quiere tus caricias congeladas, herméticas.
mi boca, tus besos,
ni mis oídos, tus palabras.
Se me ha helado el corazón.

Una noche más

Son las seis de la tarde, recibo una llamada, me esperan. Hay una fiesta en un barco, quiere que le acompañe, intento resistirme y quedó con él en la iglesia de San Antón.
Espero la llegada de una furgoneta blanca, me monto un ford fiesta rojo con una bandera punki, me lanzan un paquete de tabaco, y me dicen, hazte uno.
Me hago uno, hablamos de antiguos gaztetxes, decidimos qué es lo justo y vemos pasar el Gran Bilbao de gruas, puentes, agua, nubes y montañas, y ratas, somos ratas de Bizkaia.
Vamos hacia Portugalete, el tipo conduce a tono, mi colega está feliz como un niño, Barakaldo pasando a su ritmo, otro porro entre mis dedos. A esta fiesta me han acoplado como ayudante del DJ, y me gusta. A la del viernes pasado como currela, la vida y sus regalos.
Llegamos a Portugalete, son fiestas de Sant Jordi. El xirimiri creando ambiente y las peñas bajo toldos entre fogones y txikitos. No podemos aparcar en el puerto para descargar el equipo. La policia se pone brusca. Nos damos el piro. Buscamos aparcamiento, a la quinta vuelta, encontramos uno, nos quedamos en el coche a hacer tiempo y otro porro. La fiesta empieza tranquila.
O eso creía, llega otro tipo, con rastas, abre la puerta de atrás, se sienta a mi lado y también dice algo de hazte uno pero en femenino y plural. Mi colega y yo pasamos, ellos, que se llaman pri de cariño (putas casualidades), hacen lo que al principio de una fiesta se tiene que hacer.
Salimos del coche, nos repartimos los bultos, me toca el altavoz, emprendemos el camino hacia el barco. La fiesta se acerca peligrosamente. Ayer dije que no iba a beber más. Mi gozo otra vez en un pozo, de cerveza.
Por la travesía atravesamos el puente colgante, esquivamos carritos de chiquillos. Los cuatro llaneros solitarios portando voz al sentido de sentir, más punki, más punki que es lo único que siento.
Un corro de gente con chotos y birras en mano nos avisan del sitio. Hemos llegado. Nada de comida. Estamos esperando el atraco de barco. Conversaciones y saludos, caras conocidas con las que coincides en distintas circunstancias, misma esencia. Falta Gaizka.
Nos vamos calando poco a poco, unos a otras, la lluvia a los pantalones. El espíritu de Londres poseyendo Portugalete. Llega el barco vestido de boda, novios jóvenes e invitados ancianos. Sosa, triste. Desembarcan y el grupo de los chotos, los vitorean, la mayor enhorabuena de todo el día. Está empezando a jarrear, un chico con choto se acopla al paraguas de una pureta vestida de gala con el pelo azul. El equipo tapado con bolsas de basura. Las birras calientes, ganas de fiesta.
Por fin entramos. Los que montamos el equipo primero, a las prisas y corriendo, ¿Aquí? Aquí mismo, una esquina, una mesa, enchufes, un perchero, un par de ganchos en el techo, el portatil, la mesa, la etapa y listo, Eskorbuto y sus ratas de Bizkaia sonando, salimos a navegar la ría.
En la proa el viento arrecia, el xirimiri se convierte en ciclón, el suelo del barco resbala, las primeras caídas, los primeros katxis tirados, miro a mi colega, nos reímos, estamos en el barco y queremos pasarnoslo bien. Carne pa la picadora, ellos dicen mierda y nosotros amén.
Noto como empieza el juego de miradas. Llega la caza. Me siento presa, no fácil, pero presa. Mi colega pinchando, yo bailando en la ventana, cerca de todxs y de nadie a la vez. Me asaltan recuerdos, hombres y mujeres timidamente me piden su atención, quieren algo de mi que no voy a dar. Sólo di un poquito a una, que con su mantita de punto y su botella de guiski acunada, me llegó al corazón ofreciéndome de esa forma tan dulce, el camino a mi perdición. Ellos lo intentan, algunos sutilmente, otros rozándome, otros agarrándome, pero no les doy mucha bola, me acerco y me voy. Mi corazón está frágil, sólo puede acoger lo verdadero, y a sorbitos.
Un antiguo de la noche de Baraka, me dice una sóla palabra mientras señala por la ventana, Olabeaga, (putas casualidades) estamos en Olabeaga. Cojo mi chaqueta, mi sudadera con choto y me voy a proa. El ritual ha de terminar. Salgo y las palabras desfilan en la Ribera de Zorrozaurre, y aún sabiendo cómo no lo consiguieron, y sabiendo cómo, lo consiguieron, te quiero, dame una sola razón, pasan, brillan en la pared, el spray plata, el blanco, la luna y su romanticismo, bonito final. Desde la ría, siempre estuvimos navegando sus aguas. Llueve, aún así abro mi pecho y respiro al Bilbao que tanto dolor y placer me causa. Que tanto me da y tanto me enseña. Me siento una afortunada, tengo todo lo que quiero, incluso tengo de sobra. Las personas, el mundo, me regala y me da, no hace falta ni que lo pida.
Llegamos al ayuntamiento, damos la vuelta, me queda otra parte del ritual. La casa que me acogió entre sus paredes agrietadas y el hombre que me secuestro en sus brazos, pasan ante mis ojos, tantas veces ese balcón, esas ventanas, esa cama... fue un tiempo maravillosamente intenso, cumplí mi sueño. Ahora no quiero vivir cerca de la ria. Me ahoga. Me voy hacia dentro. Mi colega me mira con esos ojos sensibles llenos de cariño. Se me rompe el alma.
El tipo de la gorra roja y un relámpago blanco (putas casualidades), me persigue, es el que más me pone, un bicho que corretea por el barco inventado travesuras, me empuja con sus bailes, me busca, me digo a mi misma, que no puede ser posible, otra vez, putas casualidades, otro bicho, no quiero. Me desafía, pero no se atreve a hablarme. Le pregunta a mi colega si soy su novia, mi colega le dice que si, a otros antes les dijo que no, y siembra el caos. El tipo de la gorra se va de mi lado, desde el ángulo opuesto me mira, paso, estoy cansada de juegos, de historias, sólo puedo amarme a mi misma, quizá sea eso lo que todxs quieren arrebatarme, pero es una cuestión de supervivencia. Si no, me tiro por la borda.
Mi colega tira de psicodelia y por fin pierdo de perspectiva el juego de la seducción. Me sumerjo en la música, miro cómo la gente rie, habla, grita, baila, se llena de cerveza, serpentina... Hay un tipo desnudo con un racimo de globos colgándole del rabo, un valiente. Pregunto quién es. Mi colega me dice que es el contacto de la Ayahuasca, ahora lo veo todo más claro. Hace un par de semanas, me hablo de él porque yo le hablé de tomarla. Todo encaja. En un refugio, en mitad del monte, un ayuno y a sanar, la vida y sus regalos, esto no cesa.
El barco navega mucho más rápido a la vuelta, atracamos con los cerebros destruidos, abrazados por la humedad, el alcohol y las drogas. Toca la vuelta a casa. La gente va lenta, sin rumbo fijo, chapoteando palabras incomprensibles. Alguno me intenta convencer para seguir la fiesta, huyo rápido. Nos vamos otra vez con el equipo tapado con bolsas de basura y nos paramos (esta vez si) al lado de una furgoneta blanca de paquetería. Vamos con un ex-yonki, su madre y su hermano de cuarenta y tantos, nos toca meternos donde los paquetes, a oscuras, hasta que lleguemos a Cruces y soltemos a la familia. La oscuridad me hace imaginar lo que se siente cuando te torturan, participo en el pensamiento hasta que me agobio y busco otro nuevo y de la oscuridad comienzan a salir agujeros de luz, y empezamos a reirnos con los vaivenes y las cosas de la vida, y sin darnos cuenta, llegamos a Cruces. Nos bajamos, ¿Un cafelito pregunta el Wally? Claro primo, tengo un hambre y unas ganas de caliente...
Es la una de la mañana. Subimos a la casa familiar, todo llena de figuritas, flores y grasa, la madre es una señora de setenta años con la sabiduría popular de la que ama de verdad y sin prejuicios, nos sirven una leche manchada, una infusión, unos pinchos de tortilla, unas galletas, un donut del muelbe bar que huele a pies y nos sentamos en el sofá. Mi colega me cuenta que en esa casa se formaban fiestas semanales, de litros, porros y drogas, y que la madre del Wally cuidaba del personal que a su puerta se acercaba siempre con galletas y leche. Me doy cuenta que no podríamos haber acabado en otro lado, que nosotros somos parte de esta historia de las ratas de Bizkaia, y me siento feliz, porque la familia me trata como una reina, porque descubro que todavía puedo amar, amar mucho con esa fragilidad que da la exclusividad de amar únicamente lo auténtico.
Terminamos las viandas, dejamos a la madre y al hermano del Wally (un tipo tímido de gran corazón, castigado por la sociedad por su belleza sexual extraña y ambigua) sentados en el sofá viendo series de internet y emprendemos el viaje de regreso al botxo. En la radio suenan los Doors.
El wally me regala un mechero, también su corazón. Nos comprendemos. Nos ayuda a descargar y se pira para su agujero. Nos quedamos Él y yo. El azar quiere que pase por un parque de skate (putas casualidades) y que vea mariposas, zetas y cuadrados de vivos colores en las paredes, me doy cuenta de su esencia, me alegro de haberlo conocido. Y nos vamos, otra vez para abajo, a comernos las lentejas que esperan en la olla de lunares blancos. Porque he decidido que quiero comer y alimentar a todo lo que sea auténtico. Y él lo es y yo lo soy, y todo él que termina lo que empieza, merece serlo.
Terminamos las lentejas, mi colega se marcha con la penumbra del amor platónico y auténtico a dar las llaves a no sé quién al metro de Unamuno y me quedó sola. Voy a mi cuarto, no puedo dormir en él, lo tengo okupado por una hermana de risas y llantos y por un ente de vida extraña, llegaron de voltereta y de sobada siguen. Me dirijo al de mi compañera, que está de ruta por el sur con su grupo de música, y decido, que decidamente, le voy a cambiar el cuarto porque ya he cambiado de sueños y de orientación. La ría debe permanecer a mi orilla y no en mi pecho, encharcando mi vida.
Por fin.




sábado, 7 de septiembre de 2013

He destruido el altarico de nuestro amor

La prima duerme en mi cama
bajo el manto sagrado que honra a la personalidad.
Le acompaña un ser de insensata vida y gustos enrevesados. De guiskis solos y calientes en vaso de tubo pringado de dedos.
La Lupita ronca en el sofá, tiene suerte, ella es asexual.
Lasha de Sela canta una triste melodía, parece que la Lupita reacciona, a veces ve espíritus.
Lasha dice algo de esperanza, y recuerdo que ayer alguien me habló de una mora muy grande pero muy rodeada de zarzas... lo mejor era comerse las del borde... menos sabrosas pero más accesibles... en ese momento, se jaló mi esperanza.
Luego ese mismo, me llevó a su cuarto... a su cama... a sus brazos...para echarme después.
Y yo, me marché de una vez por todas hecha un zumo de mora.



Pregunta retórica

¿Por qué huele tanto a meado si no hacemos más que cagarla?

Gracias

Dándole caña al mundo a veces unx se lleva palos
Sin darse mucha cuenta, una acaba siendo un trozo de apaleao mojao, una magdalena impregna de anís, un pañuelo lleno de mocos verdes, unos pies sudaos.
Aún así, esto también es parte de la vida.
En el momento más inesperado, alguien aparece, porque siempre hay una piedra plana en tu camino, y mirándote desde la ternura, te acerca a su pecho, te cubre con su brazo, te habla de lo fantástico que es todo, y te rescata del naufragio con una ducha de agua caliente y pura.

Hoy

Me levanto con el gris del cielo alcanzando las ventanitas de los tejados.
Mis compañeros me arropan con una mantita de punto
Tengo la cara blanca, las uñas limpias, el sosiego de las vencidas al fin.
La resaca da sus últimos estertores, mis pulmones poco a poco se van abriendo, mis cicatrices cerrando, mi corazón empieza a latir poquito a poco.
Mi cabeza se cuadra con sus límites y sus armas de serenidad.
Las puertas se empiezan a abrir, por las ventanas entra aire fresco, el porterillo responde y otra vez, hay unas sandalias de esparto esperándome en la puerta.
Hoy es el día: cambiaré de dormitorio y de sueños.

viernes, 6 de septiembre de 2013

O de izquierdas o de derechas o de ningún lado

El amor es bicéfalo: o se tiene la cabeza de derechas o se tiene de izquierdas. Y a veces, ni eso.


al final, tampoco es tan difícil

Lindos son los besos que da la sinceridad.
Lindo apagar las cenizas.
Lindo caminar hacia nuevos rumbos.
Ahora todo es más general.
El mundo se ha abierto
Encontré la paz.
La incertidumbre se acabó.
Y ya no echo de menos.
Ni de más.


He tirado lo picado que me encadenaba a ti

Se acabaron, el polvo del ventilador desapareció.
Ya no te quiero.

martes, 3 de septiembre de 2013

Las fotos

Aunke se intente poner la máscara de la cortesía, el alma siempre sale en las fotos. 
Siempre en otro sitio más allá de la realidad. 
La muerte y la vida de todos los deseos en una cara de fantasma. 
El espíritu que se reencarna en rata para no fallecer entre los deshechos. 
El espíritu de una rata pidiendo su último deseo.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Aprovecha.

La histeria me llega detrás de la armonía conseguida en días de baños a la luz de una luna gaditana tan naranja como la esencia del astro rey.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Sigo creyendo

Voy a fumar toda la noche, todos los días, todos los segundos, voy a fumarme tu alma, la mia y la del mundo.
Creo en ti tanto como creo en mi, y creo que esta vez, tendremos cuidado, nos cuidaremos, decididamente, sin titubeos, sin terceras personas, ni cuartas, ni quintas, sólo con nuestro sexto sentido.
Porque primo, tú estás hecho de mi y yo de ti, y eso, no hay tormenta que pueda borrarlo.

Cuando el tiempo sabe lo que hace

Un, dos, tres, cuatro, hasta mil puedo contar y todo son alegrías y fantasías.
El contraste de la tristeza y la felicidad, del sol y la niebla, del amor, del odio, del saber dar y recibir y la grandeza de disfrutarlo.
Del árbol y su sombra, del amanecer y su reflejo, del blanco, del negro, de la pachamama encarnada en mujer.
De la siesta a la sombra de los pinos, de las charcas de culebras y adelfas, de la luna (otra vez la luna) y la marea salvaje, arriba y abajo, embarazada y recién nacida infinitas veces.
Sobre dos patas y dos brazos, dos manos y dos pies, una bateria y una trompeta y dale Albert que todo haga Pla.
He descubierto el poder, la fuerza, el yo todopoderoso y olvidadizo. La Alicia maravillada ante los regalos de la vida, el ser presente y tranquila, mi escribir hasta siempre, hasta que me sangren la yema de los dedos. He sentido los ojos de la pureza, la mirada del niño jugando a vivir. La protección sincera y apasionada y el caminar dando saltos, vueltas,volteretas, siempre en la cuerda floja, en el salto al vacío, entre patadas al suelo y caídas en el monte de los olivos.
He bajado entre las piedras y comido algas, me he escondido como una rata y volado como una gacela Thomson. He mordido el polvo, la arena, los labios, las orejas, atragantándome de amor y escupiendo paz.
Me doy media vuelta, el ritmo sigue en su sitio, y otra vez el equilibrio y otra vez el amor.
De puntillas, con postura de buda, con brazos fuertes, mirada infinita, competidora nata.
Y ahora... Nos vemos a menos cuarto.

sábado, 31 de agosto de 2013

Las guerreras de la tierra

Las guerreras se recogen sus cabellos con los jirones de esperanza que otrxs, sin más horizonte que una pantalla plana, tiran con la osadía de la ignorancia.
Atraen la vida y la belleza con su forma de cuidar el frágil paraíso y lo perfuman con canela, pino, manzanilla amarga e incienso. Con el movimiento de sus caderas, mecen las olas del mar y en sus ojos... el brillo de espejismos maravillosos.
Entre lunas plateadas que giran y giran y en su giro... polvo de hadas sobre el bosque encantado, ellas danzan la melodía de la fuerza y la pasión, sacudiendo la desidia de siglos de frustración.
Alumbran con sus linternas el transitar nostálgico de corazones saltimbanquis que repletos de emociones contenidas, en la noche, buscan un lugar en el que pacer con su ilusión.
Son fibrosas y duras, siempre dispuestas para la próxima aventura, sedientas de acción y re-acción, vigilantes de las torres de su imperio, de la luz de las estrellas del cielo y del mar, de lxs pescadores solitarixs.
Entre sus faldas encontrarás los pliegues de una historia sangrienta y violenta, de un dolor sólo contenible por el amor que guardan entre sus pechos. Sus manos son ramas de árboles, sus voces, cantos encantados del desencanto, su vientre, su vientre... puro fuego.
Como arma usan la sonrisa y es al ritmo de su respiración extasiada, como consiguen dormir a los dragones y vencer a su peor enemigo:
El miedo.
Ellas ya no tienen miedo al miedo porque ahora conocen el alcance de su poder, de su placer.
Buenos días Mundo!

Muerte neuronal

En la noche, los claveles sangran las penas del día.
La pérdida viajando con el viento del sur arrebatando las esperanzas del norte de mi corazón.
y la ciclogénesis al borde de mi vientre explota por debajo del vestido
Mientras, un hombre se moja las dedos cerca de mi pecho y un amigo me lleva del sofá a la cama.
Por más que lo intento, por más que lo intento...
Las luces del día se apagan y aparecen los reflejos de recuerdos pasados hablándome de realidades que jamás existieron.
Las mantas se empapan con el sudor de pesadillas antiguas y los condones pierden todo su color. Todo queda oscuro.
Palpo mi frustración buscando alguna llama de esperanza, pero el viento del sur y la pérdida que lo acompaña, extinguen cualquier posibilidad de ilusión, aquí... en el norte de mi corazón...

Al borde de la escalera

Entre los escalofríos y las caricias de los que no saben que más darte, una cara huesuda y unos ojos abiertos y cansados.
Alguien: Acércate que conozco el vaivén de tus penas, mece tu cuerpo junto al mio y cédeme ese amor que guardas tan celosamente.
Alguien: puedo darte toda la decepción de un año de entrecejos fruncidos, de sonrisas enteras, de lunas llenas de ira, salvajismo, aventura, osadía pero no puedo darte mi pasión completa, ni el beso sincero que esperas.
Alguien: quizá mañana seas capaz
Alguien: ya no entiendo de mañana, ni de ayer, sólo de hoy, y hoy, no encuentro el valor para abrir la ventana y saltar al vacío.
Alguien: saltaría contigo
Alguien: Espero que lleves paracaídas porque el vértigo de mi locura no entiende de alturas y tú, con esos ojos, no mereces ser arrastrado por la corriente.
Alguien: Te daría la mano para que volásemos juntxs, para que siguiéramos a los pájaros en su transitar al valle cálido, y otra vez juntxs, enfrente de áfrica, alejados de la corriente, pudiéramos viajar al mundo de las maravillas.
Alicia: Quiero creer aunque... mi vista está cansada y hace un día que no meto sólido en mi cuerpo.
Alguien: ¿qué quieres comer?
Alicia: mundo ¿Crees que todavía queda algo?

martes, 27 de agosto de 2013

El mundo mágico

El mundo mágico es nuestro mundo.
Es el mundo donde todo el mundo expresa lo que siente, baila al compás del sentimiento y vibra en ganancia y plenitud.
Es el mundo del presente, repleto de vidas pasadas, de intuiciones futuras... porque la vida allí enseña a hablar en primera persona del presente, el pasado imperfecto y el futuro condicional con tanto amor como poesía hay en la existencia.
En el mundo mágico los habitantes danzamos el ro-to-tom de nuestros cuerpos y cruzamos fronteras y puentes de asfalto y alhambre sobre el hilo de finas pinturas e improvisaciones emocionales. Los chupitos brindan con las estrellas y las baterias se rompen con la estela de meteoritos. Las voces alcanzan los lugares más inciertos, sensibles y poderosos de todo lo que existe, y es entonces la conexión con la tierra y el amor infinito, la confianza, la confianza, la confianza y la sorpresa cuando deciden darse a sentir... y de repente, descubres que en el mundo mágico, la fuerza está en ti porque quieres que esté en todo lo que te rodea.
Fuerza y Creatividad.
Entonces, bailas descalza, descosida, liberada, precisa en tu camino,
en tu estómago el torrente de una esclavitud abolida, la entereza de saber que estás aquí para algo, para cumplir con tu espíritu, con el espíritu del mundo, con la magia que supone abrirse de par en par y dejar entrar el mundo tóxico y degradado, y como una planta en fotosíntesis, devolverle vida y pureza.
Buenos días mundo!


 

domingo, 28 de julio de 2013

No voy a negarme

No voy a negar que me duele que no me duela, que me duele lo que no me tendría que doler, y que infrinjo el dolor con el mismo trazo que el amor.

Al fondo

Vamos a ser un poco profundas sin ahogarnos en el ego.
Que no se pueden pedir peras al olmo, ni madreselvas al desierto.
Que la supervivencia va en ello.
Que te duelen los dientes, el estómago y el corazón, que tu cabeza camina a trompicones y tus rodillas son puro flan.
Algo al fondo de la oscuridad dijo:
Detente:
Mira para ver, oye para escuchar y siente para vivir.
Hoy intento no ahogarme.
Por tus ojos.

Hala

Tengo razones para verte, para tenerte, para quererte, para odiarte y para olvidarte.
Tengo una atalaya al lado de la luna llena que me muestra las estrellas las noches sin luna.
Tengo razones para correr y huir, para coger cualquier carretera y viajar a mil.
Tengo razones para rendirme y con ello ganar, para desnudarme, perderme y regalar mi alma en un vals.
Tengo razones para descalzar el zapato de cristal, para alzar la bandera de la paz. Para perseguir la esperanza en el primer bar, para entender que el final sólo es un paso más.
Tengo razones para hablar y cantar al dulce expresar, para habitar el silencio en la más lunática realidad, para mojarme y hundirme en el barro ancestral y salir poderosa, como una diosa que sólo piensa en la libertad.
Tengo razones para vivir y sentir, y están sólo en mi.




Cuida-té

En varios meses, varias mujeres me han dicho que cuide lo que hay dentro de mi detrás de una taza de té.

domingo, 21 de julio de 2013

A festival que vaya, que no tenga vallas... Ni picoletxs.

Nos dan el alto.
La marihuana en la bolsa de las boquillas entre mi coño y mis bragas
Bájense del coche.
¿Dónde van? ¿De dónde son? ¿Cómo se llaman? ¿Llevan sustancias estupefaccientes? ¿Armas blancas?
¿Fuman porros? ¿No? ¿Ni alguno de vez en cuando? ¿Ahora no llevan? Sáquese todo lo que tenga en los bolsillos, separe los brazos, abra las piernas que le voy a registrar. Usted espere aquí, ahora vendrá la chica a ocuparse de lo suyo.
La cartera, el móvil, las llaves, el tabaco, encima del capo. Las manos de mi acompañante tiemblan, las mias se agarran a la minifalda en un juego infantil y despreocupado. perfectamente lo que tengo que hacer.
Mi acompañante no lleva nada, el picoleto se arma de linterna y pone patas arriba la furgoneta en busca de algo. Nosotrxs lo mirarmos hacer y comentamos cuánto nos gusta la música étnica .
El coche está registrado, la picoleta tarda en venir, miramos el corrillo del tricornio, son alrededor de quince, uno es de mi pueblo. Tengo que aguantar: A todo que no y a todo como la niña inocente que jamás fui.
Aparece la chica provista de unos guantes de latex, y en mi coño, la marihuana late, late con el sudor y la sangre. Tengo la regla. Sé que eso me va a salvar.
Póngase dónde la vea. Agarra mi mochila y la vacía sobre el capo. Otra vez el tabaco, el móvil y la cartera, un marcahojas, pinzas del pelo, monedero, dos librillos de papel, una bolsa de chucherias, una camiseta, un sujetador, unos cuantos tampones. Aprovecho y le digo como la niña que rompe platos sin darse cuenta: Tengo la regla.
La tipa me lleva al asiento del copiloto. Ella en la puerta y yo sentanda enfrente con la faldita morada y rosa de cigueñas, con las piernas abiertas en su dirección, dispuesta a que me hurgue por dentro, y si es valiente, encuentre mi secreto.
Me agarra las tetas, empieza a masajearlas, se me olvida que es picoleta, otra vez en el mundo de la sensualidad, a los diez segundos: ¿No lleva sujetador? Evidentemente, no.  Me mira fijamente entre timida y autoritaria, temerosa de la sensualidad desprendida, y casi por orden divina, me acaricia las nalgas. Está bien, puede marchar.
No fue valiente y mi secreto se quedó para siempre entre mis bragas.
Me despedí con un adiós que sólo ella respondió.
La sensualidad es la clave.
Tres cientos euros más y otra historia de sexo oscuro y autoritario en mi haber.

viernes, 19 de julio de 2013

Oda a la Histeria Kolektiva

Lo femenino y sus lastres tradicionales, sus virtudes excepcionales y su apariencia siempre amable.
La virgen María como modelo (a lo Claudia Schiffer) y madre (a lo Madre Coraje) que todas las mujeres de provecho han de imitar y venerar.
La histeria como resultado a estos modelos y sus contradicciones. Una respuesta al miedo y al sometimiento interno y externo. Una expresión eufórica y espontánea del caos:
La vivencia de una soledad frágil e incomprendida, siempre a medias y a escondidas, con más tabú que verdad.
La batalla de la pulsión animal que lleva a estar y el intelecto que lleva a ser.
Las hogueras de siglos de historia  y las cenizas de brujas todavía latentes
Los pañuelos blancos teñidos de rojo y las bodas de sangre de pasiones gitanas
La lucha del clítoris entre las piernas.
El sufrimiento y el desgarro, las babas en las baldosas, los brazos tensos, el pecho haciendo de puente entre los escombros. El corazón que en una de éstas se sale y ya no vuelve más.
La cabeza que se pierde para encontrarse, los pasos con tacones de agujas sobre el barro de las estrellas. El cielo con horizonte en un mundo rodeado por fábricas.
La manifestación de la locura de ser lo que no se pretende, de extirpar los demonios propios y ajenos entre ojos fijos que ven más allá de lo visible.
Es el cuerpo que recibe el sol, que se quema por falta de protección y que arde para exigir placer. El límite máximo de la decepción y del resplandor vital

miércoles, 17 de julio de 2013

Las cartas de la vida

Dale caña prima que dentro de ti guardas la elegancia de la emperatriz.
Con el libro sagrado de la sacerdotisa, podrás abrir los océanos de lo humano
En la sabiduría de tu experiencia encontrarás la fuerza de tu instinto. Y al revés.
Desgarra el folio y el dolor y álzate sobre las profecias de cambio impulsando la rueda de la fortuna
En tu mirada está el faro del hermitaño que iluminará las dudas más oscuras.
La desnudez de tu alma dará seña a la estrella pequeñita y firme que siempre te acompaña:

"Bajarás a los infiernos y sucumbirás a las más perversas y obsesivas pasiones, morirás a la luz de una farola una noche de luna llena y emprenderás nuevamente tu camino al tercer rayo de sol.Tomararás la decisión justa y fallecerás realizada en el mundo."

¿Y la estrella?

Poco a poco...

Me levanto con las ojeras de la que no sabe como alcanzar las estrelllas.
Un niño en bolas y con Katiuskas me tiende su mano, su boquita dice ven, ven, pero estoy cansada y egoista.
Debajo del azul del cielo infinito, el horizonte de una familia insaciable que me ampara bajo su manto
La estrella fugaz brillando en los ojos de mis hermanas y sus risas y sus juegos, palpitando en Venus.
Tumbada a la luz de una luna con espíritu huidizo, mujeres de batas de guatiné y mamas fecundas, me cuentan historias de amas de casa, marginados emocionales y promesas de muerte.
En el universo de este oasis de setecientas plantas, veinte árboles y tres pozos, mi obsesión tan característica se amedranta ante mi sed de vida y conocimiento. Y me hago fuerte. Como el olmo blanco que ahora me cobija del fuego del astro rey. 
Aunque siempre, en lucha conmigo misma (egoismo y cansancio).

El jardín del Eden

Tio y sobrino de más de medio siglo de diferencia, saltan sobre una colchoneta elástica todas las barreras de la incomunicación. Juegan a las palabras, a los gritos y a los berreos entendiéndose a gruñidos, ayns, ayns, ayns, ni,ni, ni ¡Que te como, imberbe!
Una gran jardinera cuida el paraiso, perfumándolo de damas de noche, rosas, claveles, albahaca, romero y laurel. Construyendo con sus manos y protección, el olimpo de lo esencial.
El rumor del agua que todo se puede llevar.
Me voy a dar un baño en la piscina del Edén.
Ya es hora.

Telepatía

Que noto cosas y personas, sentimientos y silencios independientemente de espacio y tiempo, no es ninguna novedad.
Hace dos noches debajo de todas las vías celestiales, mi hermana me dijo:
"Como siempre, con la sensibilidad a flor de piel"
Por eso anoche, alguien me clavo veinte mil alfileres en el estómago y lijo mi fachada hasta alcanzar los cimientos de mi pecho y arrastrar en su derrumbe, a mi corazón.
Aún así, hoy me he levantado, me tirado el pedo más largo de hace mucho y he disfrutado del olmo blanco.
Creo que me estoy haciendo grande.

martes, 16 de julio de 2013

Los aldeanos

"Princesita":https://www.youtube.com/watch?v=CG_IFLY7jC8
"La vida es así": https://www.youtube.com/watch?v=Y5f1t4EL9Bg
"Deja que hable el corazón": https://www.youtube.com/watch?v=AAefdbeX6zI
"Melancolía": https://www.youtube.com/watch?v=aZUt4BZylns
"Querer querernos": https://www.youtube.com/watch?v=nx90wf6d9Yo
"Por si mañana no estoy": https://www.youtube.com/watch?v=Igu61PTKrkc

domingo, 14 de julio de 2013

El final es el espejo invertido del principio.

Todo terminó como empezó.
Sin embargo una pequeña e imprescindible diferencia
No hubo una llamada posterior.
Dos días encerradxs, inhalando alma y opio y luego...
Una huída, en silencio y a escondidas
Una nota sobre una libreta olvidada:
"Demasiada intensidad"
Llamadas posteriores no contestadas
¿Dónde estás?
El deseo y la inconsciencia ganan la batalla y ella marca el número.
Él le dice que vaya, la espera, como la esperará a lo largo y ancho de un intenso año.
Luego muchas noches, la cama amorfa y los porros sin desayunar.
El fuego y el humo, y los cuerpos sudados y asfixiados.
Las distancias tan acusadas, la cercanía tan frágil, los viajes a cualquier mundo. Las noches de luna llena y ellxs vacixs.
Las madrugadas trasnochadas en días y el polvo sobre el escritorio
Las horas eternas, los minutos segundos, los picotazos heridas, los besos, siempre contados.

Ella se levantó con el sigilo de las perras acostumbradas al palo, recogió sus cosas, se miró al espejo,se colocó sus pinzas en la cabeza y escribió una nota.
"La caricia se convirtió en la moneda más cara de la historia"
Salió en silencio y a escondidas.
Sin embargo una pequeña e imprescindible diferencia.
Esta vez él no tendría que esperar

El flamenco


Camarón y Paco de Lucía: http://www.youtube.com/watch?v=dIueBl56MV8

sábado, 13 de julio de 2013

Reglas contemporáneas

En este mundo, el aprecio no cotiza en bolsa

Universos perdidos

Que se marchen el sol y la luna
Que las personas de la tierra,
Ya no saben soñar con las estrellas

¿Será que todo está del revés?

El suelo se hunde
Las ratas en la encimera de la cocina
Pulgas en el colchón
Mosquitos silbándome al oído
Termitas en las patas de la mesa
Habitaciones cerradas para siempre, cuartos de baño sin puerta, cojines con agujeros, ventanas sin cristal, el mantel lleno de pizcos.
Muebles bar sin botellas ni figuritas
Una estantería coja
Otra puerta sin mango
Un sofá sin siesta
Y casi sin darme cuenta...
El blog de mi vida sin hojas.

Está enfrente tuya.

Cuando en torno a ti sólo veas las sobras de sudor, flujo, lágrimas y sangre, acuérdate del paraguas que te regalé.

Los cimientos existenciales

Reglas de amor basadas en odio
Costumbres tejidas en el abuso
Modus operandi completamente inoperante
Roles cargados de prejuicios
Status asentados en la codicia y la prepotencia
Comportamientos aprendidos de la mentira
Actitudes sin personalidad ni color
Aptitudes ineptas y contraproducentes
Estilo de vida sin amor ni estilo.

Pocxs.

Compartir es cosa de maestrxs

Y finalmente se consumió

La caricia se convirtió en la moneda de cambio más cara de la historia.

jueves, 11 de julio de 2013

Olvidé cómo se respiraba

Tengo el flato de la que sucumbe a la asfixia de lo cotidiano
Siempre tan densa que me aburro a mi misma.
El mar sobre la ría y la luz que no se decide a remarcar las sombras.
El sol grisea y las paredes, también tan grises y regriseadas, grisean mi verde esperanza.
A lo lejos están los árbolitos del bosque, que con sus copitas llenas de mosquitos y resina, me invitan a colgarme de sus ramas y no bajar jamás.
Porque se han perdido las ganas de estar y de ser, la voluntad que las dirige.
Porque sólo una manipulada imagen sirve para dibujar el rostro de la vida
Porque en la superficie, el fondo ya no importa
Porque uno más uno siempre será dos aunque unx de ellxs no pueda ser enterx.
Porque se olvidan los fines de tanto pensar en los presentes.
Porque en las playas hay más plásticos que conchas.
Sigo teniendo el flato de la que se ha olvidado respirar y veinte mil porqués hurgando mi alma


martes, 2 de julio de 2013

L7

Grupazo de chicas dando caña al punk!
Viva el punk! wijaaaaaa!
https://www.youtube.com/watch?v=K3XxhxKTWsg

Lealtad

Acaricio la pared como si acariciara un alma fría
Me hago ovillo y levanto los ojos y la toalla al nuevo día.
Si te pasara algo...
Sigo las escaleras abajo, camino a la ducha caliente, al roce de tu cuerpo, a tu cara alejada, a nuestras mentes cansadas, dolidas, desconfiadas y desposeídas de ilusión.
Me enjabonas raspando mis impurezas, cuidándome de esa forma tan tuya, y sé que lo haces porque en otra vida fuiste mi hermano.Agarro el resto de una pastilla de jabón que pronto tu me arrancas de las manos. Tú siempre sabes mejor que yo qué necesito.
Sales de la ducha y aprovecho para apoderarme del mango y acercármelo al coño.
Calor, anoche la pared estaba demasiado fría.
Aun así, si te pasara algo, jamás me separaría de ti.

domingo, 30 de junio de 2013

¿Y qué esperas?

Los minutos, las horas, los segundos, el cuarto sin uvas y sin tu ropaTu olor pegado a las sábanas
Tres gotas de sangre en la cabecera
Unas bragas dentro de unas zapatillas sucias
El pendiente sobre la mesa
Letras arañadas en las paredes
La cocina echa una mierda
Y el nido de ratas... en el cuarto de invitadxs. 
¿Por qué te vas?



Momento de entendimiento

Escribo entre las tetas y las camisetas de encaje
Con el vello de punta y los pezones alerta
Con la boca llena de marihuana y las manos de arena
Con las garras de los pies sujetándome a la última luz de la noche
Quince veces no han sido sufiecientes para borrar las quinientas anteriores
Mis ojos se rasgaron con rabia y odio, y el amor, vaporoso como la sirena de las tinieblas, decidió ahogarse la madrugada pasada.
Entre sueños vinieron a visitarme las pleyades rebosantes de maravillas celestiales y untaron mi cuerpo de una fortaleza sólo comparable con la entereza de querer morir para vivir.
Y en ese momento, empezaste a ser otra cosa.


sábado, 29 de junio de 2013

El incomparable sol

Las excursiones se suspenden y el sol brilla.
Estás allí donde quieres ser libre arrancando alas
Donde solo tu egolatría puede competir con el sol
Pero con el sol ningún mortal es comparable.
Tienes el cabello como su luz y el perfil de su fuerza
El calor achicharrante de sus nocivas horas
el atardecer en tus ojos, la lengua roja de su intensidad
pero no eres el sol y jamás lo serás.
Así que chico, sigue caminando con esa espalda y ese pecho hacia afuera,
intentando ser el sol y sólo consiguiendo sombra y más sombra.
No has sabido disfrutar de la luz de la luna, del color de la belleza y la fragilidad,
de lo vulnerable de una noche en incertidumbre.
Las controversias de tu prepotencia y tus ansías de querer ser más y más, de controlar el deseo y su forma, deformaron tu luz, y derretido ante el sol y desposeído por la luna, sucumbes en tu oscura negatividad.



viernes, 28 de junio de 2013

El laberinto

En el laberinto, el tiempo y el espacio desaparecen.
Tramos rápidos, lentos, lentísimos, sin salida, sin luz, sin pies que permitan el camino. Sin troncos en los salvarte de los leones.
Terreno austero, vía de cada unx, fases diferentes que dividen lo que en un tiempo fue uña y carne.
Atajos entre mala hierba y barro
Tierras pantanosas donde ya no fluyen las ganas de sentir, desiertos de fe y esperanza, monzones de lágrimas, valles de penares a las afueras de las ciudades.
Y de repente, personas equipadas con lámparas y abanicos.
Con cantimploras para calmar la sed.
Brújulas que no necesitan encontrar el norte.
Sastres de ilusiones y saltimbanquis coloridos con sus gorras y guitarras.
Perras indomesticadas rastreando tu nueva ventana,
madres de frutos a pares, de besos sin fin, de amar sin contrabando, de sangre lista para la transfusión.
Y es justo en el pasadizo de los parásitos , encuentro la salida

fauna de garito

Por la noche los gatos son pardos y por el día llevan gafas de sol
Se resguardan en antros de droga y alcohol, apiñadxs a una conversación intrascendente y dando lo poco que tienen de si.
Hay gatitas que hartas de la elegancia impuesta, desarman su estilo y bailan sin importarle el último celo
También buitres de ojos saltones esperan la caída de la luz para sacar sus afiladas garras y zampar decadencia a raudales.
El camarero se reclina en la esquina, con su trapo al hombro y su sonrisa de medio lado, ya resabido de noches animales, contribuye con su quehacer a que el desfase se postergue hasta el amanecer.
Ahora es medio día, y esta gatita, vuelve a estar de resaca, pero sana y salva.
Santa... ayer, en el altar de la barra.

jueves, 27 de junio de 2013

Sol sal ya un día completo y calienta, por favor

A veces pienso que no voy a poder
que hay demasiados cuerpos a mi alrededor
que hay mucho torturador suelto, mucho sordo, mucha charlatanería.
A veces pienso que no tendría que estar aquí, que pertenezco a una estrella que se esconde para no ser descubierta, que los niños son los únicos que necesito en este mundo.
A veces me da la impresión de ser el imán de los locos, el orden inestable de lo caótico, el presente en intento de armonía,
Otras, la descordinación y desconcentración potencialmente dispersa. Partícula gaseosa en constante bronca. Estímulos de agujas. La cabeza como un colador de ideas, sentimientos.
El viento de ida y vuelta, o sólo de ida, o sólo de vuelta.
A veces sale el sol, y entonces, no pienso lo que soy, sólo soy.
A veces sale la luna, y me vence el sarcasmo y la nostalgía
A veces busco aquella estrella, y me estrello, silenciando el cielo de mi espíritu y acostándome con satélites hartos de girar en la rueda de la forutuna, y pierdo nuevamente el sentido y escribo, escribo...

Por no saber ver la belleza

Demasiado tardeSiempre no existe pero siempre es demasiado tarde. La espalda invadiendo el pecho y la voz perdida.
Ya ni mis entrañas saben lo que es gritar.
Se me han agotado las ganas de seguirte.
El camino está cubierto de resina
Toda tu arrogancia untada en el tronco de mi cuerpo
Toda tu mala leche agriando mi zumo de frutas suaves
Toda tu soberbía, tu egocentrismo, negativizando la fotografía de tu alrededor.
Y yo chico, soy hippie, y paz y amor, y si no sabes, fus-fus.

martes, 25 de junio de 2013

Perdón

Y ahora el punto final.
Pido perdón por abrirme en canal, por abrir en canal, por sentir intensamente, por mi locura intransitoria, por escupir alfileres y orquideas, por ofrecer nuestras almas a la hoguera de la pasión, por gritar y ensordecer, por absorber el ruido y transformarlo en poesía.
Pido perdón y piedad por los que tenemos la cara cruzada a manos del destino, la frente fruncida de vias cortadas, las manos llenas de grasa, las uñas largas, el aliento de la tumba.
Por los que vagamos en los márgenes de las historias y siempre perdemos.
Pido perdón y compasión sin creer en víctimas ni culpables, pero segura de que quién sabe darlo, es quién me interesa.